La crítica francesa machaca la serie 'Emily en París' por usar todos los clichés

"Tras aceptar el trabajo de sus sueños en París, Emily Cooper, ejecutiva de marketing en Chicago, estrena una vida de aventuras mientras compagina trabajo, amistad y amor"

Si tiramos de sinopsis, la nueva serie de Netflix, Emily en París, huele a peli de tarde de domingo en Antena 3 que tira de espaldas. Eso sí, cambiando París por Leipzig o cualquier otra ciudad alemana. 

No obstante, en este caso, Netflix ha elegido la capital francesa para que Lily Collins se mueva durante una temporada completa. Y, por lo visto, ha sido un error manifiesto

ADEMÁS: La transformación de Cameron Diaz

Y lo ha sido porque no ha habido un sólo medio especializado francés que no cargue contra la ficción, por usar todos los clichés habidos y por haber en Francia. 

"En pocas ocasiones hemos visto tantos clichés sobre la capital francesa, salvo los episodios en París de Gossip Girl, o el final de El Diablo se viste de Prada", afirman desde RTL

Más contundentes son en Sens Critique: "Los guionistas llegaron a dudar unos minutos sin poner una baguette bajo el brazo de cada francés o, incluso, una boina para distinguirlos. Lo que sí han hecho es que todos fumen y les guste jugarse la vida más de lo normal". 

Por su parte, desde Premiere señalan que en la serie "todos los franceses son malos, vagos, nunca llegan a la oficina a su hora, les encanta flirtear y no entienden lo que es el concepto de lealtad. Además, son sexistas y retrógrados y su relación con la higiene es cuestionable. Sí, no han perdonado un solo cliché, ni siquiera los más leves"

ADEMÁS: Las 50 mejores canciones latinas de la historia

Lo curioso es que la crítica, en este caso, coincide con los espectadores. No hay más que echar un ojo a AlloCiné para comprobar que algunos franceses ya definen la serie como "deplorable", tras ver en la misma un París de "moda, amor y croissants", algo demasiado reduccionista para una de las ciudades más relevantes de Europa. 

"Podría haber sido genial si no hiciera una caricatura de los franceses. Nos describe como sucios, arrogantes, vagos, amargados, miserables... Eso sí, tenemos la suerte de que esta joven norteamericana llega para explicarnos cómo funciona la vida. Me pregunto por qué hay actores franceses en esta serie. Es deplorable". 

Curiosamente, ahora casi que hay más ganas de verla que antes, ¿verdad? 

Fotos y vídeo: Netflix

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Tic, tac, tic, tac... Para todos los seguidores de Juego de Tronos, los días, las horas, los segundos pasan muy despacio. La cuenta atrás para el estreno de la quinta temporada, previsto para el 12 de abril, se está haciendo eterna. Más aún si contamos que, desde verano, se han filtrado fotos, argumentos, vídeos y todo tipo de informaciones de la serie. Complicado aguantar tanto tiempo. 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

No podía ser. La calma chicha que se respiraba en Alexandría, tenía que explotar por algún sitio y lo hizo por el más previsible: Rick Grimes. El sheriff de la comunidad no termina de hacerse a la vida tranquila. Mucho menos a la hipocresía de su gente. No saben lo que pasa fuera, pero tampoco lo que pasa dentro. Y lo que pasa, lo obvian. Eso no va con él. ¿Dejar que peguen a una mujer y a un niño por mantener al cirujano en Alexandría? De eso nada. 

Ver resumen Ocultar resumen

En el último capítulo de House of Cards ya se vio que a Underwood comienzan a salirle rivales hasta en su propia casa. Heather Dunbar (Elizabeth Marvel) ha decidido presentarse como candidata a las Primarias del Partido Demócrata y Frank es un remordimiento andante por no haber sido implacable con ella; por haberse humanizado y haber perdido la oportunidad de desbancarla de la carrera electoral.

Páginas