La propuesta de Bob Pop en la polémica con Snickers

Que Snickers y Aless Gibaja han patinado con su última campaña, es un hecho.

Un anuncio que huele a alcanfor y que, por si quedaban dudas, ha sido aplaudido y compartido por la derecha tuitera que ha cogido el "tómate un Snicikers" como una forma de mandar callar a quienes lucen bandera LGTBIQ+ en sus perfiles.

Obviamente, los mensajes contrarios a la campaña han sido decenas de miles.

Sneakers ha sido tendencia todo el día y muchos usuarios ya han anunicado que dejarán de comprar los productos de la marca matriz.

ADEMÁS: La foto del pasado de Christian Gálvez que se ha hecho viral

Ahora, por encima de todas las propuesta para contraprogramar la campaña de Snickers, ha habido una que ha brillado por encima del resto.

La idea ha sido de Bob Pop y, en realidad, no es muy original que digamos, pues su alternativa pasa por comprar chocolatinas de la competencia.

Ahora, más allá de la idea, lo que ha causado sensación ha sido la comparación erótico/festiva y chocolateada que se ha marcado.

Su "ojalá una contracampaña donde nos grabemos todes comiento Huesitos como si fueran pollas" podría convertirse en un himno del colectivo para el año 2021.

Es más, igual que la derecha ha adoptado el "tómate un Snickers" para insultar, se podría coger el "¿nos comemos unos Huesitos?" para otra. Eso sí, se corre el riesgo de dar con alguien a quien le guste más el chocolate que el sexo oral y lo tome al pie de la letra. Aunque, las cosas como son, no sería mala opción en cualquier caso.

 

Sea como sea, si Huesitos no envía un cargamento de chocolatinas a casa de Bob Pop, estará dejando de premiar a quien les ha hecho su mejor campaña de marketig en años.

ADEMÁS: Estos famosos fueron pareja y ni te acordabas

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Mucho ha cambiado TVE desde 1978 hasta ahora. Una época en la que el Renault 5 y el Citroen CX eran los coches de moda y en la tele eran tendencia el bigote y la barba. 

Un 6 de diciembre de aquel año se votaba la Constitución y toda España estaba pendiente de qué saldría (si SÍ o si NO).

Los currelas todavía eran mayoritariamente hombres en las fábricas (y en casi todos los lados) y desayunaban un bocata de anchoas con queso regado con Soberano y los domingos se ponían Varón Dandy para oler bien.

Ver resumen Ocultar resumen

Con la verdad por delante se llega a todos los sitios. 

Eso es lo que debió pensar Wyoming cuando un espectador optó por corregirle un pequeño error que cometió, a propósito de la mención de un conocido videojuego: Street Fighter II

Ver resumen Ocultar resumen

Mariano Rajoy ya sonaba a antiguo cuando era presidente del Gobierno. Ahora suena antediluviano. 

A pesar de todo, el ya retirado político ha tenido un baño de masas populares en la presentación de su segundo libroPolítica para adultos. 

Sin entrar en el contenido del libro, los invitados y las cobras que se han hecho, si algo ha recordado el sarao de Rajoy es lo tremendamente memeable (si se nos permite la palabra) que es el ex presidente de Gobierno. 

Páginas