La imitación de Javier Cárdenas que no gustará a Javier Cárdenas (o quizá sí)

Arrancó Andreu Buenafuente su monólogo y esta vez no iba a estar solo.  El presentador de Late Motiv después de hablar del famoso gif de Melania Trump en el que cambia la sonrisa por un gesto serio en menos de un segundo al ver a Donald Trump, comentó una noticia que desvela desde cuándo el Papa no ve la tele. 

El sumo pontifice dejó de ser un espectador de la televisivón, porque según él, Dios se lo dijo y dejó de serlo en el año 1990. Así que lleva 27 años sin encender lo que algunos han dado en llamar caja tonta. 

Lo último que vio el Papa Francisco fue la tele noventera. No sabe nada ni de Gran Hermano, de ni de reecuentro de Ot, ni similares. No, tampoco sabrá nada de Juego de Tronos. Sí que recordará a Jordi Hurtado, como bromeó Buenafuente. 

ADEMÁS:  El chiste de Ignatius Farray que no gustará ni a Cárdenas, ni a Esperanza Aguirre

Raúl Pérez lo vuelve a hacer

Aunque si quiere recordar la tele que le gustaba y ver algo como si no hubiera pasado el tiempo Buenafuente le recomendó que se ponga el programa de Javier Cárdenas en Televisión Española. Un zasca, en tono de broma, pero un zasca. 

cardenas-en-modo-sorpresa-

Pero lo mejor no acabó ahí, sino que iba a aparecer Cárdenas para demostrar sus dotes a la hora de conducir un espacio televisivo. El Javier Cárdenas made in Late Motiv, que borda Raúl Pérez -no se le resiste ninguna imitación- llegó al programa de #0 y lo hizo como suele, para plantear debates relevantes de verdad. 

Con su clásica chaqueta azul, su pantalón vaquero ajustado y su camisa blanca con los últimos botones desabrochados para mostrar parte de su fornido torso. 

ADEMÁS: Guerra abierta entre Pablo Motos y Javier Cárdenas

100% Cárdenas

Llegó fuerte este Cárdenas. Lo hizo planteando un debate que a él le perturba: por qué se discrimina a los tiburones respecto a los delfines. Antes de poder concentrarse en ello cambió de tema. Eso sí, dejando una frase memorable: "los delfines son los niños mimados del mar, como yo lo soy de la televisión". 

planteaba-dudas-todo-el-tiempo-

Ahora veía el flequillo de una chica igual que el bigote de Aznar en el año 95. Casi sin tiempo para pensar sobre ello, volvía a plantear un nuevo debate: ¡Melocotones! "son muy suaves, porque no se utilizan para hacer papel higiénico Esto no interesa a los medios". 

ADEMÁS: Javier Cárdenas explota por las críticas a su programa 

Y, claro, tocaba hablar de la vida y del oxígeno que utilizamos para vivir; pero volvia a interrumpir para plantear una cuestión si o no. Eso sí, sin decir nada. Cambiaba de tema constantemente. Muy Cárdenas todo. No faltaban vídeos de última hora, un tanto desfasados: crítica habitual a Hora Punta

cardenas-convence-de-sus-teorias-a-buenafuente-

Una aparición que se podía resumir con su gran frase, que repitió en más de una ocasión: "¿Casualidad?, no lo creo" Las dudas y conspiraciones siempre le acompañan. 

Fotos: Late Motiv

 

Ver resumen Ocultar resumen

"Menudos gilipollas". 

Borja Sémper ha vuelto a dejar una reflexión para el aplauso en Twitter. Una reflexión que, de paso, muestra el motivo por el que acabó abandonando el Partido Popular. 

"Sin entrar en detalles y en análisis más sesudos, menudos gilipollas". 

Ver resumen Ocultar resumen

Continúa laSexta con sus cambios de presentadores. Se va Mamen Mendizábal y llegan a Más Vale Tarde el dúo Iñaki López / Cristina Pardo. Con lo cual quedaban dos vacantes. La de Cristina Pardo en la tarde de los fines de semana ya está cubierta por Nuria Roca. Y ahora José Yélamo toma el relevo a Iñaki López en laSexta Noche.

El reportero que ascendió a la presentación tendrá que lidiar con las bestias vociferantes del debate de laSexta y que Dios reparta suerte.

Ver resumen Ocultar resumen

No hay más que echar un ojo a los comentarios, aunque estén en inglés, para ver que la estupefacción que provoca este vídeo es compartida y generalizada

Un vídeo en el que se ve a un hombre saquear, literalmente, una estantería de un establecimiento Walgreen en San Francisco, llenando una bolsa de basura grande hasta arriba y marchándonse, tranquilamente, con su bici. Claro está, sin pagar nada. 

Páginas