La noche en que Javier Negre se volvió loco (de alegría)

A Javier Negre se le ve venir desde lejos. Anoche comentaba los resultados electorales en TRECE y pasó del desánimo a la euforia en cuestión de horas y se volvió loco y comenzó a tuitear y a meterse con los rojos quizá para desquitarse del disgusto que se llevó cuando ganó Pedró Sánchez y él preveía que VOX arrasase.

A eso se le llama ganar con elegancia.

Hubo para todos en el perfil de Twitter de Javier Negre.

Para empezar, un tuit muy sencillo que expresa gráficamente la felicidad de este tertuliano de fina estampa.

A Íñigo Errejón le dedicaba Javier Negre este cariñoso mensaje.

Y a Ismael Serrano le decía lo siguiente.

A lo cual replicaba el cantautor. 

Insistía Javier Negre.

Y replicaba Ismael Serrano. 

Pero Javier Negre estaba en plena borrachera de alegría y le daba igual todo.

Pues nada. Así son las cosas de la vida y la política. Cuando gana la derecha, Javier Negre se crece como un niño con zapatos nuevos.

ADEMÁS: El asesinato de Sharon Tate o el fin del verano del amor 

Ver resumen Ocultar resumen

Fue uno de los momentazos de la gala de los Premios Ondas

Roberto Leal, ganador del Premio a Mejor Presentador, subía al escenario y daba uno de los mejores discursos de una noche llena de buenos discursos. 

En un momento dado, el presentador interpela a su madre, quien no dudaba en subir al escenario. 

Ver resumen Ocultar resumen

Victoria Martín y Carolina Iglesias son, a día de hoy, parte del mascarón de proa de la comedia femenina en España

Las dos cómicas han convertido Estirando el chicle en el podcast más escuchado del país, además de una referencia de libertad y feminismo para hablar de temas que hasta no hace demasiado eran tabú. Sin ir más lejos, la salud mental y los beneficios de ir a un psicólogo

Ver resumen Ocultar resumen

Jorge Ponce ya avisaba la semana pasada en La Resistencia que toda esta semana estaría solo en casa con sus dos hijas. 

No sólo avisaba de la situación de monoparentalidad temporal que se avecinaba, sino de lo complicado que iba a ser ante lo mal que duerme su hija más pequeña. 

Y los augurios se han confirmado. 

Páginas