La nostalgia de los 90 es la nueva nostalgia de los 80

La nostalgia es un derecho que se gana con la edad y como quienes fueron adolescentes o muy jóvenes en los 90 ya han rebasado los 30 años resulta que los 90 se han puesto de moda en cine, televisión y otros ámbitos culturales.

Sí.

Se veía en Paquita Salas y resulta evidente en Veneno (crónica indirecta de aquella década) y es un elemento imprescindible en Las niñas, película que ha fascinado este 2020 y que nos traslada al mundo adolescente de aquellos maravillosos 90 que no eran tan maravillosos quizás para ser mujer y vivir la pubertad. Su directora es Pilar Palomero, a quien (seguro) habrá que seguir la pista.

En la foto promocional se ven muy claramente carteles de Niños del Brasil.

¿Alguien se acuerda de este grupo gótico en la onda (inicial) de Héroes del silencio?

De los 90, en un modo más reivindicativo, habla también El año del descubrimiento, documental de osada construcción formal firmado por Luis López Carrasco y en el que se dibuja aquel 1992 de olimpiadas y exposiciones universales y también, en Cartagena, de batalla contra la desindustrialización que propiciaron las reformas económicas del PSOE.

Y, claro, también hay que mencionar el retorno de Física y Química, serie adolescente de los 90 que ha reunido a sus protagonistas en un reencuentro para fans y quienes quieran ver cómo es hacerse adulto pero con la mente todavía en el instituto.

Los 90 regresan igual que llevan regresando los 80 desde hace decenios. Pero la E.G.B. comienza a ser un recuerdo difuso. Y, sin embargo, queda un poco más cerca la ruta del Bakalao, Chiquito de la Calzada o Expediente X.

¿Por qué nos acordamos tan poco de Expediente X?

Porque empezó bien pero luego se lió hasta el bostezo.

También está Friends, por supuesto, homogéneamente racial, clasista, homófoba, tan fantasiosa como una comedia de Rock Hudson y Doris Day en los 60. Pero, como dichas comedias rosas, una fábula feliz que nos reconforta (si eludimos los mencinados rasgos heteropatriarcales y demás).

En realidad, todo pasado contiene un pedazo de nuestra juventud y por eso lo añoramos. Sucederá, incluso, con este 2020. Mientras tanto, escuchemos a Niños del Brasil. "¡Viernes! ¡Hoy es viernes!". Aunque sea lunes o martes, qué más da.

DANIEL SERRANO

ADEMÁS: ¿Por qué añoramos los 80?

 

Ver resumen Ocultar resumen

Poco queda de la chiquilla con acento cubano que interpretaba a Carolina en El Internado. Seis temporadas después y tras una de las muertes más incomprendidas del mundo de las series, Ana de Armas se ha convertido en una actriz de renombre internacional que trabaja con actores de la talla de Harrison Ford o Ben Affleck (con quien, por cierto, mantuvo una relación durante un año).

Ver resumen Ocultar resumen

Desde que la conocimos en El Internado, allá por el año 2007, Blanca Suárez no ha parado de cosechar éxitos. Y de trabajar, mucho y en todos los sitios, tanto en cine como en televisión. Y en publicidad, por supuesto, porque Blanca Suárez es una de las actrices más cotizadas por las marcas de belleza o moda.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido de lo más comentado el corte de coleta de Pablo Iglesias a izquierda y derecha, dándole dimensión simbólica o ejerciendo el mero cachondeo celtibérico, esa costumbre de reirnos de todo que a veces nos sana y, en otras ocasiones, nos devuelve a las estampas de la España negra que pintara y escribiera Gutiérrez Solana, la España de carcajadas con caries y aliento agrio.

Sea como sea: ya está con nuevo look el que fuera líder de Unidas Podemos.

Ha hablado todo el mundo de ello.

Páginas