La nostalgia de los 90 es la nueva nostalgia de los 80

La nostalgia es un derecho que se gana con la edad y como quienes fueron adolescentes o muy jóvenes en los 90 ya han rebasado los 30 años resulta que los 90 se han puesto de moda en cine, televisión y otros ámbitos culturales.

Sí.

Se veía en Paquita Salas y resulta evidente en Veneno (crónica indirecta de aquella década) y es un elemento imprescindible en Las niñas, película que ha fascinado este 2020 y que nos traslada al mundo adolescente de aquellos maravillosos 90 que no eran tan maravillosos quizás para ser mujer y vivir la pubertad. Su directora es Pilar Palomero, a quien (seguro) habrá que seguir la pista.

En la foto promocional se ven muy claramente carteles de Niños del Brasil.

¿Alguien se acuerda de este grupo gótico en la onda (inicial) de Héroes del silencio?

De los 90, en un modo más reivindicativo, habla también El año del descubrimiento, documental de osada construcción formal firmado por Luis López Carrasco y en el que se dibuja aquel 1992 de olimpiadas y exposiciones universales y también, en Cartagena, de batalla contra la desindustrialización que propiciaron las reformas económicas del PSOE.

Y, claro, también hay que mencionar el retorno de Física y Química, serie adolescente de los 90 que ha reunido a sus protagonistas en un reencuentro para fans y quienes quieran ver cómo es hacerse adulto pero con la mente todavía en el instituto.

Los 90 regresan igual que llevan regresando los 80 desde hace decenios. Pero la E.G.B. comienza a ser un recuerdo difuso. Y, sin embargo, queda un poco más cerca la ruta del Bakalao, Chiquito de la Calzada o Expediente X.

¿Por qué nos acordamos tan poco de Expediente X?

Porque empezó bien pero luego se lió hasta el bostezo.

También está Friends, por supuesto, homogéneamente racial, clasista, homófoba, tan fantasiosa como una comedia de Rock Hudson y Doris Day en los 60. Pero, como dichas comedias rosas, una fábula feliz que nos reconforta (si eludimos los mencinados rasgos heteropatriarcales y demás).

En realidad, todo pasado contiene un pedazo de nuestra juventud y por eso lo añoramos. Sucederá, incluso, con este 2020. Mientras tanto, escuchemos a Niños del Brasil. "¡Viernes! ¡Hoy es viernes!". Aunque sea lunes o martes, qué más da.

DANIEL SERRANO

ADEMÁS: ¿Por qué añoramos los 80?

 

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido noticia la bisexualidad de un nuevo Superman, enésima revisión por parte de DC del héroe que crearan Jerry Siegel y Joe Shuster en 1933. El universo superheroico lleva persiguiendo su modernización y adaptándose al signo de los tiempos desde los años 60 y en pleno siglo XXI ser un superhombre no conlleva necesariamente comulgar con la heterosexualidad.

Sea como sea, la gente ha reaccionado a la orientación sexual del nuevo Superman.

Y, naturalmente, han voceado desde la caverna quienes creen que "Superman no puede ser gay".

Ver resumen Ocultar resumen

Un sofá blanco y la presencia de Mercedes Milá es todo lo que necesita para triunfar Milá vs. Milá, el nuevo programa de entretenimiento de Movistar+. En este nuevo espacio de entrevistas, la presentadora vuelve a sus orígenes y charlará con diversos invitados con los que ya había hablado en algún momento de su carrera.

Ver resumen Ocultar resumen

Viendo la deriva que ha tomado Twitter en los últimos años, es lógico olvidar que hubo un tiempo en que la mayor parte de su contenido e interacciones eran sanas y divertidas.

De hecho, era la red social del buen rollo y los insultos, bulos y demás eran algo testimonial.

Hoy en día, es todo lo contrario. El contenido divertido es minoritario, lo que lleva a que sea más apreciado, cuando aparece.

Véase este reto de jugar con los nombres de pintores universales y adaptar su imagen.

Páginas