Verano 1993, viaje al territorio de la infancia

Deslumbrante.

Verano 1993 es una cinta espléndida.

Dirigida por Carla Simón y con un maravilloso reparto en el que destacan las niñas protagonistas. Desde Ana Torrent en El espíritu de la colmena o Cría cuervos no se había visto nada igual. La infancia fotografiada al detalle desde la altura de una niña. Eso es, entre otras muchas cosas, Verano 1993.

la-niñas-de-verano-1993

Estamos ante una película hablada en catalán (bienvenida sea la diversidad lingüística en las salas de cine) y ante una historia tan potente como difícil. El relato del complejo duelo que ha de acometer una niña cuando se va a vivir al campo con su tía y su tío después de que su madre haya muerto a causa del SIDA.

Carla Simón dibuja el mapa de la pérdida a través de los ojos de la pequeña Frida y cada imagen y cada diálogo rezuman una autenticidad emocionante.

Hay mucho (según descubrimos al final del todo, con una simple dedicatoria rotulada al final de la cinta) de autobiográfico en esta preciosa película.

Una miniatura magistral

Verano 1993 es una de esas películas que opta por una (aparente) sencillez y llega muy hondo.

Hay secuencias sencillamente magistrales, como aquella en que Frida se disfraza "de mayor" e interpreta a su propia madre o esa otra en la que la niña escucha sentada en un banco de la plaza, con la verbena alrededor, al tremendo eco de la soledad que ha venido tras la muerte de mamá.

El duelo y la pérdida son lugares ajenos a la infancia. Se viven de otro modo. La vida se abre paso en el cuerpo de Frida. ¿Cómo comprender los finales definitivos?

bailando-en-la-plaza

Bueno, de eso y mil cosas más nos habla Verano 1993, que tampoco tiene un tono trágico (que nadie se equivoque) sino algo de melancólica evocación.

Una película muy bonita.

Suena un poco tonto.

Pero así es.

Y Carla Simón dirige a los actores logrando conducirles a una naturalidad fascinante y coloca la cámara siempre donde debe.

Una gran directora de cine, todo un descubrimiento e, insistimos, la película del verano.

¿Qué están esperando para ir a verla?

ADEMÁS: Las 40 mejores películas de amor

DANIEL SERRANO

Ver resumen Ocultar resumen

Una decisión acorde con el signo de los tiempos. La Concha de Plata del Festival de San Sebastián deja de distinguir entre "Mejor Actriz" y "Mejor Actor" a la hora de conceder su distinción. En Donostia se premiará la Mejor Interpretación. Desde la direccción del certamen admiten que su decisión ha sido tomada siguiendo el ejemplo de la Berlinale, donde ya se eliminó el género de los galardones.

Una competencia abierta y sin distinciones.

¿Está bien así?

Ver resumen Ocultar resumen

Nos encanta la nostalgia

Nos encanta darle la razón a Karina en eso de tiempos pasados que eran mejores. 

Nos encanta comparar. 

ADEMÁS: El duro proceso de transformación física de Chris Pratt

Y en ésas estamos. 

Ver resumen Ocultar resumen

Ya han pasado 13 años desde la última y disparatada aventura del arqueólogo, que pasó de matar nazis a luchar contra alienígenas. Si todos pensamos que ya no le quedaba nada por hacer, estábamos equivocados, porque Indiana Jones regresa, esta vez sin el apoyo de su leal escudero, Steven Spielberg.

Páginas