Así responde Broncano a Carmena (tras llevarse un zasca de campeonato)

Primero era el zasca de Manuela Carmena a David Broncano (La Resistencia, Movistar +), que llegaba después de que en Late Motiv, el programa presentado por Andreu Buenafuente en #0, imitaran a la alcaldesa de Madrid y, después, la respuesta de Broncano.

"¡Bienvenida, Manuela Carmena!", decían desde la cuenta de Twitter de Late Motiv mientras compartían parte del sketch en el que el humorista Raúl Pérez se convertía en la candidata de Más Madrid (si no lo has visto, por cierto, pincha aquí). "¡Pero yo nunca voy en patinete por la zona peatonal!", respondía la propia Manuela Carmena, tomándose con humor la imitación. 

"Nunca voy en patinete por la zona peatonal, que no quiero que me multen como a David Broncano", remataba la alcaldesa.

Un zasca de campeonato, la verdad, con el que Carmena recordaba aquel incidente del presentador de La Resistencia con la policía (a Broncano le multaban con 800 euros por circular en bici por donde no debía, he aquí la foto que lo demuestra) y que convertía a la alcaldesa de Madrid en una de las reinas de Twitter. 

Y Broncano respondió a Carmena

Después del zasca, Broncano recogía el guante. ¿Que cómo lo hacía? Así, sacando a pasear su lado más gamberro. "Venga, Manuela Carmena, en serio, ¿cuándo montamos el dúo cómico?", respondía el de La Resistencia.

"La yaya y el millennial. Yo hago los chistes y tú vas comentando la Constitución: ¡nos forramos Manuela, nos forramos!"

Una respuesta que, por cierto, supera ya los 13.500 me gusta y los 2.000 retuits.

¿Quién será el siguiente en responder?

¿Será Manuela Carmena, directamente, en La Resistencia?

Habrá que estar atentos.

Fotos: Twitter, Movistar y Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Madrid es libre. 

Por fin. 

Cualquiera diría que el PP no lleva gobernando 26 años en la Comunidad de Madrid, viendo la campaña que han hecho. 

Ver resumen Ocultar resumen

Lo saben bien quienes acuden al plató de Sálvame con asiduidad: la televisión es una trituradora de carne en la cual eres un personaje querido durante una o dos temporadas pero después, para amenizar la sobremesa, se te convierte en villano y te insultan por la calle. En el caso de Pablo Iglesias este mecanismo televisivo se llevó al extremo y el chaval con coleta tan simpático a cuyo domicilio vallecano acudió Ana Rosa Quintana se transformó últimamente en un ser demoniaco al cual Vicente Vallés exorcizaba casi todos los días.

Ver resumen Ocultar resumen

La vida sigue y, una vez superado el batacazo del progresismo en las elecciones madrileñas, Ismael Serrano ha salido en Zapeando y ha demostrado que el humor no tiene por qué decaer ni tan siquiera en momentos políticamente tan catastróficos para alguien de izquierdas como él. Oye, así es la existencia, una montaña rusa en la que hoy Salvador Illa ganas las elecciones en Cataluña (y no sirve para nada) y mañana las gana Ayuso en Madrid (y vaya si sirve). 

Páginas