La serie sobre los Sex Pistols que ha enfadado a Johnny Rotten

Johnny Rotten es ahora John Lydon pero para este asunto que nos ocupa resulta más pertinente su nombre de guerra en Sex Pistols, donde compartió días de ira y rosas con el carismático Sid Vicious.

A Rotten, antiguo vocalista de la banda, no parece haberle sentado muy bien que hayan decidido llevar a la pequeña pantalla sus años locos en la industria de la música y ha hecho todo lo que estaba en su mano para pararlo.

¿Y cómo? Poniendo trabas a la utilización de sus canciones en Pistols, la miniserie dirigida por Danny Boyle que debería estrenarse en 2022. Y hombre, una ficción sobre una banda de rock sin ninguno de sus temas... pues como que no.

La miniserie de seis capítulos está basada en las memorias que el guitarrista Steve Jones reunió en el libro Lonely Boy: Tales From A Sex Pistol y ahí radicaba el problema, ya que Rotten considera que este libro "le describe de manera hostil y poco halagadora".

Pero el resto de miembros de la banda no se iban a quedar sin su porción de pastel, y el guitarrista Steve Jones y el batería Paul Cook le demandaron, alegando que estaba violando un acuerdo de 1998 por el que se pactó que las decisiones sobre licencias de canciones se tomarían "por mayoría", por lo que estarían autorizados para usarlas. Y finalmente ganaron la demanda, por lo que la ficción sigue adelante.

Y es que en el mundo audiovisual no sólo triunfa la nostalgia, sino que también se llevan los biopics sobre las vidas de las grandes estrellas de la música. El sexo, drogas y rock and roll siempre ha tenido su público. Bohemian Rhapsody, sobre la vida de Freddy Mercury, fue un auténtico éxito y Rocketman, que habla de la vida de Elton John... no, ese no, pero la intención estaba ahí.

Danny Boyle, el director de Trainspotting, es el encargado de llevar a la pantalla la corta pero intensa trayectoria de la banda británica, una de las más míticas del rock. En cuanto a los miembros de la banda, el actor Toby Wallace será el guitarrista Steve Jones, Anson Boon será Johnny Rotten, Jacob Slater será el batería Paul Cook y Louis Partridge ejecutará la interpretación del complicado Sid Vicious.

El actor Thomas Brodie-Sangster, conocido por su participación en Gambito de Dama, será el encargado de interpretar a McLaren y Talulah Riley será Vivienne Westwood, una de las diseñadoras de moda clave en la estética del punk. Otras estrellas del rock aparecerán en la serie y una de ellas será Chrissie Hynde, vocal de The Pretenders, representada por Sydney Chandler.

Por su parte, Maisie Williams, que se convirtió en una estrella mundial como Arya Stark en Juego de Tronos, interpretará a Pamela Rooke, también conocida como Jordan.

Parece que ya nada puede pararles y el año que viene podremos revivir los caóticos pero fructíferos años de los Sex Pistols. Lo sentimos, Rotten.

ADEMÁS: La primera imagen del nuevo Dexter con su hijo

Ver resumen Ocultar resumen

La pregunta ha sido lanzada por Quique Peinado en un tuit con su correspondiente errata (¡ningún tuit perfecto!). Pero se entiende lo que quería transmitir. Y claro que lo ha entendido el personal. El propio Quique Peinado mencionaba Dawson crece como ejemplo de serie con protagonista involuntariamente idiota. O sea, en el guión tenía que ser el bueno, el admirado, el papel positivo, el personaje principal al que venerar.

Y no.

Caía mal.

A Quique Peinado al menos. Y hay más ejemplos

Ver resumen Ocultar resumen

Estamos ya a mediados de septiembre y, como una lluvia fina, la gente habla de El reino, serie argentina de Netflix cuya altura artística, elenco y capacidad de penetrar en la nueva realidad política latinoamericana ofrece un sabrosísimo menú para degustadores de ficciones potentes. Y luego que, sin más, se trata de un thriller trepidante capaz de seducir a todo tipo de públicos. 

Ver resumen Ocultar resumen

Las redes sociales, en general; y algunas personas, en particular, tienen un problema de comprensión

Por un lado, en las redes sociales puedes poner la mayor burrada del mundo, intentando hacer una broma, que siempre habrá alguien que se lo tomará en serio. 

Por otro lado, esta gente a la que esquivan las bromas, además de una nula capacidad de comprensión para la chanza, son de piel fina o aprovechan la broma para dárselas de listos

Páginas