¿Le reconoces? Deberías. Este chico Disney lleva años robando corazones

Zac Efron. 

El mozo de las rastas es Zac Efron. 

¿Por qué lo ha hecho? Según ha confirmado él mismo en Instagram, "just for fun", es decir, sólo por diversión. Claro, cuando tienes la cara y los ojos de Zac Efron, puedes ponerte cualquier look, pues sabes que te va a sentar bien. 

Y es que, las cosas como son, desde Jason Momoa en 'North Shore', no veíamos unas rastas tan sexys. 

 

Just for fun 

Una publicación compartida de Zac Efron (@zacefron) el

ADEMÁS: Zac Efron, a lo Michael Jackson

En el caso de Zac Efron, lo cierto es que llevaba tiempo avisando. Desde que se hipermusculó, el actor se atreve con todo. Así, le hemos visto con mechas, con trencitas y con una barba imposible de representante de boxeadores. El paso a las rastas parecía natural. Ahora, no que le quedaran así de bien. 

Llama la atención, no obstante, la evolución estilítica y general que ha sufrido Zac Efron. Se dio a conocer en Disney Chanel, de la mano de 'High School Musical', donde tenía 18 años, pelito a lo Justin Bieber y era más bien tirillas. 

 

#fbf beast mode.

Una publicación compartida de Zac Efron (@zacefron) el

ADEMÁS: Jose Mari, de golear con Atleti y Milán, a hipermuscularse

Hoy en día, a sus 30 años, luce pelo corto, está más fuerte que el vinagre y su rol de niño bien hace tiempo que lo dejó atrás. 

¿Y qué dicen sus fans? Pues que les haga una visita con ese look, ¿qué van a decir? 1,5 millones de me gustas lleva la foto. Un escándalo 

Fotos: Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando hablamos de Mario Casas (A Coruña, 1986) ¿a quién nos referimos exactamente? ¿A un ídolo de adolescentes a punto de que caduque su esplendor juvenil? ¿O a un intérprete de los pies a la cabeza aclamado por crítica y público? Ambas cosas quizás, como bien saben sus seguidores y seguidoras desde los tiempos en que interpretara a un jovencísimo Ulises en la serie  El Barco o a Aitor en Los Hombres de Paco

Ver resumen Ocultar resumen

Quien pasee estos días por el centro de Madrid hallará la efigie del insigne Eddie Murphy en el mismísimo Teatro Real. Lo que más se ve son los colores del reino de Zamunda refulgiendo en la gris fachada de la ópera madrileña pero, al fijarse, la (o el) viandante reconocerá sin duda alguna esa sonrisa tan de Eddie, el hombre que hizo reir al mundo con las flatulencias de El profesor chiflado.

Páginas