Lo malo o la canción feminista de OT que unió a Errejón e Izquierda Unida

"Yo decido el cuándo, el dónde y con quién. Que voy a darme a mí de una y otra y otra vez. Tengo claro que no me voy a fijar en un chico malo. Ahora ya no quiero rosas, soy el león que se comió las mariposas". Esto lo dice Lo malo, tema candidato en OT a representar a España en Eurovisión 2018 que se quedaba a las puertas frente a Tu canción, el tema de Amaia y Alfred finalmente elegido.

Canción con mensaje feminista interpretado por Ana Guerra y Aitana, dos de las concursantes del talent de La 1, que hacía coincidir a Izquierda Unida y a Íñigo Errejón.

Así lo demostraba la formación política de izquierdas, primero, a través de sus redes sociales. "Si no puedo bailar no es mi revolución", decían desde IU haciendo un paralelismo entre la letra de la canción y la huelga feminista del próximo 8 de marzo.

ADEMÁS: Así suena Tu canción, el tema elegido para Eurovisión 2018

Mensaje que también compartía el de Podemos, Íñigo Errejón, que aseguraba que el tema de Ana Guerra y Aitana era "el más rompedor" de los propuestos por Operación Triunfo para representar a España en Eurovisión 2018 y que el mensaje feminista del mismo "sí que nos representa".

A Errejón, OT le mola mogollón

No es la primera vez que Errejón ha manifestado su apoyo a Operación Triunfo 2017. Hace tan solo una semana, el político decía esto de una de las actuaciones de Amaia, Te recuerdo Amanda.

ADEMÁS: Una canción feminista en OT

Canción compuesta e interpretada por el cantautor chileno Víctor Jara en 1969 que suponía un homenaje a la mujer obrera y que denunciaba la injusta situación laboral de la sociedad de los años 70.

ADEMÁS: ¿Qué hay en su bolso?

Fotos: Cordon Press y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Madrid es libre. 

Por fin. 

Cualquiera diría que el PP no lleva gobernando 26 años en la Comunidad de Madrid, viendo la campaña que han hecho. 

Ver resumen Ocultar resumen

Lo saben bien quienes acuden al plató de Sálvame con asiduidad: la televisión es una trituradora de carne en la cual eres un personaje querido durante una o dos temporadas pero después, para amenizar la sobremesa, se te convierte en villano y te insultan por la calle. En el caso de Pablo Iglesias este mecanismo televisivo se llevó al extremo y el chaval con coleta tan simpático a cuyo domicilio vallecano acudió Ana Rosa Quintana se transformó últimamente en un ser demoniaco al cual Vicente Vallés exorcizaba casi todos los días.

Ver resumen Ocultar resumen

La vida sigue y, una vez superado el batacazo del progresismo en las elecciones madrileñas, Ismael Serrano ha salido en Zapeando y ha demostrado que el humor no tiene por qué decaer ni tan siquiera en momentos políticamente tan catastróficos para alguien de izquierdas como él. Oye, así es la existencia, una montaña rusa en la que hoy Salvador Illa ganas las elecciones en Cataluña (y no sirve para nada) y mañana las gana Ayuso en Madrid (y vaya si sirve). 

Páginas