Lo que dice Pedro Sánchez de Sálvame y Jorge Javier Vázquez en su libro

Era a finales de 2014 cuando el entonces secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, llamaba en directo a Sálvame (Telecinco) para hablar con su presentador, Jorge Javier Vázquez. Ahora, cinco años después y a través de su libro Manual de resistencia, es el presidente del Gobierno el que cuenta qué es lo que pasó y cómo se gestó su llamada al popular programa de las tardes de Telecinco. 

"En aquella época se cuestionaba todo", cuenta Pedro Sánchez en su libro. "No estábamos en nuestro mejor momento y el empuje de Podemos y las simpatías que despertaba en todos los sectores de la sociedad nos situaban permanente a la defensiva".

Según Pedro Sánchez en su Manual de resistencia, mientras estaba reunido con algunos miembros de su equipo en Ferraz, uno de ellos entró en escena y exclamó "¡Joder, hasta Jorge Javier!"

"¿Qué le pasa a Jorge Javier? le pregunté. Me contó lo que estaba ocurriendo. Aquel año, el asunto de la prohibición del Toro de la Vega fue un tema muy candente en los medios (...) Los detractores estaban muy organizados y protestaban constantemente; se convirtió en una polémica de primer orden. El caso es que Jorge Javier, una persona muy vinculada a la protección de los animales, desde su programa y con su enorme audiencia, nos daba la espalda. Así me lo explicó mi colaboradora".

el-manual-de-resistencia-de-pedro-sanchez

"Acaba de decir en directo que va a dejar de votar al PSOE", asegura Pedro Sánchez que le dijo. "¿Por qué?", preguntó. "Porque el alcalde de Tordesillas, que es socialista, defiende el Toro de la Vega y le parece una atrocidad".

"Sin pensarlo, dije, "pásame con él". 

Y así fue cómo, según Sánchez, se gestó su conversación en directo con Jorge Javier Vázquez. "En cuestión de minutos estaba hablando con él por teléfono (...) A los políticos siempre nos disgusta perder votantes y más aún perderlos por una discrepancia que en realidad no existe".

pedro-sanchez-llamo-a-salvame

"No sabía que estábamos en directo"

Tal y como apunta Sánchez en su libro, adoptó con Jorge Javier el compromiso de presentar una proposición de ley de protección animal. "Así de espontánea fue la cosa, tanto que incluso al principio de nuestra conversación no sabía que estábamos en directo en la televisión".

"Yo estaba hablando con él pensando que era una conversación privada hasta que, de pronto, me di cuenta de que estábamos en directo", aseguraba el presidente del Gobierno.

pedro-sanchez-en-una-foto-de-archivo

"Me llamó mi mujer, que estaba trabajando. "¿Qué has hecho?", me dijo. "¿Has entrado en Sálvame?" Sí, por teléfono. ¿Por qué? Porque me está llamando gente a mi oficina, sobre todo mujeres, para felicitarme por lo que has dicho. Que si vas a una manifestación contra el Toro de la Vega, ellas van también. Los dos soltamos una carcajada".

ADEMÁS: Cuando un joven Pedro Sánchez salía en Moros y cristianos

Fotos: Gtres y Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

David Pareja, reconvertido en el Reportierno en El Intermedio, puede haber encontrado el eslogan más pegadizo y con mayor potencial de marketing de 2021: "Soy de derechas y hago yoga". 

Ríase usted de Mr. Wonderful. Esto es una frase con gancho y no el Just Do It de Nike. 

Eso sí, cuando el reportero y cómico sea multimillonario, debería compartir la mitad de su fortuna con la ideóloga de esta frase para la historia: Cristina. 

Un mujer de derechas con las ideas muy claras.

Ver resumen Ocultar resumen

Han pasado más de dos años desde que Ibai Llanos se convirtió en el gurú y talismán de los estudiantes, con su legendaria arenga en Youtube. 

Su "cree en ti, carajo" fue el vídeo más visto en España aquel año y fue clave en el notable incremento de popularidad del creador de contenidos. 

Dos años más tarde, Ibai Llanos se codea con los mejores streamers del mundo pero no se olvida de su compromiso con los estudiantes, incluso en el inicio de curso. 

Ver resumen Ocultar resumen

En el año 2000, Juan José Ballesta tenía rendido a sus pies a toda la industria del cine español gracias a su trabajo en El Bola, papel por el que ganaría el Goya. Pero la presión pudo con él y se despidió del cine para trabajar como marmolista, albañil y hasta contable.

Páginas