De cómo los Globos de Oro pueden desaparecer para siempre

2022 será el primer año desde 1944 que no tendremos Globos de Oro. La NBC ha anunciado que no transmitirá la gala hasta que la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA), encargada de los galardones, no reforme su reglamento.

"Seguimos creyendo que la HFPA está comprometida con una reforma significativa. Sin embargo, un cambio de esta magnitud requiere tiempo (...) Suponiendo que la organización ejecute su plan, tenemos la esperanza de estar en condiciones de emitir la gala en 2023", dijo la cadena.

Esta decisión viene motivada por la cantidad de denuncias por prácticas corruptas y falta de diversidad hacia la HFPA, lo que ha motivado que compañías como Netflix, Amazon o Warner Bros (y otras cien más) anunciasen un boicot a los premios. Pero, ¿qué ha pasado para que la reputación del grupo encargado de votar los premios haya ido degradándose hasta convertirse en una de las instituciones más criticadas de la industria audiovisual?

Las razones del declive de los Globos de Oro

Los Globos de Oro se crearon en 1944 como unos galardones de los periodistas cinematográficos de fuera de Estados Unidos a los mejores trabajos de Hollywood. Siendo sinceros, era una mera estrategia promocional, tanto por la difusión de las películas nominadas, como por la reunión de periodistas, que podían entrevistar a las estrellas con más facilidad. Pero funcionaba bien, al menos con transparencia.

Pero en los últimos años, la reputación de la HFPA ha caído en picado, sobre todo tras la investigación de Los Angeles Times, en la que sacaba a relucir todos sus trapos sucios, que eran un secreto a voces. El periódico denunció que la corrupción y el tráfico de influencias por parte de los miembros de la asociación eran el pan nuestro de cada día. En otras palabras, los estudios cinematográficos que les enviasen regalos o les invitasen a viajes, tenías más posibilidades de ser nominados (como ocurrió con Emily en París en la última gala).

Por no hablar de que hace años que no admiten a un sólo nuevo integrante entre sus 86 miembros. Pero claro, cuando tienes tanto que tapar, hay que estar muy seguro de a quién metes.

Y si a esto le sumamos que no hay ni un sólo integrante negro entre sus miembros, todo cae por su propio peso. La agrupación Time’s Up escribió un comunicado lamentando la falta de diversidad en la organización, apoyados por nombres tan conocidos como  J. J. Abrams (Star Wars), Amy Schumer y Kerry Washington. Parece que uno de los cambios que quiere integrar la HFPA es la incorporación de 20 nuevos integrantes con "especial atención a personas de raza negra", pero muchas estrellas de Hollywood están hartas y han dicho eso de "si no lo veo, no lo creo".

Actrices y actores que se posicionan en contra de los Globos de Oro

No era la primera vez que actrices de la talla de Scarlett Johansson denunciaban el sexismo imperante en la organización de los Globos de Oro: "Me negué a participar en sus conferencias y promociones porque debía enfrentarme a preguntas y comentarios sexistas de ciertos miembros que lindaban con el acoso sexual", ha confesado.

"A menos que haya una reforma fundamental necesaria dentro de la organización, creo que es hora de que demos un paso atrás de la HFPA», ha dicho la actriz, siendo secundada por su compañero de batallas en Los Vengadores, Mark Ruffalo, que "no se siente orgulloso de haber recibido el premio".

Otras figuras relevantes del mundo audiovisual, han celebrado que las cosas estén cambiando, como Shonda Rhimes o Reese Witherspoon: "Me alegra ver la dedicación de Netflix por crear una industria del entretenimiento más equitativa e inclusiva", escribía en su Twitter.

Pero, sin duda, el que más en serio se ha tomado estas protestas ha sido Tom Cruise, que ha anunciado que devolverá los tres Globos de Oro que ganó en años anteriores por sus tratajos en Nacido el cuatro de julio (1989), Jerry Maguire (1996) y Magnolia (1999).
Un buen momento para abrir las ventanas y airear una organización corrupta y con olor a naftalina. De ellos dependerá su continuidad.

ADEMÁS: Así fue la última gala de los Globos de Oro

Ver resumen Ocultar resumen

El pasado 15 de septiembre, Netflix se adelantó a Halloween estrenando el largometraje Cuentos al caer la noche, basada en el libro de fantasía infantil Historias de noche escrito por J.A. White.

Ver resumen Ocultar resumen

Ridley Scott entra de lleno en la era del Me Too con su nueva película, El último duelo, en la que se narra una violación desde tres puntos de vista distintos: el del violador "enamorado", el del marido "ultrajado" y el de la víctima.

Ver resumen Ocultar resumen

Se dice, se comenta, se rumorea, que Phoebe Waller-Bridge, la protagonista de Fleabag, se va a convertir en la nueva Indiana Jones.

No pienses cosas raras, no es que vayan a encontrarse a un chamán de una tribu perdida en el Amazonas que vaya a cambiar de sexo al mítico arqueólogo (que viendo la deriva de la última película, tampoco sería de extrañar).

Páginas