Los planes de Zendaya

Zendaya es, a sus 24 años, una de las actrices con mayor proyección de su generación. El año pasado se convirtió en la persona más joven en ganar un Emmy a la mejor intérprete por el papel de Rue, una adolescente adicta a las drogas en Euphoria, y su papel en la nueva saga de Spiderman le ha hecho alcanzar el éxito internacional.

Pero no contenta con eso, la joven actriz ha participado en uno de los proyectos más ambiciosos de 2021, Dune, junto a actores de la talla de Timothée Chalamet, Oscar Isaac, Stellan Skarsgård y Rebecca Ferguson.

Por eso no podíamos esperar que Zendaya tuviera un futuro relajadito, y hay muchos proyectos esperándole a la vuelta de la esquina, como Dune 2, Megalópolis y, previsiblemente, una tercera parte de Kill Bill, con Tarantino.

Dune 2 todavía no está confirmado, pero su director, Denis Villeneuve, ya está soñando con ello. Además, ha adelantado que, en esta ocasión, el personaje interpretado por Zendaya sería el protagonista de la historia: "Cuando hice el casting para el personaje de Chani, vi a muchas actrices", ha dicho Villeneuve. "Cuando [Zendaya] salió del estudio supe que Chani era ella, la joven tigresa del desierto. Me siento honrado de presentar dos talentos tan explosivos en la pantalla [Chalamet y Zendaya] y no veo la hora de rodar la segunda parte de Dune para que vuelvan a estar juntos. Sabiendo que en el próximo capítulo Zendaya será la protagonista de la historia", ha dicho recientemente.

A pesar de que no hay confirmación oficial no sería descabellado pensar que Dune 2 se haga realidad, puesto que la primera película sólo adapta la mitad de la novela de Frank Herbert, por lo que todavía nos queda por descubrir el final de la historia.

Otro de los posibles proyectos de la actriz sería Megalópolis, de Francis Ford Coppola. El director de El Padrino escribió esta historia en los 90 y rodó horas de material de las calles de Nueva York, pero tras el 11S, su proyecto se quedó en stand by. Ahora, a sus 82 años, Coppola está dispuesto a financiar él mismo parte del presupuesto de esta superproducción que contará con Oscar Isaac y Forest Whitaker como protagonistas junto a Cate Blanchett y Jon Voight.

Además, el cineasta también quiere a Zendaya, Michelle Pfeiffer y Jessica Lange en el elenco, aunque todavía no hay nada cerrado: "Estoy comprometido a hacer esta película, me gustaría grabarla en otoño de 2022. Aún no tengo todo el reparto aprobado, pero tengo los suficientes como para decir que va a ser un reparto muy emocionante", asegura.

Y terminamos los rumores con el que menos se sostiene, pero que más ilusión nos haría, y es la tercera parte de Kill Bill. Quentin Tarantino ha confesado que ya ha hablado con Uma Thurman sobre esta entrega que cerraría la trilogía y habría propuesto a Maya Hawke para interpretar a la hija de La Novia, pero el proyecto no termina de materializarse.

¿Y qué pintaría Zendaya en la potencial tercera parte de Kill Bill? La actriz interpretaría a la hija de Vernita Green (Vivica A. Fox), quien falleció tras su enfrentamiento con La Novia. Fue la propia Vivica A. Fox quien propuso a la californiana como su hija en el universo de Kill Bill, algo de lo que la propia Zendaya ha hablado: "¡Lo vi! Me sentí muy honrada de que ella dijera eso. Obviamente ella es increíble y me siento muy halagada de que pensara en mí. Pero, ya sabéis, es solo una idea", ha dicho.

Como veis, no hay nada firmado, pero el futuro de Zendaya se escribe con letras doradas en el firmamento de Hollywood. Ha nacido una estrella.

SARA FLAMENCO

ADEMÁS: Así es la segunda temporada de 'Euphoria'

Ver resumen Ocultar resumen

Está claro, la III Guerra Mundial comenzará en España y tendrá dos bandos: concebollistas y sincebollistas.

El primer bando lo liderará David De Jorge, el conocido Robin Food, famoso por sus Guarrindongadas.

En el bando rival, David Muñoz al frente, con su DiverXO enarbolando la bandera de la tortilla sin cebolla.

Ver resumen Ocultar resumen

El hilo lanzado por Martin Luther Queen en Twitter podría no haber pasado de anecdótico.

Pero claro, en la presentación ya hay toda una declaración de intenciones. La portada Aladdin Sane, una de las más legendarias de David Bowie, con su reconocible rayo en la cara, a un lado. Juan Carlos I, en un primer plano demencial, con un trastazo bajo el ojo, en el otro lado.

No tienen nada que ver pero, a la vez, tienen todo que ver.

Ver resumen Ocultar resumen

Quizás, a toro pasado, es fácil pensar que dejar escapar Pasapalabra no fue una buena idea por parte de Telecinco.

Pero es que antes de que estallara la bomba, y el concurso saltara a Antena 3, era de cajón pensar que dejar escapar tu programa más estable y con mayor audiencia era un error.

Aún así, Pasapalabra acabó en Antena 3, con un Roberto Leal que mejora, por mucho, a Christian Gálvez y que le está dando a la cadena de San Sebastián de los Reyes, audiencias estratosféricas.

Páginas