Los realities más locos de Netflix

Si algo no se le puede negar a Netflix es la variedad. Tiene películas y series de gran calidad, pero si se tiene que dar al entretenimiento puro y duro, de ese que se consume con media neurona, se da sin ningún problema.

Desde que descubrió el mundo de los realities, no ha habido manera de pararle y ha ofrecido auténticas joyas que, si bien no pasarán a los anales de la historia, sí nos hacen pasar un rato entretenido.

El último en incorporarse a su amplio catálogo ha sido Sexy Beasts, una suerte de First Dates mezclado con Mask Singer o La voz, ya que los concursantes deben elegir al amor de su vida disfrazado con todo tipo de maquillajes y protésicos, por lo que sólo podrá fijarse en la personalidad del susodicho. Aquí tienes el tráiler, que no tiene desperdicio alguno:

Y después de esta joya, hemos decidido recopilar para ti los realities más locos de la plataforma de streaming, por si tienes una tarde tonta de esas en las que no te apetece pensar demasiado.

Nailed It

Reality de repostería tipo Bake of en España. Un miembro del jurado propone un postre y los concursantes tienen que imitarlo, pero aquí está la gracia: los participantes no tienen ni idea de repostería y sus postres poco tienen que ver con el original.

Floor is lava

Lo que comenzó como un juego de niños se ha convertido en uno de los programas con más éxito de Netflix. Los concursantes deben atravesar diversas habitaciones sin llegar a tocar el suelo porque se encuentra inundado de lava. Una carrera de obstáculos con un cierto parecido a Humor Amarillo.

Terrace House

Reality show japonés en el que un grupo de seis jóvenes, tres chicos y tres chicas, que no se conocen de nada conviven en una casa, grabados por las cámaras de televisión y podemos ver cómo se conocen, cómo se adaptan los unos a los otros y cómo se relacionan. Puedes pensar que se parece a Gran Hermano pero no es así, ya que los concursantes de este reality siguen su vida, van a trabajar, quedan con amigos, etc La cámara no siempre les persigue, sino que la producción se centra en las dinámicas que suceden dentro de la casa o en algunas citas o reuniones que se suceden semana tras semana. 

Love is blind

Un grupo de solteros y solteras tienen citas entre ellos durante varios días pero sin llegar a estar en la misma habitación, es decir separados por un muro. Después de algunos encuentros, algunos solteros se comprometen y, después de estos, comienzan su convivencia en pareja y se van a pasar unos días de vacaciones junto a otros miembros del programa. Ahí es donde empieza lo bueno...

The Circle

Un grupo de personas conviven en un mismo bloque de edificios aunque jamás se conocerán, sólo sabran los unos de los otros por lo que cuenten en sus redes sociales. El perfil menos interesante, será expulsado del edificio y ganará, obviamente, el que más guste en el mundo virtual. En este realitie vale todo, hasta inventarse una identidad.

Pompas fúnebres

Este programa narra el día a día de una funeraria aunque entremezclándolo con la vida de los dueños y sus problemas. Lo que más sorprende de este programa (además del tema en sí) son algunas de los encargos que reciben para dar sepultura a las personas.

ADEMÁS: Nawja Nimri en 'Insiders': presentando un reality para Netflix

Ver resumen Ocultar resumen

A rey muerto, rey puesto (y desnudo)

Ver resumen Ocultar resumen

Resulta curioso comparar las tardes de Antena 3 y Telecinco

Mientras el canal de Atresmedia apuesta por la ficción nacional de calidad y los concursos familiares, en la cadena de Fuencarral redoblan su órdago en Sálvame con más meta información y, en los últimos días, una ración extra de humillación a sus colaboradores. 

Páginas