Martínez-Almeida comparte un segundo vídeo de atascos (sale mal, otra vez)

José Luis Martínez-Almeida tiene todo para convertirse en un youtuber de relevancia. Presencia ante la cámara, un tema recurrente y, desde este domingo, una palabra comodín: 'odiadores'. 

El candidato del PP al Ayuntamiento de Madrid, dedicó su segundo vídeo contra los atascos en Madrid, a los "odiadores profesionales a los que no gustó mi vídeo en moto". El vídeo en moto del que habla, lo grabó el pasado 3 de mayo en el entorno de la calle Mayor, mostrando un atasco que él mismo estaba formando con la moto. 

En esta ocasión, nueve días más tarde, el vídeo llegó para mostrar el atasco que había en ese momento en la calle Mayor de Madrid. Lo hizo con retintín. Lo hizo con tonito. Y lo hizo con la retranca de quien deja otro mensaje implícito en su vídeo: '¿Veis cómo tenía razón?'

Lo malo para José Luis Martínez-Almeida es que los tuiteros le han quitado esa razón que él mismo creía tener. Eso sí, antes le han instado a ponerse de acuerdo con Isabel Díaz Ayuso: ¿Atascos sí o atascos no

ADEMÁS: El dardo de Iñaki López al Partido Popular

Según el alcaldable, atascos no. "A ver si aplicamos la ecuación: a más atascos, más contaminación". Que se lo explique a su compañera de partido. Eso sí, en tal caso, Isabel Díaz Ayuso le podrá explicar la poca conveniencia de seguir grabando vídeos. 

En primer lugar, porque la zona de atasco que señala José Luis Martínez-Almeida, se ha visto afectada desde hace meses por las obras de la Plaza de Canalejas, al final de la calle Mayor. Una zona en la que hay dos obras en marcha y, curiosamente, ambas autorizadas por gobiernos del PP. 

Por un lado, las del complejo de Canalejas, en marcha desde 2013 cuando aún gobernaba el PP en el Ayuntamiento. Por otro lado, las obras de mejora de la Línea 2 de Metro que arrancaron a principios de 2019 y donde un ingerencia externa, precisamente de la primera obra, ha dejado sin servicio a cientos de miles de pasajeros. 

ADEMÁS: El mensaje de 'apoyo' de Anabel Alonso a Díaz Ayuso

Por si alguien no lo tiene claro, el Metro de Madrid es competencia de la Comunidad de Madrid que, a día de hoy, sigue estando gobernada por el PP. 

Pero no queda ahí la cosa. El vídeo del candidato a la Alcaldía cobra un tinte tendencioso y casi ladino, cuando José Luis Martínez-Almeida omite que el momento en que lo graba, se está celebrando la Carrera de la Mujer. Un evento para el que se había cortado el centro de Madrid. 

¿Despiste o mala leche? Teniendo en cuenta que es el segundo vídeo y que es un señor que aspira al Ayuntamiento de Madrid, se le presupone estar atento a los grandes eventos. Es decir, optaríamos por la mala leche.

Un motivo más para que se haga youtuber, pero un motivo menos para que consiga la Alcaldía. No está bien engañar a los ciudadanos que aspiras a gobernar. 

Fotos y vídeo: Partido Popular

Ver resumen Ocultar resumen

Por un lado, dicen que las comparaciones son odiosas. Y todo depende de con quién te comparen.

Por otro lado, decía Risto Mejide, el Risto pre Todo es Mentira, que Twitter es uno de los sitios donde los españoles demostraba tener más talento. El problema era que desperdiciaban ese talento en sitios como Twitter.

Ver resumen Ocultar resumen

Acontecimiento televisivo. Sofía Álvarez entró este lunes, y por derecho propio, en el Olimpo de Pasapalabra.

La concursante ha tomado el relevo del gran Pablo Díaz y ha completado El Rosco del programa para llevarse la nada desdeñable cifra de 466.000 euros. (Y sí, la mitad de esa cantidad se la llevará Hacienda y bla, bla, bla...).

Ver resumen Ocultar resumen

Iñaki López es estrella de la televisión y bilbaíno de pro. Y lo demuestra muchas veces desde su perfil de Twitter, exhibiendo detalles de su ciudad y relatando historias de lo que fue urbe industrial sumida en la polución y hoy brilla en los colores metálicos del Guggenheim.

Este fin de semana lanzaba un hilo realmente hermoso sobre cómo ha cambiado Bilbao.

Palabra de Iñaki López.

E imágenes que recuerdan lo que fue la ciudad y lo que es hoy.

Páginas