'Mask Singer' desvela sus cuatro últimas máscaras (y una es Toni Cantó)

Uno de los programas del año ha llegado a su fin. 

Mask Singer apuntaba alto antes de su estreno pero ha confirmado, con el paso de las semanas, el fenómeno en que se ha convertido

Un fenomeno que este miércoles llegó a su fin, con cuatro máscaras por desvelar. Cuatro máscaras que, más o menos, ya estaban asignadas por los espectadores, gracias a las pistas acumuladas. Quizás, para próximas ediciones, convendría dificultar un poco más las identidades de las 12 máscaras

ADEMÁS: ¿Qué fue de Carla Bruni?

Bueno, eso e impedir a Susana Uribarri que suba selfies con sus representados, pues acumula cinco de las 12 máscaras bajo su paraguas: Giorgina Rodríguez, Pepe Navarro, Norma Duval, Albano y Máximo Huerta. Sin duda, la ganadora no oficial del concurso. 

Y es que la victoria oficial de la primera edición de Mask Singer ha sido para Catrina, quien resultó ser Paz Vega. Una identidad que nadie acertó, sobre todo por el espectacular vozarrón que ha mostrado la actriz en todas sus actuaciones. Thalía, Shaila Dúrcal, Gloria Trevi y Paulina Rubio fueron las opciones elegidas por el jurado.

En segundo lugar quedó Caniche, una de las identidades más complicadas de acertar, más que nada porque Genoveva Casanova no es un nombre que se venga a la cabeza rápidamente, a pesar de ser la ex mujer de Cayetano Martínez de Irujo. 

Ahora, si ha habido una sorpresa mayúscula, ésa ha sido la de Toni Cantó en la piel del Camaleón. Su reencuentro con Paz Vega, con quien coincidió en 7 Vidas, era un sueño para los fans de la serie. Aunque, hablando de series, ¿no era Toni Cantó uno de los políticos que criticaba a Pablo Iglesias por ver series? 

Por su parte, el Cuervo fue el primero en ser desvelado y uno de los que más claros estaban: Jorge Lorenzo. 

Fotos y vídeos: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

Los reality shows llevan viviendo una época dorada en nuestro país desde que comenzó Gran Hermano allá por el año 2000. Y es que, aunque nos lo neguemos a nosotros mismos, todos somos un poco voyeurs y nos encanta saber lo que hacen los demás en su intimidad.

Ver resumen Ocultar resumen

Si algo no se le puede negar a Netflix es la variedad. Tiene películas y series de gran calidad, pero si se tiene que dar al entretenimiento puro y duro, de ese que se consume con media neurona, se da sin ningún problema.

Desde que descubrió el mundo de los realities, no ha habido manera de pararle y ha ofrecido auténticas joyas que, si bien no pasarán a los anales de la historia, sí nos hacen pasar un rato entretenido.

Ver resumen Ocultar resumen

A medio camino entre First Dates y Mask Singer se ha quedado uno de los últimos y más bizarros programas de Netflix.

Sexy Beasts se presenta como un dating show diferente y original, en el que los solteros que se presenten a buscar pareja, lo harán ataviados con tremendo maquillaje de animales, monstruos y bestias y una serie de prótesis para que sean, absolutamente, irreconocibles.

Páginas