Más allá del transfugismo: Ángel Garrido y otra vez Toni Cantó

Si algo ha quedado claro en los últimos días es que la vergüenza, la honorabilidad, el compromiso y la decencia no son condiciones necesarias para dedicarse a la política en España. 

Cambios de colores, de siglas, de partidos y de chaquetas han sido una constante este 2021, coronado por varios movimientos tránsfugas absolutamente deleznables. Eso sí, los medios prefieren hablar de coletas, de series y de otros asuntos más lúdico/festivos. 

Sea como sea, cierta parte del arco político parece haber tocado fondo, aunque no se puede señalar con certeza que bajo ese fondo no haya subsótanos más repugnantes a los que bajar. 

ADEMÁS: Fotos extrañas que te harán mirar dos veces

Siempre que la ciudadanía piensa que determinados partidos no pueden caer más bajo, aparece algo que les deja aún peor que el día anterior. Por ejemplo, que dos ex presidentes del Gobierno nieguen una caja B que el Tribunal Supremo ha corroborado en una sentencia tan histótica como lamentable por lo que supone. 

Sin subir a puestos de tanta responsabilidad, en Madrid se está viviendo también una situación anómala. Elecciones anticipadas, un partido con ínfulas a punto de desaparecer, y muchos políticos que buscan sitio en otro barco antes de que el suyo se hunda. 

Uno de los que ha elegido fatal el barco ha sido Ángel Garrido. Presidente de la Comunidad de Madrid entre 2018 y 2019 por el PP, en las elecciones de ese año dio el salto a Ciudadanos donde acabaría siendo nombrado Consejero de Transportes hasta 2021, cuando ha anunciado que abandona la política. Mal cambio y peor gestión que será recordada por la broma de los geles hidroalcóholicos en el Metro de Madrid. 

Ahora, no es lo peor que ha dejado este personaje. Entre sus 'highlights' destaca un tuit que es la vergüenza y la hipocresía elevada a la enésima potencia. Un tuit de 2018 que visto con las perspectiva que dan estos años y la situación actual, dan ganas de inhabilitar a todos los implicados para el ejercicio de un cargo público de por vida. 

ADEMÁS: El nuevo David Bustamante: así ha cambiado tras perder 20 kilos

"Los gerentes de los hospitales atienden a los criteros de méritos, capacidad y experiencia. ¿A quién nombra Ciudadanos? A un alcalde nefasto en Valdemoro, a un alcalde detenido en Arroyomolinos y a Toni Cantó que más que pedagogo es un demagogo". Eso decía Ángel Garrido en 2018 de quien, meses más tarde, sería su compañero de partido. 

Mauro Entrialgo lo explica de maravilla por si alguien no pilla las referencias. "El PP de Madrid cita al tránsfuga de Garrido que en ese instante estaba en el PP (pero que luego se fue a Ciudadanos) llamando demagogo al tránsfuga de toni Cantó que en ese instante estaba en Ciudadanos (después de estar en UPyD) pero que ahora se ha ido al PP". 

Pues eso, que va a costar que la derecha encuentra la vergüenza que parece nunca tuvo. 

Fotos: Getty

Ver resumen Ocultar resumen

Ya hemos podido ver todas las propuestas de los países participantes en este año en el Festival de la Canción de Eurovisión sobre el Escenario del Rotterdam Ahoy, y no nos equivocamos cuando decimos que tenemos de todo.

Ver resumen Ocultar resumen

A poco más de una semana de que Eurovisión vuelva a celebrarse, Blas Cantó ya está en Rotterdam, dispuesto a dejar a España en un buen lugar. 

¿El problema? Que España no parece estar dispuesta a dejarle a él en buen lugar. Bueno, más que a él, a la puesta en escena que ha preparado para su actuación en el festival. 

El ex de Auryn afrontaba este jueves su primer ensayo en el Rotterdam Ahoy y las críticas han sido feroces. 

Ver resumen Ocultar resumen

Poco queda de la chiquilla con acento cubano que interpretaba a Carolina en El Internado. Seis temporadas después y tras una de las muertes más incomprendidas del mundo de las series, Ana de Armas se ha convertido en una actriz de renombre internacional que trabaja con actores de la talla de Harrison Ford o Ben Affleck (con quien, por cierto, mantuvo una relación durante un año).

Páginas