Miquel Iceta baila por el no a Rajoy y a Susana Díaz en Late Motiv

El primero de los socialistas de Cataluña, Miquel Iceta, que volverá a liderar a su formación tras ser reelegido, acudió a Late Motiv para charlar con Andreu Buenafuente. A hablar, bailar, cantar y defender el 'No es no' a Rajoy a golpe de cadera. 

Y es que si por algo es conocido Iceta, además de por ser uno de los últimos barones que se mantuvo fiel a Pedro Sánchez (los bailecitos mitineros unen mucho) es por su capacidad de amenizar una velada. Y más si no es el Iceta real, sino una versión mejorada, hecha por obra y gracia de Raul Pérez. 

El colaborar habitual del programa de #0, al que ya hemos visto siendo Ferreras o Rajoy, acudió a su cita embutido en la piel del secretario general del PSC e imbuido por su ritmo y frenético discurso con el que jaleó a las masas en 'La Festa de la Rosa'. Un discurso, que visto el resultado posterior, con el PSOE camino de la abstenciín y él cogiendo tíquet para ella, poco o nulo éxito tuvo. 

le-volvio-a-pedir-a-pedro-que-aguante-

ADEMÁS: La foto de Iceta que ha dado pie a mil y una broma 

Iceta no para nunca 

Sea como sea, en esta ocasión Iceta no llegaba para lamentarse, ni para lamerse las heridas, llegaba para afianzar el solar de los socialistas (Javier Fernández dixit) y quién sabe si reconstruir una murga en lugar de un partido. 

Con su discurso exultante, en el que exhalaba energía, volvió al tono del mitin, a volver a hacer la petición a los socialistas afines a Sánchez de que se mantengan firmes. "Buenas noches para los defensores de Pedro. Sí, me dirijo a vosotros, a los tres. ¡Mantenéos firmes, pedroliebers!, soltó el Iceta made in Raul Pérez. 

enseño-a-buenafuente-a-mover-las-caderas-

No le gusta mucho Susana

Eso sí, en ningún momento podía parar de bailar. Y es que él defiende la abstención como si bailara reggaeton en las fiestas de su peublo. Aunque el buenrollismo se iba a detener. Un nombre le provoca que las ganas de bailar desaparezcan en él, que aunque le pongan Queen a todo trapo sea incapaz tan siquiera de hacer el amago de echarse a bailar.

Sí, ese nombre tiene acento andaluz y de segundo apellido abstención. Era escuchar Susana Díaz y la acidez llegaba a su cuerpo. Hasta tal punto que volvió a hacer una petición a Sánchez: "¡Por dios, Pedro. Líbranos de ella, líbranos del mal, del rebujito! ¡Aguaaaaanta!

ADEMÁS: El grito de Iceta incendia las redes sociales 

El colofón, estando Iceta de por medio, y en mitad del huracán 'El reecuentro de OT' iba a recordar a uno de los tirunfitos por excelencia. Al ritmo del Aver María de Bisbal se despidó Iceta y acabó dando paso ala publicidad. 

Fotos: Late Motiv

Vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

La factura de la luz sigue su escalada demencial hasta cotas inimaginables y, obviamente, esa subida afecta más a unos hogares que a otros.

Para comprobar esta diferencia, Thais Villas ha vuelto a ir a un barrio rico y a otro obrero de Madrid, para preguntar por el asunto.

De media, la luz ha subido 130 euros en el recibo de cada hogar. La pregunta ha sido sencilla, ¿qué harían con esos 130 euros?

Ver resumen Ocultar resumen

Se retiró Sala Sálamo de Twitter pero no tanto. Sigue opinando, lo cual es saludable porque la actriz tiene una mirada libre y muy interesante sobre diversas cuestiones. Por ejemplo, esa llamada a través de redes sociales que algunos usuarios hacen a la gente famosa para que colabore en difundir mensajes positivios sobre salud mental.

Pero apunta Sara Sálamo a que resulta hipócrita defender de modo genérico la salud mental y luego participar en linchamientos contra famosos y famosas en Twitter.

Algo que ella conoce bien.

Ver resumen Ocultar resumen

Desolador panorama en Madrid y otros feudos populares de España con respecto a la vivienda y sus precios.

Tras el anuncio de la Ley de Vivienda, con la que el Gobierno Central pretende, entre otras cosas, controlar el precio de los alquileres, el alcalde de Madrid y la presidenta de la Comunidad de Madrid ya han avisado que no aplicarán tal ley y dejarán que los precios sigan disparados.

Lo realmente curioso, en el caso del edil, es que lo ha hecho con una soberbia y una sinceridad impropia de una decisión como la que ha tomado.

Páginas