10 curiosidades que desconocías sobre Cinderella Man

Cinderella Man: El Hombre que no se dejó tumbar. Lo que a priori parece una película de boxeo, es una auténtica lección de vida. Se trata de una superproducción hollywoodiense que, a pesar de tener una década, sigue estando muy en boga. Está basada en la historia real del boxeador neoyorquino y campeón mundial de los pesos pesados: James J. Braddock. Su ambición y su instinto de superación son un ejemplo a seguir en tiempos de crisis.

Russell Crowe interpreta magistralmente a J. Braddock quien, habiéndose retirado ya del mundo del boxeo, vuelve al cuadrilátero para conseguir dinero rápido y poder así sacar adelante a su familia. Una familia que está sumida en absoluta pobreza en los años posteriores al crack bursátil del 29, en La Gran Depresión.

De esta forma, Braddock, a pesar de que no era un boxeador con talento, le pone mucho coraje y sacrificio y logrará su objetivo. Además, se convertirá en un héroe para los humildes y en toda una estrella. Renée Zellweger, Paul Giamatti, Paddy Considine y Craig Bierko completan el reparto de la cinta que dirige Ron Howard.

El Boxeo como objeto del deseo en el cine

Nos resulta curioso que el boxeo haya sido durante años un tema muy recurrente para el cine. Justo un año antes que Cinderella Man se estrenara, Million Dollar Baby, una película de púgiles, lucha y superación que recuerda mucho al film que aquí nos ocupa.

Rocky, Toro Salvaje, El Campeón, The Hurricane, Alí, Contra las Cuerdas o Homeboy son algunos ejemplos anteriores de este género boxístico. Después de Cinderella Man vendrían: El Último Asalto, The Fighter, Real Steel o Grudge Match, entre otras. Y es que un cuadrilátero da para contar muchas historias.  Pero la película de Ron Howard destacó y consiguió hasta tres nominaciones a los Oscars, ganó 12 premios internacionales y tuvo otras 22 nominaciones. Ahí es nada.

Nominaciones y premios muy merecidos para un film muy fiel a la realidad. De hecho, para grabar las peleas, que tuvieron lugar en el antiguo Madison Square Garden de Nueva York en los años 30, el equipo se desplazó a el Maple Leaf Gardens de Toronto. Este recinto es el único que sigue unos patrones arquitectónicos similares al que existía en las peleas de James J. Braddock.

Fotos: Facebook y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Contra todo pronóstico, el documental 'Lo que el pulpo me enseñó' se alzó con el premio al mejor documental en la pasada gala de los premios Oscar. Y decimos contra todo pronóstico, porque existían dos favoritas, pero ninguna era esta. La primera era 'El agente topo', un documental chileno que narra la historia de Chamy, un octogenario que se infiltra en una residencia para averiguar si los ancianos están recibiendo el trato adecuado.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una edición rara la de los Oscar 2021 y la retransmisión de la gala se saldó con un rotundo fracaso de audiencia. La gran industria quedó en hibernación (salvo excepciones) y la temporada cinematográfica ha sido una oportunidad para el streaming, el cine independiente y las apuestas arriesgadas. No ha habido una mala cosecha (para la que está cayendo). La crepuscular Nomadland, la empoderada Una joven prometedora, el hedonismo salvaje de Otra ronda, la militancia inteligente de Judas y el Mesias Negro.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una gala lentísima, con discursos eternos y un ritmo cansino como hacía tiempo no se daba. Lo de hacer una gala que pareciera una película, se ha conseguido, si la película era Roma, de Alfonso Cuarón. 

A pesar de todo, la 93ª gala de los Oscar ha dejado varios momentazos, una alfombra roja reducida pero tremenda y, sobre todo, un protagonista inesperado con una historia igual de inesperada y dura: la dedicatoria del Oscar de Thomas Vinterberg a su hija fallecida. 

Páginas