10 vestidos de los Goya que hicieron historia

Hay looks inolvidables. Y, desde hace 30 años, cuando se celebró la primera edición de los premios, la alfombra roja de los Goya ha estado llena de ellos. Para bien, o para mal; por maravillosos o por, dicho de un modo eufemístico, tal vez no tan acertados. Al final, todos ellos son vestidos para el recuerdo. Al igual que nos han dejado momentos para el recuerdos (malos y buenos)

Con estrellas de cine patrias como Paz Vega, Elsa Pataky o Penélope Cruz como mejores aliadas de estilo (propio). Pues, acierten o no, lo cierto es que todas ellas siempre han destilado personalidad por los cuatro costados.

Todo comenzó en el año 1986, con la primerísima vez, pero el momento de eclosión fashionista de la gala aconteció durante la primera década de los dos miles.

elsa-pataky-vestido-premios-goya_0

Entonces, nuestras actrices se dieron cuenta de la importancia de la moda en una ceremonia de tales características, de que el espectáculo de los Goya no solo se desarrolla con la entrega de los galardones sino que empieza mucho antes, al llegar las nominadas y el resto de invitadas al lugar escogido para la gala. Las tendencias de cada época hacen el resto.

Diseñadores españoles como Josep Font (ahora director creativo de DelPozo), Hannibal Laguna o Sybilla; grandes firmas internacionales como Versace o Blumarine; constante inspiración fashionista y de ensoñación estética rodeándolo todo, desde el principio hasta el final, e independientemente del artífice del estilismo en cuestión.

penelope-cruz-vestido-premios-goya_0

Todo esto y mucho más es lo que posibilita la magia de los Premios Goya. Ésa que hoy, dentro de tan solo unas horas, volverá a obrarse entre vuelos de falda, brillos de joyas y aleteo de accesorios únicos.

Tic tac, tic tac... mientras llegan los looks de este año y para ir abriendo boca, ojos y sentidos en general, recordemos los que hicieron historia en el pasado. ¿Con cuál te quedas?

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Escribo este artículo para nadie porque ¿quién demonios se acuerda de Éric Rohmer? Murió en 2010 y su cine (tan francés) es una celebración de la sentimentalidad y las horas dulcemente perdidas en interminables paseos sin propósito. Las películas de Rohmer siempre (o casi siempre) se desarrollan durante las vacaciones. Él decía que ahí, en ese tiempo libre ajeno a la tiranía laboral, es donde se halla la verdadera vida.

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando hablamos de Mario Casas (A Coruña, 1986) ¿a quién nos referimos exactamente? ¿A un ídolo de adolescentes a punto de que caduque su esplendor juvenil? ¿O a un intérprete de los pies a la cabeza aclamado por crítica y público? Ambas cosas quizás, como bien saben sus seguidores y seguidoras desde los tiempos en que interpretara a un jovencísimo Ulises en la serie  El Barco o a Aitor en Los Hombres de Paco

Ver resumen Ocultar resumen

Quien pasee estos días por el centro de Madrid hallará la efigie del insigne Eddie Murphy en el mismísimo Teatro Real. Lo que más se ve son los colores del reino de Zamunda refulgiendo en la gris fachada de la ópera madrileña pero, al fijarse, la (o el) viandante reconocerá sin duda alguna esa sonrisa tan de Eddie, el hombre que hizo reir al mundo con las flatulencias de El profesor chiflado.

Páginas