15 actores que se llevaron objetos icónicos de sus películas

Hablar de cine, de Hollywood y de personajes históricos implica, en muchos casos, la creación de objetos de culto, reverenciados y deseados por millones de personas. Por ejemplo, hablamos de Magnum 44, sable láser o bate de béisbol y, de forma instantánea, nos viene a la cabeza Harry, El Sucio, Darth Vader y Harley Quinn (de quien ya te contamos 10 curiosidades que no sabías)

Es la magia del cine. Su capacidad para idealizar objetos y convertirlos en elementos más deseados que el Santo Grial o un unicornio, es única. Hollywood es la mayor y mejor empresa de marketing del mundo. Y claro, el fandom que crean con muchas de sus producciones, no sólo afecta a los aficionados, también a sus súper estrellas. 

De hecho, cada vez más se da el caso que un actor o actriz de una película que ha arrasado, decide llevarse algún elemento simbólico como recuerdo. Obviamente, sabiendo lo que cobran, no lo hacen por dinero. Es más por lo sentimental (aunque muchas terminen en La Casa de Empeños, donde algunos alcanzan precios récord). Y, habitualmente, no tienen problema, por lo que no son pocas las estrellas que tienen en su casa un objeto característico de su papel más relevante. 

Pero ojo, hemos dicho habitualmente. Por ejemplo, en el set de Harry Potter tenían terminantemente prohibido coger objeto alguno. ¿Alguien piensa que Emma Watson, Daniel Radcliffe y Rupert Grint se fueron de vacío? Que nadie olvide que eran magos. 

Daniel Radcliffe - Gafas (Harry Potter)

No querían caldo, pues Daniel Radcliffe les dio dos tazas y se llevó dos pares de gafas. Unas de la primera película (Harry Potter y la Piedra Filosofal) y otro par de la última entrega (Harry Potter y las Reliquias de la Muerte).

Lo confesó allá por 2011, en el Daily Mail, donde reconoció que ni siquiera tenían cristales porque reflejaban. Aún así, esas gafas no tienen precio, como tampoco lo tiene lo que comieran en Hogwarts, viendo lo bien que han crecido todos los protagonistas

Emma Watson - Varita, Giratiempos y la manta de invisibilidad (Harry Potter)

¿Por qué adoramos a Emma Watson? Por cosas como ésta. Le dicen que no se lleve nada pero ella se lo lleva. ¿Por qué? Porque se lo ha ganado, tras ocho películas interpretando a la sabelotodo Hermione en Harry Potter. 

Además, por triplicado. Varita mágica, giratiempos y manta de invisibilidad estarán por siempre en poder de Emma Watson. Eso es magia y lo demás es cuento. Aunque para magia, el intento de secuestro de la actriz que se frustró antes de cometerse

Rupert Grint - Número 4 de la casa (Harry Potter)

Si hablamos del número 4 de Privet Drive, no son pocos los que sabrán quien vive o vivía en dicha dirección. Sí, era la casa de los irritantes (por ser suaves) Dursleys, tíos de Harry Potter por parte de madre, y encargados de criarle (por ser suaves), tras la muerte de sus padres.

Pues bien, Ron Weasley pensó que llevarse ese número 4 sería un buen recuerdo. Nosotros también lo pensamos. 

Chris Pratt - El traje de Star Lord (Guardianes de la Galaxia)

Chris Pratt es el putoamismo personificado (como ya te especificamos hace tiempo con 16 razones). El actor tomó prestado su traje de Star Lord, tras el taquillazo inesperado de Guardianes de la Galaxia, con un sólo objetivo: usarlo para ir a visitar a niños enfermos en hospitales.

No contento con eso, consiguió involucrar a Chris Evans para que también fuera vestido de Capitán América. ¿Quién dijo que no existen los superhéroes de verdad? 

Mark Whalberg - Prótesis de pene (Boogie Nights)

Su personaje se llamaba Dirk Digglery toda la película es una oda en torno al tamaño de sus atributos. Atributos que, en este caso, eran falsos pero que, llamémosle apego, llamémosle x, el actor optó por llevarse a casa como recuerdo.

Si lo ha vuelto a usar, nadie lo sabe. Aunque el día que se subió al escenario con New Kids on the Block y 50 Cent hubiera sido un buen momento. 

Jennifer Lawrence - Chaqueta y botas de cuero (Los Juegos del Hambre)

Katniss Everdeen, la gran heroína de Los Juegos del Hambre, fue interpretada en cuatro ocasiones por Jennifer Lawrence, la gran estrella de la saga (y ahora la actriz mejor pagada del mundo). Se podía haber llevado el estudio entero de haber querido.

Optó por llevarse la chaqueta y las botas de cuero que, como ha confesado, tiene guardadas en el armario porque no sabe qué hacer con ellas. ¿Qué vas a hacer? Salvar al mundo. 

Andrew Garfield - Traje de Spiderman (The Amazing Spiderman 2)

Lo tenía terminantemente prohibido pero le dio igual. Andrew Garfield, en cuanto pudo, se llevó un traje de Spiderman a casa. Quizás sabía que The Amazing Spiderman sería su última vez como Peter Parker.

No se equivocaba. Eso sí, confesó que el daño no era demasiado grande, toda vez que había unos 25 trajes más. 

Dakota Johnson - Látigo (Cincuenta Sombras de Grey)

Ojo con Dakota Johnson que cuando terminó de rodar la polémica (y premiada con Razzies) Cincuenta Sombras de Grey, seguía con el modo jugona activado.

La dulce y traviesa Anastasia Steele se llevó un recuerdo de casa de su amado Christian Grey: el látigo con el que jugaban a médicos en la habitación. Está claro que Dakota es ya mucho más que la hija de Melanie Griffith

Robert Pattinson - Ropa interior de Edward (Crepúsculo)

A pesar de ganar millones de dólares con la saga Crepúsculo, Robert Pattinson no pudo evitar llevarse unos cuantos (muchos) calzoncillos de los que llevaba Edward Cullen en toda la saga.

De hecho, se los llevó durante todas las películas aunque su justificación no es de las mejores: "Era la mejor ropa interior que he usado y no tenía ni idea de donde la compraban por lo que me llevé mucha a casa". A lo mejor si hubiera preguntado...

James Caan - Máquina de escribir (Misery)

En Misery, James Caan era Paul Sheldon, un novelista que es secuestrado por su mayor fan, la inquietante y psicópata Annie Wilks (una de las mejores villanas de la historia del cine), obligándole a reescribir su última novela y revivir a su protagonista.

James Caan decidió que era buen recuerdo, llevarse la máquina de escribir con la que redactaba su obra. La película es de 1990. Esos eran los ordenadores de la época. 

Dwayne Johnson y Mark Wahlberg - Juguetes sexuales (Dolor y dinero)

Lo cierto es que, tres años después, de desconoce el autor de este curioso robo. Resulta que para el atrezzo de una de las escenas, la productora gastó 75.000 dólares en juguetes sexuales. Vamos, media tienda.

Una vez grabada, la idea era devolverlo y recuperar el 75% de la inversión. No pudo ser, pues empezaron a desaparecer de forma misteriosa. Aunque para misterio, el flow que se gasta The Rock bailando. Increíble. 

Ryan Reynolds - Traje (Deadpool) y Anillo (Linterna Verde)

Ryan Reynolds es un fan que, además, es súper estrella de Hollywood. Y claro, en una película como Deadpool, cuya implicación ha ido incluso hasta ayudar a diseñar el traje, es lógico que acabe llevándoselo a casa. Al igual que hizo con Blake Lively a la que no tiene reparo en meter mano en público. 

Es lo mínimo, toda vez que también se llevó el anillo de Linterna Verde. Eso sí, no tuvo problemas en cederlo para un concurso celebrado en la Comic Con de San Diego de 2011. Ryan, te queremos. 

Kristen Stewart - Anillo de compromiso de Bella (Crepúsculo)

No fue un anillo solo, sino varios los que se llevó Kristen Stewart de la saga Crepúsculo. Eso sí, el más valorado por ella, el que usó Robert Pattinson para pedir a Bella matrimonio.

Decía que era especial para ella. Por eso le fue infiel meses más tarde... Kristen fue una de las famosas a las que la prensa pilló la infidelidad antes que el agraviado

Robert Downey Jr. - La A de Avengers (Los Vengadores)

Robert Downey Jr. es tan especial como extravagante. No podía llevarse un pisapapeles o el casco de Iron Man. Quería algo más grande. Dicho y hecho.

Tony Stark se llevó la A (de Avengers) que coronaba la Torre Stark en la película de Los Vengadores en 2012. Y sí, es tan grande como parece... ¡mide 9 metros

Josh Hutcherson - Medallón (Los Juegos del Hambre)

Por lo visto, en Los Juegos del Hambre todo el mundo se llevó algo de recuerdo. Y claro, el pobre Josh Hutcherson veía que se quedaba sin nada.

Así que cuando vio la oportunidad, la aprovechó. El actor se llevó a casa el medallón que Peeta le entregaba a Katniss en la película, con una foto de su hermana y su nombre dentro. Algo es algo, pero podría haberlo hecho mejor. 

Fotos: Instagram, Tumblr, y Reddit

Ver resumen Ocultar resumen

Inspirada en su propia historia personal, la cineasta Violeta Salama quiere mostrar una mirada diferente y luminosa sobre Melilla, la ciudad en la que pasó su niñez.

Ver resumen Ocultar resumen

El 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer es la fecha elegida por COSMO para presentar De menos, un cortometraje sobre la violencia psicológica que se produce dentro de la pareja y las desigualdades que todavía hoy las mujeres afrontan en el entorno laboral.

Ver resumen Ocultar resumen

Tras una vida dedicada a la interpretación, Halle Berry se lanza a dirigir una película. Se trata de Bruised, filme que también protagoniza y que llegará a Netflix el próximo 24 de noviembre.

Páginas