15 curiosidades que (quizás) no sabias de Seven

Quien ha visto Seven, no la ha olvidado, a pesar de que hayan pasado 21 años. David Fincher consiguió cuadrar el círculo con una historia hipnótica y embrigadora, a la par que tétrica y oscura, rematada con un final apoteósico que te deja con el culo torcido. 

Una historia, eso sí, apoyado en una sensacional actuación de su reparto principal, que enamoró a público y crítica (Brad Pitt, Morgan Freeman, Kevin Spacey y Gwyneth Paltrow). Eso sí, con Kevin Spacey como auténtico MVP del filme y consagrado como uno de los malos más badass de la historia del cine. Y eso que ahora es todo un presidente USA de serie

Obviamente, rodar una película tan intensa, deja secuelas y anécdotas. Muchas. En ellas vamos a centrarnos. Y es que, no lo vamos a negarr, nos encantan las entrañas históricas de una película legendaria. 

1. 7 minutos

Detalles como saber que en el exacto minuto 7, el personaje de Brad Pitt (David Mills) recibe la llamada de Kevin Spacey (John Doe). Lo mejor es que a 7 minutos exactos del final, el personaje de Morgan Freeman (Somerset) dice si le matas, ganarárefiriéndose a John Doe. A eso se le llama medir los tiempos. 

2. Fichaje de última hora

Cuesta creerlo pero Kevin Spacey fue fichado sólo dos días antes de que comenzara el rodaje. ¿Alguien imagina la película sin este John Doe? Fue casi tan sorprendente como el nuevo presentador de la BBC para Top Gear... ¿uno de los protas de Friends? ¿Really?

3. Escayola incoming

¿Por qué tuvo que llevar Brad Pitt (Mills) una escayola gran parte de la película? Sencillo. Durante la persecución a John Doe, cayendo la monumental, el actor resbaló, se rompió el brazo y tuvo que ser operado. No quedó otra que incluirlo en el guión y tirar millas con Mills. 

4. Segundo plato

Aunque suene sorprendente, Morgan Freeman no era la primera opción para interpretar a William Somerset. El guionista, Andrew Kevin Walker, quería a William Hurt. Por su parte, los productores querían a Al Pacino, quien estaba comprometido. Al final, Morgan Freeman, ni para uno ni para otro.

5. Quinto plato

El caso de Brad Pitt fue peor aún y es que, en principio, ni le consideraban como opción. De hecho, el papel fue ofrecido a Denzel Washington y Sylvester Stallone, quienes dieron calabazas a Seven. Mientras, Kevin Costner y Nicolas Cage estaban en la recámara... Sorprende que de estos cinco actores, sea el menos esperado quien tenga más opciones de llevarse un Oscar

6. El novio de Gwyneth

...por suerte para Brad Pitt, David Fincher tenía claro que quería a Gwyneth Paltrow en el papel de Tracy Mills, a pesar de sus negativas. La solución fue sencilla: contratar a Brad Pitt, novio de la actriz por aquel entonces, y Gwyneth a bordo. ¿Quién podría decir que no a este dios californiano?

Por cierto, viendo lo guapísima que es Apple, hija de la actriz y Chris Martin, cabe preguntarse, ¿cómo serían los hijos de Gwyneth y Brad? OMG!

7. Un auténtico John Doe

A petición del propio Kevin Spacey, y aprovechando que se incorporó a última hora, la productora no le incluyó ni en los créditos iniciales, ni en los avances de la película, ni en los carteles.

Su aparición en la película fue una gratísima sorpresa. Que fuera el malo, más aún. De hecho, ni siquiera en las reviews de la crítica se mencionaba a Spacey. Así se creaba hype en los 90, y así se crearon 20 bulos que todos nos creímos

8. Asesino discreto

A pesar de pasar a la historia del cine como uno de los asesinos más sanguinarios y crueles (y mira que la competencia es dura), lo cierto es que 127 minutos de película, no vemos a John Doe acabar con ninguna de sus víctimas. Es lo que se conoce en el mundo de los psicópatas, un asesino discreto. Celoso de su intimidad. 

9. ¿Final sin muerte? Ni de broma

El productor de la película, Arnold Kopelson, tenía el guión original cambiado, con la idea de que Tracy sobreviviera. Error. Fincher, Pitt y Freeman se negaron a rodar la película a menos que el personaje de Gwyneth Paltrow muriera. ¿Qué pensaría la actriz de esto? 

10. El perezoso más delgado

David Fincher buscaba alguien muy delgado, en torno a 40 kilos, para el papel del perezoso. Michael Reid MacKay, elegido para el papel, pesaba por aquel entonces 43,5 kilos y el director le dijo, de broma, que adelagazara... ¡y lo hizo! El actor perdió los 3,5 kilos y su imagen, tirado en la cama, es una de la más impactantes de la película. Impresionante labor de sacrificio. Nada de pereza. 

11. Diarios caros

Los famosos diarios de John Doe, en los que recogía su percepción de la humanidad, fueron escritos a mano. De hecho, tardaron casi dos meses en terminarlos y costaron... ¡15.000 dólares! Una pasta para acabar quemados en los títulos de crédito. Eso sí, hicieron historia en el cine. 

12. Sueldo de Brad Pitt

Para no ser la primera opción, ni la segunda, ni opción alguna de primeras, el sueldo de Brad Pitt no estuvo nada mal. El actor se llevó 7 millones de dólares, en honor al título de la película. Bastante más que por el anuncio de Pringles que rodó de jovencito. La pregunta es, ¿si llega a rodar 300?

13. Taquillazo

La película costó poco más de 30 millones de dólares pero fue rentable como pocas, pues recaudó 318 millones en todo el mundo. Mención especial en USA, donde estuvo cuatro semanas en lo más alto de la lista de las más vistas. Y ahora, con la inflación, su recaudación se iría casi al doble. 

14. ¿Oscar? Vuelva mañana

New Line reestrenó la película en Navidad, tres meses después de llegar a la taquilla, con la esperanza de ser nominada a varios Oscars. La Academia tenía otros planes, y sólo nominó a Seven por Mejor Edición. Si John Doe no llegar a estar muerto, habrían rodado cabezas... ¡literalmente! 

15. Quién necesita dormir

Uno de los muchos momentazos de la película, es el interrogatorio al Hombre del Massage Parlour, interpretado por Leland Orser. Bien, pues el actor lo dio todo para esa escena como respirar más rápido, para hiperventilar o pasar varios días sin dormir para parecer más desorientado. Chapeau por él. Momentazo

Fotos y vídeos: New Line Cinema

Ver resumen Ocultar resumen

Lo que está dando de sí el mundo audiovisual coreano. Entre el exitazo de El juego del calamar y el reciente estreno de Silent Sea, últimamente no paramos de hablar de ellos. Por no hablar, por supuesto de Parásitos, la película que lo inició todo.

Pues ahora tenemos una nueva para continuar con este tema de conversación y es el estreno de Nido de víboras, un thriller coreano de los que te dejan pegado a la silla.

Ver resumen Ocultar resumen

¿Quién no recuerda la historia de ese equipo de rugby uruguayo que tuvo un accidente de avión en mitad de los Andes? Una historia que parece ficticia pero que ocurrió en realidad y que inspiró la creación de dos libros y una película.

Ver resumen Ocultar resumen

El próximo 19 de diciembre se estrena Sin Novedad, una comedia sobre cómo una operación de vigilancia policial, aparentemente rutinaria, acaba totalmente descontrolada. Basada en el formato australiano No Activity, la serie está producida por Warner Bros. ITVP en España para HBO Max.

Páginas