20 Celebrities alérgicas al agua (o eso dicen)

A veces las apariencias engañan y es que esos galanes de Hollywood a los que vemos en la gran pantalla estupendos, con la cara lavada y recién peinaos, a veces nos engañan vilmente y en la realidad son un poco guarretes.

Puede que así se caiga algún que otro mito pero algunos de los guapos oficiales pertenecen a esta lista de reñidos con la ducha. Ese es el caso del exitoso Bradley Cooper quien pasa ocho pueblos de echarse desodorante; y del atractivo, Brad Pitt, que se asea con jugo de limón, agua y vinagre de manzana. No sabemos cómo olerá esta mezcla ni qué les parecerá a sus chicas: las despampanantes Irina Shayk y Angelina Jolie, respectivamente.

Al ex chico Disney e ídolo de millones de teenagers en todo el mundo, Zac Efron, le encanta mantenerse en forma y practicar ejercicio pero le gusta mucho menos lo de meterse bajo la ducha. Según las malas lenguas de su entorno cercano, el californiano juega al baloncesto, deja que se le seque el sudor y se vuelve a poner tal cual su ropa de calle.

Una pena que Zac Efron no lave mucho su ropa aunque la verdad nos gusta más sin ella.

Matthew McConaughey, Orlando Bloom, Johnny Depp, Leonardo Di Caprio, Ben Affleck, Ewan McGregor, Colin Farrell y Russell Crowe son otros de esos atractivos actores a los que se les olvida pasar bajo el agua o lavar la ropa tras varios usos.

Ellas también están reñidas con la ducha

El protagonista de Crepúsculo, Robert Pattinson, ha llegado a confesarle a un periódico inglés que con tan poco tiempo libre como tiene pasa de desperdiciarlo bajo la ducha o en poner lavadoras. Incluso llegó a confesar que llega un punto en el que ni siquiera yo puedo soportar el aire a mi alrededor.

Una pena que Robert Pattinson y Kristen Stewart rompieran su relación porque ella no se lava mucho el cabello y nunca usa cremas, además, llegó a admitir que cuando se pone nerviosa comienzan a sudarle las manos y empieza a oler mal. Vamos, que eran la pareja perfecta y se entendían a las mil maravillas, por lo menos en los temas del aseo.

Entre las actrices más exitosas también las hay poco limpitas, como:  la exuberante, Megan Fox; la siempre recordada Pretty Woman, Julia Roberts, y, la entrañable Monica Geller de Friends, Courtney Cox.

A Megan Fox tampoco le gusta mucho la ducha.

También entre algunas de las cantantes más famosas reina esto del poco aseo: Britney Spears y Christina Aguilera tienen poco apego a la higiene. De hecho la antigua ama de llaves ha dicho que la reina del pop tenía hamburguesas a medio comer y restos de galletas y de patatas fritas en su cama y que la chica es poco dada a las duchas y a lavarse los dientes. De Christina Aguilera dicen las malas lenguas que huele a salchichas.

¿Será verdad que a Christina Aguilera le da alergia el agua?

Y lo de la rapera, bailarina y actriz, Kesha es un caso aparte. Después de haber sido nombrada en el número cincuenta y seis del Hot 100 del 2010 (la lista definitiva de las mujeres más bellas del mundo) de la Revista Maxim, la chica perdió puntos cuando nos enteramos de que a tanto llegan las excentricidades de la californiana que hasta le encanta beberse su propia orina. ¡No comment!.

Fotos: Redes sociales.

Ver resumen Ocultar resumen

Mucho se ha hablado este fin de semana sobre la pareja estable y tradicional (monogamia y matrimonio, bla bla bla) a cuenta de un artículo de Ana Iris Simón en el diario El País. Defendía la escritora lo bonito de casarse con el novio o novia de toda la vida. Más o menos. Y ha hablado en Twitter sobre ello mucha gente.

Por ejemplo, Nacho Vigalondo.

Seguir a Nacho Vigalondo en redes sociales debería ser obligatorio.

Ver resumen Ocultar resumen

En las últimas semanas, el discurso de Isabel Díaz Ayuso ha tomado un cáriz menos amable de lo habitual.

Obviamente, cada declaración que hace la presidenta de la Comunidad de Madrid, está medida al mínimo detalle para contentar a un electorado que, en los últimos comicios, la apoyó de forma masiva.

Así, si hay que cargar contra abortistas, quienes viven de alquiler o todo madrileño que se salga del tiesto azul que quieren imponer en Madrid, se carga. Sin problema

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido noticia la bisexualidad de un nuevo Superman, enésima revisión por parte de DC del héroe que crearan Jerry Siegel y Joe Shuster en 1933. El universo superheroico lleva persiguiendo su modernización y adaptándose al signo de los tiempos desde los años 60 y en pleno siglo XXI ser un superhombre no conlleva necesariamente comulgar con la heterosexualidad.

Sea como sea, la gente ha reaccionado a la orientación sexual del nuevo Superman.

Y, naturalmente, han voceado desde la caverna quienes creen que "Superman no puede ser gay".

Páginas