Actores que recibieron sueldos ridículos por grandes papeles

Hollywood nunca dejará de sorprendernos. A medida que las grandes producciones superan recaudaciones que parecían imposibles, los sueldos de algunos actores y actrices se incrementan de forma paralela. 

Y es que, un buen porcentaje de taquilla, puede garantizar una gran cantidad de ceros en la cuenta final de un actor. Le pregunten a Sandra Bullock y sus 70 millones de dólares en Gravity. No obstante, la historia no siempre es así. De vez en cuando, vaya usted a saber el motivo, algunas estrellas participan en proyectos por el sueldo mínimo. O ni siquiera eso. 

Lo mejor de todo es que, en algunas ocasiones, el papel que interpretan es su personaje más icónico. ¿La magia del cine? Será eso. Aunque ojo, que la televisión, en los últimos años, también hace magia, al menos en los infartantes salarios de algunas de sus estrellas

Ryan Gosling - Half Nelson - 1.000 dólares 

Es lo que tiene el cine independiente, que el dinero que mueve dista mucho de las grandes producciones. Aún así, pagar 1.000 dólares a Ryan Gosling, toda una estrella tras arrasar dos años antes con El Diario de Noa, parecía poco. Eso sí, tras las tropecientas nominaciones y premios al actor, incluyendo la candidatura al Oscar, el dinero dejó de ser tan importante

Tom Cruise - Magnolia - 100.000 dólares

Tom Cruise acaba de rodar Eyes Wide Shutcon Stanley Kubrick, y por interpretar a Bill Harford se llevó 20 millones de dólares del ala. Ojo que hablamos de 1999. Pues bien, meses después, Paul Thomas Anderson le llamó para hacer Magnolia y le ofreció 100.000 dólares. Tom Cruise aceptó y, a buen seguro, enfadó a Kubrick y New Line Cinema. Normal. 

Bill Murray - Rushmore - 9.000 dólares

¿Será el apellido Anderson? Y es que, sin Paul Thomas negoció de maravilla con Tom Cruise, mejor aún lo hizo Wes Anderson con Bill Murray, al que fichó para Rushmore... ¡por 9.000 dólares! No sólo eso, cuando Disney le negó al director un helicóptero para rodar algunas escenas, el que fuera Cazafantasma, le firmó un cheque de 25.000 dólares

Bill-Murray-Rushmore

Es decir, Bill Murray palmó 16.000 dólares con esta película, pero se ganó nuestros corazones para siempre. Por cierto, que se sepa, Wes Anderson aún no le ha devuelto a Murray el dinero prestado. ¿Le culpará del fracaso de la película? Recaudó 17,1 millones y costó 20. No sería por culpa de Bill, desde luego. 

Brad Pitt - Thelma y Louise - 6.000 dólares

Las cosas como son, Brad Pitt sólo había hecho un anuncio ochentero de patatas (y no es el único famoso que pasó por el trance de un anuncio olvidable), y no era muy conocido. Por ese motivo, Ridley Scott pudo ficharle para Thelma y Louise por sólo 6.000 dólares. Incomparable con los más de 20 millones por película que se lleva en la actualidad. 

Hilary Swank - Boys Don't Cry - 3.000 dólares

Hilary Swank asaltó la banca en Hollywood, con su papel de Brandon Teena en Boys Don't Cry. Tenía 24 años y una carrera por hacer, motivo por el cual se llevó un sueldo... ¡de 3.000 euros! Todo cambió cuando se llevó el Oscar, multiplicando por 1.000 su sueldo hasta los 3 millones de dólares en su siguiente película: El misterio del collar. 

boys-don-t-cry-hilary-swank

Jonah Hill - El lobo de Wall Street - 60.000 dólares

Si te llama Martin Scorsese para rodar con Leonardo DiCaprio, y te ofrece el mínimo del sindicato de actores, al menos en el caso de Jonah Hill, no lo dudas.

"Me dieron el mínimo posible que me podían ofrecer y dije que me mandaran los papeles esa noche, para firmar, antes de que cambiaran de idea". El mínimo supuso 60.000 dólares y formar parte de una de las películas del año. 

Oprah Winfrey - El color púrpura - 35.000 dólares

La reina de la televisión no siempre ha sido la reina de la televisión. Oprah Winfrey empezó poco a poco y tuvo que aceptar, entre otras cosas, participar en El color púrpura y llevarse 35.000 dólares, mientras la película recaudaba 200 millones. Eso sí, ahora se permite ganar 12 millones de dólares... ¡con un solo tuit! Lo que son las cosas. 

Jim Carrey - Dí que sí - 0 dólares

No es que Jim Carrey, en lo más alto de su carrera, trabajara gratis. Ni mucho menos. Eso sí, se arriesgó y la jugada le salió perfecta. El actor acordó llevarse un 32,6% de beneficios (así de exacto lo calcularon) de la película y ésta fue un taquillazo. 223 millones de dólares, de los que más de 30 fueron a sus bolsillos.

Jugada segura porque Jim Carrey es de los que falla poco pero, nunca se sabe, ¿verdad, Chico del Cable?

Barkhad Abdi - Capitán Phillips - 65.000 dólares

Un sueldo de 65.000 dólares parece ínfimo (y lo es), para una producción que superó los 218 millones de dólares en taquilla. Es más, seguro que Tom Hanks se llevó algo más que Barkhad Abdi por su papel. Pero, es lo que tiene Hollywood cuando nadie te conoce, que sales barato.

Barkhar-Abdi

Por suerte para el actor somalí, su Absulawi Muse le valió la nominación al Oscar, al Globo de Oro y el llevarse un BAFTA. Algo es algo. 

Fotos: Imgur, Instagram y Tumblr

Ver resumen Ocultar resumen

Corría el año 1951 cuando CBS estrenó I Love Lucy, una de las comedias más relevantes del siglo XX que, tras seis años en antena, convirtió a sus protagonistas, Lucille Ball y Desi Arnaz en la pareja más poderosa de la televisión de la época. 

70 años después, Aaron Sorkin recupera a este matrimonio, dentro y fuera del set de rodaje, para un proyecto que va a estar sí o sí en la próxima gala de los Oscar.

Ver resumen Ocultar resumen

Lo que está dando de sí el mundo audiovisual coreano. Entre el exitazo de El juego del calamar y el reciente estreno de Silent Sea, últimamente no paramos de hablar de ellos. Por no hablar, por supuesto de Parásitos, la película que lo inició todo.

Pues ahora tenemos una nueva para continuar con este tema de conversación y es el estreno de Nido de víboras, un thriller coreano de los que te dejan pegado a la silla.

Ver resumen Ocultar resumen

¿Quién no recuerda la historia de ese equipo de rugby uruguayo que tuvo un accidente de avión en mitad de los Andes? Una historia que parece ficticia pero que ocurrió en realidad y que inspiró la creación de dos libros y una película.

Páginas