Al Rojo Vivo, El Rojo Muerto o cómo Ferreras se coló en el monólogo de Late Motiv

De un tiempo a esta parte, se ha hecho habitual poner la televisión y que Antonio García Ferreras siempre aparezca en ella. Su maratón político/catódico, el día del Comité Federal del PSOE, no sólo dio una audiencia descomunal a La Sexta, sino que también ha dado pie a numerosas chanzas. 

La última en llegar, como no podía ser de otra manera, lo ha hecho de la mano de Andreu Buenafuente. Y es que Late Motiv ha comenzado la temporada con fuerza y más afilada que nunca. 

ADEMÁS: Así se prepara Rajoy para cuatro años más en La Moncloa (Estilo Tarantino)

No hay más que echar un ojo a la irrupción, inesperada y gloriosa de la versión latemotivizada de Ferreras, made in Raúl Pérez. El imitador del programa, se metió en la piel del periodista e interrumpió el monólogo de Buenafuente, demostrando que, ahora mismo, está en el top de imitadores del país. 

Late Motiv

Periodismo, Pastor, Cristina Pardo, Rojos Muertos... El Ferreras 2.0 tenía todas las palabras comodín bien aprendidas pero la imitación iba más allá. Sus gestos, su mirada, sus formas, su caracterización, van camino de convertirle en uno de los mejores personajes de Raúl Pérez. A la altura de todo un Josep Pedrerol. 

Por cierto, el momento iPad de cartón, glorioso. 

Fotos y vídeo: Late Motiv

Ver resumen Ocultar resumen

Rusia ha designado a Manizha como su representante para el Festival de la canción de Eurovisión que este año se celebra en Rotterdam –Paises Bajos-. La cantante de 30 años nació en Tayikitán, Asia Central, zona de donde procede la mayoría de los trabajadores inmigrantes de Rusia, lo que ha suscitado un debate de dimensiones nacionales. No todos los rusos han visto con buenos ojos que una cantante de Asia Central, sea la cara elegida de su país en un evento de tan alto nivel.

Ver resumen Ocultar resumen

Ciudadanos, Albert Rivera y los que fueran líderes del partido naranja, han sido los protagonistas de Salvados

Gonzo y su equipo han repasado los últimos años de un partido que pudo gobernar en solitario con el PSOE, obteniendo la Vicepresidencia del Gobierno y varios ministerios pero que, dos años más tarde, apunta a luchar por no desaparecer, absorbido por un PP que se recupera poco a poco y una extrema derecha a la que han dado alas. 

Páginas