Anne Hathaway se marca un epic Wrecking Ball a lo Miley Cyrus

Pero qué me estás contando? La siempre perfecta, educada y sonriente Anne Hathaway, poseída por el espíritu de Miley Cyrus? Pues parece que sí. La sombra de la niña rebelde del pop internacional es muy alargada y todos quieren experimentar qué es lo que se siente siendo, por unos minutos, la que otrora fuera dulce Hanna Montana. 

La última en sumarse a esta experiencia ha sido Anne Hathaway. La chica que consiguió llevarse el Oscar a casa, después de pasarlo canutas en Los Miserables (hasta corte de pelo extremo tuvo que sufrir la pobre), ha parodiado la célebre coreografía del tema Wrecking Ball de Miley. Y sí, con bola de demolición incluida. Y no, con algo de ropa, aunque poca.

El día que Miley poseyó a Anne Hathaway

Y todo por obra y gracia del programa Lip Sync Battle. En él, varios famosos interpretan, playback mediante, canciones de otros artistas, con performance incluida. Y, como se puede ver, la competencia es dura. Mucho. 

Con modelito ajustado incluido, bailecito sobre la bola de hierro y con gesto obsceno (sí, si una se mete en la piel de Miley hay que darlo todo) la actriz hizo una actuación de lo más completa. Algo así como nuestro Arturo Valls en el español Tu cara me suena, pero sin moñitos, menos mala leche y con alguna que otra diferencia más.

¿Qué le parece esto a Miley?

Por el momento no tenemos contestación de Miley. Y anda que la imitación no ha sido buena (de lo mejorcito de los últimos tiempos) pero nada. La cantante sigue sin pronunciar palabra, sin decir si aplaude o incluye, desde ya, el nombre de Anne en su lista de enemigos declarados. Que no son pocos.

En Diseño Web suspende, pero en originalidad, Miley se lleva el cum laude

Ella continúa, a través de las redes sociales, con sus mil y un montajes. Con sus fotos divertidas en las que lo mismo se codea con la mismísima Dolly Parton en uno de sus (ficticios) shows que sale a recolectar huevos de Pascua con sus amiguitas y su mami, o lo que es lo mismo, Nicki Minaj, Ariana Grande y Madonna. ¿Qué será lo próximo? ¿Pasarse al clan Kardashian?

Fotos y Vídeo: Youtube e Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

Hemos disculpado durante tantos años la promoción de toxicidad, violencia y analfabetismo que se da en ciertos programas televisivos que ni nos quedan fuerzas para el cargo de conciencia. Pero quizá sea mi educación en colegio de curas lo que me ha hecho pensar en los días en que le reíamos las gracias a Carlos Navarro, alias El Yoyas, animal televisivo surgido en el Gran Hermano primordial y alimentado con ingentes cantidades de basura en Crónicas marcianas y otros espacios similares.

Ver resumen Ocultar resumen

Después de las vacunas, por sentido común, éste puede ser el experimento que mayor expectación ha causado en el mundo en 2021

Bueno, en el mundo tuitero. 

Vale, en el mundo tuitero de España. 

Ver resumen Ocultar resumen

¿Dónde está el límite para aceptar en democracia a quienes pretender socavar el sistema democrático, echar de España a quien no piensa como ellos y vociferar molestamente en radios y televisiones? Desde lo del otro día de Rocío Monasterio y Pablo Iglesias (y aún antes) estamos preguntándonos la cosa. Ignatius Farray, también preocupado por estas cuestiones trascedentales, ha lanzado un tuit al respecto.

Fascismo del bueno pertenece a la terminología de Ignatius.

Y sobre el fascismo y cómo soportarlo se habla aquí.

Atención.

Páginas