Asesinos en serie de cine y televisión que existieron en la vida real

Dicen que la realidad, en muchas ocasiones, supera a la ficción. Nada que objetar. No son pocas las películas y series basadas en hechos reales. Lo que llama la atención es que algunos de los asesinos en serie más despiadados que hemos visto en ficción, hayan estado inspirados en personajes reales. Da miedito, ¿verdad? 

El mundo es un lugar más oscuro de lo que muchos piensan y, visto lo visto, nuestro agradable vecino; el elegante dueño de nuestro restaurante favorito o el extravagente millonario de la ciudad, pueden esconder mucho más bajo su piel. Pueden ser asesinos en serie que, años más tarde, inspiren películas o series de éxito como ha pasado en estos casos. 

Hannibal Lecter - El silencio de los corderos

Thomas Harris, creador de Hannibal Lecter y El Silencio de los Corderos, nunca imaginó que Anthony Hopkins interpretaría de forma magistral al que incluimos entre los 10 mejores villanos de la historia del cine. Una actuación sublime que plasmó todos los miedos que el novelista vivió en sus propias carnes cuando conoció a la persona que le inspiró a la hora de crear el personaje. 

Thomas Harris acudió a la cárcel de México a entrevistar a un delincuente, a quien aparcó cuando conoció a Salazar. En realidad, ése no era su verdadero nombre, pero el autor nunca se atrevió a mencionarlo... ¡a pesar de que cumplía cadena perpetua! Elegante, educado, culto, embaucador... ¡y psicópata y caníbal! El criminal estaba acusado de haber matado, cocinado y comido a un amigo. 

Hannibal-Lecter-Anthony-Hopkins

No obstante, Harris sospechaba que el número de cadáveres y festines que se había dado Salazar era bastante más amplio que tan sólo su amigo. Por cierto, se sospecha que el preso se llamaba Alfredo Treviño, un nombre que, por si acaso, no volveremos a mencionar en este artículo. Bon appetit. 

Keyser Soze - Sospechosos Habituales

Kevin Spacey se dio a conocer al mundo entero, interpretando a Verbal Kint, el delincuente de poca monta y con parálisis parcial en su cuerpo, que cuenta a la policía la historia de Keyser Soze. El gran capo del crimen, mató a su familia, antes de que fuera asesinada por sus rivales, y luego se vengó de ellos y sus familias, para desaparecer por completo y operar en las sombras. 

La mejor jugada del diablo fue convencer al mundo de que no existíaLa frase de Kint define a la perfección a John List, persona que inspiró a Christopher McQuarrie y Bryan Singer, a la hora de crear a su psicópata. En el año 1971, mató a toda su familia de forma tan impecable e implacable que fue imposible acusarle hasta meses más tarde, cuando ya era un fantasma. Hasta cortó su cara de todas las fotos de la casa. 

Keyser-Soze-KEvin-Spacey

Durante 18 años, fue uno de los fugitivos más buscados de USA, ganándose una reputación envidiable como criminal imposible de encontrar. El destino quiso que un vecino reconociera a List, tras ver su historia en el famoso programa America's Most WantedSe había cambiado el nombre, se había vuelto a casar y vivía una nueva vida. Sin duda, el final de Sospechosos habituales fue mejor. 

Norman Bates - Psicosis 

Si hablamos de asesinos en serie, no podemos olvidar a uno de los más fascinantes, a la vez que sádicos de la historia de Hollywood. Anthony Perkins, en su mejor papel con diferencia, plasmó todos los fantasmas y alguno más que Alfred Hitchcock tenía en la cabeza para este personaje. Su doble personalidad, provocada tras la muerte de su madre, le lleva a asesinar a todo el que pase por si hotel. 

Lo curioso de este caso es que las similitudes con el asesino que inspiró al personaje, son más de las que podríamos imaginar. Ed Gein, de hecho, también inspiró a otros serial killers de cine como Leatherface de La Matanza de TexasGein, como Bates, también tenía una madre dominante, cuya muerte desencadenó los hechos: empezó a vestirse con su ropa y a matar gente sin criterio alguno. 

Norman-Bates-Anthony-Perkins

Finalmente, fue capturado, junto al cadáver de una mujer que había desaparecido en su propiedad. Cuando la policía buscó en la misma, encontró gran cantidad de restos humanos. Cadáveres a los que Gein había arrancado la piel porque le gustaba usarla para vestirse con ella. Lo que viene a ser un serial killer elegante que se viste por los pies... ¡por los pies de sus víctimas! Más miedo que los míticos muñecos de las películas de terror. ¿Recuerdas a los más creepy?

James Patrick March - American Horror Story: Hotel

American Horror Story tiene el dudoso honor de ser una de las series más perturbadoras de la actual televisión y a ello ayudan sobremanera muchos de sus personajes. No obstante, quien nos ocupa en este caso es James Patrick March, personaje que interpretó Evan Peters en la quinta temporada del show. Una temporada que, por cierto, tiene más de un momento colado en el top 10 de escenas asquerosas de la historia de la serie

Su personaje es un asesino en serie quien utiliza su elegante hotel, perfectamente diseñado para el asesinato, para cometer los más atroces crímenes. Cámaras secretas, pasillos escondidos, habitaciones insonorizadas... Suena creepy, ¿verdad? Pues es exactamente lo que tenía HH Holmes, en su hotel de Chicago, a mediados del siglo XIX. 

James-PAtrick-March-AHS-Hotel

El psicópata confesó 27 asesinatos y el intento de otros 50, todos ellos en su hotel. Una vez cometido el crimen, Holmes vendía los esqueletos a la Escuela de Medicina y no deja rastro. Por cierto, para que nadie conociera los escondrijos del hotel, se dedicó a contratar y despedir obreros sin criterio, hasta que estuvo terminado. No imaginamos lo que tardarían en terminar. 

Le Chiffre - Casino Royale

Corría el año 2006, cuando la franquicia 2006 cambió el rol de James Bond. Del elegante e implcable Pierce Brosnan, se pasó al duro y musculado Daniel Craig. Acierto total. Eso sí, sabían que necesitaban un malo a la altura y lo tuvieron: Le Chiffre. Interpretado de forma magistral por Mads Mikkelsen, este genio del mal es de los que asusta nada más salir en pantalla. 

Millonario, gracias a sus negocios con organizaciones terroristas, el personaje estaba basado en un famoso ocultista llamado Aleister Crowley, a quien Ian Fleming describía en su libro de forma pormenorizada.

Le-Chiffre-Mads-Mikkelsen

Hasta sus inquietante ojos (con un prominete iris) fueron clavados en la película. De hecho, la escena en la que tortura a James Bond, con especial saña en sus partes pudendas, se justifican por la obsesión del personaje real con el sadomasoquismo. Cierto es que Crowley no fue acusado de asesinato alguno, sino de fundar una la filosofía religiosa Thelema. Aún así, daba el suficiente miedito como para incluirle en la lista. 

Fotos y vídeos: Youtube, Tumblr y Reddit

Ver resumen Ocultar resumen

Hace ya mucho tiempo que Paco León dejó de ser el Luisma de la serie Aída o la Raquel Revuelta de Homo Zapping. Desde hace ya varios años, se ha posicionado como uno de los directores más prometedores de la industria, con películas tan conocidas como Carmina o revienta, Carmina y Amén, Kiki, el amor se hace o su premiada serie Arde Madrid.

Ver resumen Ocultar resumen

M. Night Shyamalan, que se hizo mundialmente conocido por El sexto sentido, vuelve a los cines con una película escalofriante que cuenta con todas sus señas de identidad: giros de guion, tintes de terror, sustos que te harán saltar en el asiento y mucho suspense.

Ver resumen Ocultar resumen

El 28 de mayo es la fecha elegida por Disney para presentarnos a su Cruella, tanto en cines como en su plataforma de streaming Disney+. Pero quien espere ver una nueva versión de 101 dálmatas o de la villana interpretada por Glenn Close en 1996 y en 2000, ya pueden ir quitándoselo de la cabeza.

Páginas