Avatar: 13 curiosidades sorprendentes de la película

La película más taquillera de todos los tiempos, la más cara del mundo, la más vista y la más pirateada. Esa es Avatar. Una historia de humanoides azules con rasgos felinos, un marine parapléjico y de fines científicos. Ambientada en el año 2154, Avatar narra la historia un proyecto que busca salvar el unobtainium,  un mineral muy cotizado que se encuentra dentro de un gigantesco árbol y que podría solucionar los problemas energéticos de la Tierra. Pero este árbol no se encuentra en cualquier sitio. Está en una luna del planeta Polifermo llamada Pandora.

Jake Sully, un marine americano que quedó parapléjico será el encargado de acatar esta misión. Él irá a Pandora, convivirá con los na’vi e intentará cumplir su cometido, cosa difícil porque Jake se enamora de una de las nativas de Pandora y todo se complica. Se llega incluso a dar un conflicto armado para que no fracase la misión. Al final será el marine el que tendrá que decidir de qué lado está. Avatar es una historia en la que concurren el amor, la acción, la física y la ciencia ficción y que se sitúa entre el mundo real de un laboratorio y el mundo ficticio en el que viven los na’vi.

James Cameron es el escritor, productor y director de esta gran producción del año 2009 que está protagonizada por Zoe Saldagna, Sam Worthington, Sigourney Weaver, Stephen Lang y Michelle Rodríguez. La película se estrenó el día 18 de diciembre de 2009 en gran parte de Europa y en Estados Unidos y se reestrenó de nuevo en EEUU, esta vez con algunas escenas inéditas, el 27 de agosto de 2010 en salas 3D y IMAX 3D. 

Ese mismo año 2010, uno después de su estreno, Avatar fue nominada al premio Oscar a la Mejor Película. No consiguió este galardón pero sí se llevó el de Mejores Efectos Visuales, Mejor Dirección de Arte y Mejor Fotografía.

El mago del cine

El productor de Avatar es un grande del cine. Entre sus trabajos se encuentran algunas de las mejores películas de los últimos tiempos, tales como: Titanic, Terminator, The Abyss o Aliens. Con Avatar Cameron se superó. De hecho, para esta película especialmente se creó la Cámara Virtual para permitir rodar escenas dentro del mundo generado por ordenador, exactamente igual que si estuviera rodando en un escenario real de Hollywood.

Entre las curiosidades referentes a Avatar y a su productor cabe destacar una muy graciosa y es que James Cameron coincidió con el mejicano Guillermo del Toro y con su amigo íntimo, Santiago Segura, en una visita a Nueva Zelanda. Los tres fueron a cenar y Cameron convenció a Segura para que probase la técnica de cine en 3D con las cámaras con las que se había grabado Avatar. El español le tomó la palabra al director y grabó su película Torrente 4 en tres dimensiones, aunque luego confesó que había sido muy costoso y complicado hacerlo. Y es que evidentemente no es lo mismo Avatar que Torrente.

Fotos: Facebook

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una edición rara la de los Oscar 2021 y la retransmisión de la gala se saldó con un rotundo fracaso de audiencia. La gran industria quedó en hibernación (salvo excepciones) y la temporada cinematográfica ha sido una oportunidad para el streaming, el cine independiente y las apuestas arriesgadas. No ha habido una mala cosecha (para la que está cayendo). La crepuscular Nomadland, la empoderada Una joven prometedora, el hedonismo salvaje de Otra ronda, la militancia inteligente de Judas y el Mesias Negro.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una gala lentísima, con discursos eternos y un ritmo cansino como hacía tiempo no se daba. Lo de hacer una gala que pareciera una película, se ha conseguido, si la película era Roma, de Alfonso Cuarón. 

A pesar de todo, la 93ª gala de los Oscar ha dejado varios momentazos, una alfombra roja reducida pero tremenda y, sobre todo, un protagonista inesperado con una historia igual de inesperada y dura: la dedicatoria del Oscar de Thomas Vinterberg a su hija fallecida. 

Ver resumen Ocultar resumen

Y cuando todo apuntaba a que el Oscar póstumo a Chadwick Boseman cerraría la gala más aburrida de los últimos años, saltó la sorpresa. Anthony Hopkins, cuya actuación en El Padre es la mejor del año, se lleva de forma justa su segundo Oscar (tras el que se llevó por Hannibal Lecter en El Silencio de los Corderos en 1991). 

Así, el actor británico se convierte en el más veterano en ganar un Oscar, con 83 años. La faena es que ha sido de los pocos que no ha acudido a la gala para recogerlo. 

Páginas