Bajo Sospecha 1x04: Nuria sabe quién se llevó a Alicia

El cuarto capítulo de Bajo Sospecha sigue extendiendo la mancha de culpabilidad sobre la familia Vega, en la desaparición y muerte de Alicia. Si en el capítulo anterior era su tío Eduardo quien parecía tener mucho que callar, en esta ocasión son otros familiares quienes han mentido y siguen haciéndolo.  

Carmen descubre por casualidad quién era esa misteriosa mujer de las mariposas que su hija relataba en el diario. Y lo sabe como se conocen las cosas importantes. Casi sin saber cómo. Está con su sobrina Nuria y ve que ella tiene una pinza de pelo con forma de mariposa, justo como Alicia describía. Y para más señas, la niña reconoce que es de su madre. Begoña ya está en el punto de mira de Carmen que buscará por todos los medios hacer que la policía investigue a su cuñada.

El vídeo de la Comunión

Y mientras se siguen desvelando hechos desconocidos hasta la fecha, el comisario Casas muestra un vídeo a la familia Vega del día de la Comunión de la pequeña. Cuenta con algunos minutos más y en él se ve a Alicia, que es arrastrada por alguien fuera de la imagen. Quien hizo eso, tiene mucho que callar. Para Casas la sospechosa principal es Inés, la hermana de Roberto y tía de la pequeña. Ella lo niega.

Mientras, Víctor comienza a  acercarse y a ganar confianza con ella para que le desvele lo que sabe. Y lo logra. Sí que estaba en esa parte trasera del restaurante, pero no sola. Con quien estaba era con su ex, Federico. Alguien que además también tiene mucho que ocultar. Se le ve en una grabación recogiendo un paquete con dinero que ha dejado el abuelo de la pequeña. Recibió una llamada de un hombre pidiéndole 70.000 euros para dejar libre a la niña. El foco de la sospecha no es que le señale, ya casi le deslumbra.

No es el único secreto que se descubre. Los micrófonos de Víctor que situó en la casa de los Vega comienzan a dar señales de presencia y Eduardo se percata de ello. Carmen acude a la policía para contarlo. Y aunque, en un primer momento, creen que pueden ser de la prensa se descubrirá que son de la policía. Por eso, Casas aprovecha una metedura de pata de Vidal para cobrarse la factura.

Micrófonos ocultos

El policía de Cienfuegos hace desaparecer la cocaína para que así su hijo, que también aparece en el vídeo, quede exculpado. Casas lo sabe –lo tiene grabado- y le da la opción de que o bien reconozca que hizo desaparecer la droga o bien diga que fue él el responsable de la instalación de los micrófonos.  En Cienfuegos comienza a estar presente una máxima: todos mienten o al menos  nadie dice la verdad del todo.

Y quien sigue buscando encontrar la verdad es Carmen, que conoce de boca de Andrés, que Nuria es la única persona que leyó por completo el diario de Alicia. Además de saber quién era la señora de las mariposas puede saber quién se llevó a la niña. Va al colegio a por ella. Se la lleva al bosque, están solos y ahí la pequeña le confiesa que sabe quién secuestró a Alicia. Todos siguen Bajo sospecha pero habrá que esperar al menos una semana para ver si Nuria sabía tanto.

Fotos: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

Qué buena pinta tiene esta ficción que se estrenará en Movistar. Algo así como el duelo De la Morena vs García convertido en serie. Y con Javier Gutiérrez protagonizando. Comedia salvaje y Jesús Gil resucitado para la ocasión porque si se habla de duelo nocturno en la radio deportiva de antaño tiene que estar Jesús Gil, el histrión por excelencia.

¿Cómo nadie había ubicado en el escenario de la radio deportiva nocturna de los tiempos gloriosos una ficción sobre la lucha por le éxito?

Ver resumen Ocultar resumen

A pesar de su amplia carrera, Juan del Val era conocido como marido de (lo que no está mal, dado que suele ocurrir al contrario). Pero, de un tiempo a esta parte, y sobre todo como consecuencia de su participación en programas como 'El Hormiguero' o 'El Desafío', todo el mundo conoce su nombre como un ente a parte de su conocidísima pareja, Nuria Roca.

Ver resumen Ocultar resumen

En el mundo de la ficción está todo visto... ¿o no? Bueno, quizá visto sí, por eso la idea de adaptar grandes historias de ficción al formato podcast, no es ninguna tontería. Porque es muy fácil sentarte delante de la televisión y que otros hagan el trabajo por ti, pero tener que imaginarte tú los escenarios y personajes, al igual que haces cuando lees un libro, eleva la experiencia de la ficción a otro nivel.

Páginas