Bertín Osborne incumple su palabra y entrevista a Maduro (en Late Motiv)

Quizá imbuido por la campaña electoral o quizá porque se ha arrepentido de vetar al presidente de un país, Bertín Osborne ha decidido entrevistar a Nicolás Maduro. Lo ha hecho pese a haber confesado en su día que preferiría entrevista Adolf Hitler que al dirigente venezolano.

Eso sí, que nadie se lleve a engaño, porque quien acudió este lunes al programa de Mi casa es la tuya fue José Luis Moreno. El esperado encuentro entre el presidente bolivariano y el comunicador andaluz fue en Late Motiv. 

Después de Hitler y Kim Jong Un

Después de que Hitler y Kim Jong Un acudieran a la casa de Osborne, al menos a la casa que han creado en #0, le llegaba el turno a Nicolás Maduro, el 'Pablo Iglesias de Venezuela", como le bautizó el presentador de Mediaset. 

Allí estaban Maduro y Osborne en la cocina del segundo. El cantante con un mandil, dispuesto a cocinar o hacer el pertinente sketch de que no sabe cocinar y que a él se le da mejor comerse lo cocinado por otros.

ADEMÁS: Bertín entrevistaría a Hitler, pero no a Maduro

El presidente, con su imprescindible chándal con la bandera venezolana y las estrellas pertienentes. No el de Colombia, como le podría haber sucedido a David Bustamante.

Como buen anfitrión le sirve un vino a Maduro, aunque un tanto especial, porque en lugar de ser de sus bodegas lleva una calavera. Para picotear no tira del pertinente jamón, sino que saca panchitos para hacer el chiste fácil y repleto de racismo. 

Les une el humor

Pero tras la tensión, llega el momento de la distensión. Y es que un chiste de gangosos -al más puro estilo Arévalo- hace que Bertín decida dejar las rencillas al lado y opte por pasarlo bien.

ADEMÁS: Buenafuente se transforma en Nicolás Maduro

Eso sí, el anfitrión tiene una pega para el invitado. Y así le confiesa que le puede pasar que sea dictador, que sea comunista o que no respete derechos humanos, pero lo que es inadmisible es que acuda a su casa en chandal. 

Lo cual aprovecha Maduro para hacer reír a Osborne con un chiste sobre indios y vaqueros. Algo que no iba impedir que Bertín le hiciera algún regalo, un tanto envenenado al presidente venezolano: un rollo de papel higiénico, que escasea en Caracas o eso dicen los que hablan más de Venezuela que de Vallecas. 

Regalo que le devuelve cuando Osborne dice que le gusta Sudamerica, y Maduro le recuerda Panamá. Eso desata la ira del presentador que acaba intentando hacer que coma una hamburguesa del McDonald como símbolo del capitalismo. 

Fotos: #0

Vídeo: #0

Ver resumen Ocultar resumen

Camino de los dos años de pandemia, muchos medios siguen dispuestos a dar consejos realmente cuestionables a la población. 

Tal es así que, recientemenre, en Ya es mediodía, sorprendían con la que venían a denominar Dieta por Infección de Covid-19

Básicamente, era una dieta "para ganar peso ante la falta de olfato y gusto que origina el Covid-19". 

Ver resumen Ocultar resumen

Hace tres semanas, Bertín Osborne pasaba por La Resistencia y se lo pasaba en grande con David Broncano

Eran buenos tiempos para el presentador. Bueno, y lo siguen siendo. Pero claro, ahora se sabe que el presentador fijó su residencia en Luxemurgo y facturó a través de Panamá, para evitar pago de impuestos, tal y como ha contado El Confidencial en exclusiva

Ver resumen Ocultar resumen

Este lunes, 29 de noviembre, un cómico se ha sentado en el banquillo por un chiste

Más allá de cómo sea el chiste, el precedente es aterrador, pues esto podría significar juzgar a 100.000 tuiteros al día. 

La Fiscalía de Madrid pide, además, 1 año y 10 meses de cárcel, una multa de 3.000 euros y la inhabilitación para hacer humor del cómico durante cinco años. Es decir, prohibirle su forma de ganarse la vida. 

Páginas