Bradley Cooper, hecho un cuadro y sin Irina Shayk

Han sido días de tensión, de dimes, diretes y comentarios pero, por fin, se confirmó la noticia: Bradley Cooper e Irina Shayk están juntos. Besos, risas y arrumacos son algunos de los gestos de la pareja que la pareja se dedicó por las calles de Nueva York. Es lo que tienen las primeras semanas, que todo es de color de rosa. Que no de color de rusa. 

Así las cosas, una vez presentado su nuevo amor al mundo, Bradley Cooper acudía al famoso restaurante Sardi, uno de los más populares de Nueva York, donde posó con su caricatura. Casi todos los famosos que se animan a conocer el sitio, después son recordados con un retrato. Pues bien, ahora Bradley Cooper también forma parte de ese club tan selecto. ¿Estará Irina Shayk retratada en alguna de esas paredes?

Un tipo feliz

El actor llegaba de lo más sonriente al local, algo de lo más normal si tenemos en cuenta que ha enamorado a la modelo rusa. Con americana y perfectamente peinado, Bradley posó con su dibujo y con el equipo del restaurante. Eso sí, ni una palabra de Irina.  

A pesar de que la noticia de un posible romance entre el actor y la top model llevaba días circulando por Internet, lo cierto es que la pareja se ha cuidado para reservar su intimidad, aunque finalmente las cámaras de ¡HOLA! les pillaban in fraganti a la salida de un espectáculo de Brodway. 

Y es que parece que la pareja está disfrutando plenamente del inicio de su relación. Varios testigos han asegurado al New York Post que Irina y Bradley se reunieron en la post fiesta de la Gala MET, organizada por la estrella de la noche, Rihanna, en la discoteca Up & Down. 

En dicha fiesta también se encontraban otros populares actores como Leonardo DiCaprio, Jennifer Lawrence o la modelo Naomi Campbell. Aunque al comienzo de la fiesta Bradley e Irina se mantuvieron en un grupo con sus amigos, más tarde la pareja se trasladó hasta la zona del karaoke, más apartada y sin tanta gente, en busca de intimidad. La pareja abandonó el local en torno a las 3:00 horas. A la misma fiesta también acudió Justin Bieber, quien pasó la noche con sus amigas Kendall Jenner y Gigi Hadid

Ver resumen Ocultar resumen

Al director de cine Paul Verhoeven le gusta más una polémica que a un niño un caramelo. Cómo sino iba a haber dirigido obras como Instinto Básico, Showgirls o Elle... Pero parece que al holandés le supo a poco y su última obra versa sobre una monja... lesbiana. Y claro, ha herido alguna que otra susceptibilidad.

Ver resumen Ocultar resumen

El fin del mundo siempre es un buen escenario para una película y si no que se lo digan a Apple TV+, que pone en marcha Finch, el último proyecto cinematográfico de Tom Hanks. La propuesta nos presenta una historia de aprendizaje, coraje y supervivencia en una desértica Tierra devastada a causa de un cataclismo solar.

Ver resumen Ocultar resumen

ADEMÁS: 40 películas que NO debes ver

El cine tiene una gran historia y, a lo largo de esta, hemos descubierto películas que realmente han calado hondo en su público. 

Páginas