Buscando en el baúl de los recuerdos: Aquellos maravillosos años

Se mantuvo seis temporadas (1988-1993) en antena, pero parecieron muchas más y quedó para siempre en el recuerdo del espectador. Para la cadena ABC eran una de las marcas de la cadena; y fue ya para siempre una de las mejores series de su tiempo. De hecho Tv Guide la incluyó entre el top-20 de los mejores series ochenteras. Sí, hablamos de Aquellos Maravillosos años. 

Pero eso sí, no se basaba en la época en la que estaba grabado sino que la acción se centraba 20 años atrás. Fueron más de 100 capítulos narrados en primera persona por el protagonista (algo así como Carlitos en Cuéntame). El protagonista como todo el mundo recordará era Kevin Arnold (Fred Savage), el hijo de una familia humilde estadounidense que día a día se enfrentaba a los problemas sociales y acontecimientos a los que se enfrentaba la sociedad americana. 

La música de cabecera se recordará siempre

Aunque si por algo fue inolvidable la serie fue por su canción de cabecera; que no era otra que la mítica With a Little Help from my friends de los Beatles, pero en este caso cantada y  versionada por Joe Cocker. 

Ahora, ya han pasado más de 25 años del inicio de la serie y la vida de sus protagonistas está muy lejos de ser la de aquellos personajes. De hecho, aunque a más de uno le cueste creerlo Fred Savage está al borde de ser un cuarentón; tiene ya 39 años y su carrera ha estado muy lejos de ser la de la estrella que apuntaba. Algún papel esporádico en series como Ley y Orden, pero nada realmente relevante. 

Al gran amor de Kevin sí que le ha ido algo mejor en su vida profesional. Y es que Danica McKellar que dio vida a Winnie Cooper ha tenido algunos personajes relevantes en El Ala oeste de la Casa Blanca y se ha dejado ver, episódicamente, en Cómo Conocí a vuestra madre. 

Pero para famoso todos estos años posteriores Josh Saviano (Paul Pfeiffer); aunque digamos que de forma involuntaria, ya que se prppagó durante muchísimo tiempo que estaba detrás de toda la capa de maquillaje de Marilyn Manson. El actor,que actualmente ejerce como abogado, lo ha negado por activa y por pasiva, pero eso quedará para siempre en el imaginario colectivo. 

No era Marilyn Manson 

Alguien quien sí que ha tenido algo más de recorrido es Dan Lauria, el actor que se embutía en la piel de Jack Arnold (el padre de Kevin); un buen hombre que había sido un veterano en la guerra de Corea. Luego se le han conocido papeles en Como conocí a vuestra madre o Ley y Orden.

 A Alley Mills, que ejerciera de madre del pequeño, tampoco es que la hayamos visto mucho después de que en 1993 echara el cierre la serie., aunque ha tenido su hueco en la ya clásica telenovela The Bold and The Beautiful. 

Por su parte, el hermano mayor Wayne (Jason Harvey) tampoco es que haya disfrutado de una carrera que se la envidia de la profesión; aunque se dejó ver en algún show de Nickelodeon. O para ser más exactos se dejó oír, ya que puso la voz. 

A Oliva Jane d'Abo, que hacía de hermana hippie de Kevin, fue a la que mejor le fue después: seis años en Ley y orden e incluso apareció en Star Wars. La verdad, es casi la excepción ya que para el resto sí que fueron los maravillosos años mientras estuvieron en la serie. 

Fotos. Twitter, Instagram 

Ver resumen Ocultar resumen

Separarte de la persona con la que creías que ibas a construir un proyecto de vida hasta el final, siempre es duro. Es un proceso muy personal lleno de subjetividades que no pueden entender aquellas personas ajenas a la relación, y es lo que nos trae Hagai Levi con su reinterpretación del clásico de Ingmar Bergman, Secretos de un matrimonio.

Ver resumen Ocultar resumen

La pregunta ha sido lanzada por Quique Peinado en un tuit con su correspondiente errata (¡ningún tuit perfecto!). Pero se entiende lo que quería transmitir. Y claro que lo ha entendido el personal. El propio Quique Peinado mencionaba Dawson crece como ejemplo de serie con protagonista involuntariamente idiota. O sea, en el guión tenía que ser el bueno, el admirado, el papel positivo, el personaje principal al que venerar.

Y no.

Caía mal.

A Quique Peinado al menos. Y hay más ejemplos

Ver resumen Ocultar resumen

Estamos ya a mediados de septiembre y, como una lluvia fina, la gente habla de El reino, serie argentina de Netflix cuya altura artística, elenco y capacidad de penetrar en la nueva realidad política latinoamericana ofrece un sabrosísimo menú para degustadores de ficciones potentes. Y luego que, sin más, se trata de un thriller trepidante capaz de seducir a todo tipo de públicos. 

Páginas