Camacho y Cañizares cuentan la verdad sobre la historia del bote de colonia

El mundo del fútbol está repleto de guiños, de situaciones en las que una mera casualidad cambió el destino de un jugador, de un equipo o de un torneo. Es frecuente, que cuando un jugador cuelgue las botas, saque a la luz alguno de los secretos que compartió con sus compañeros de vestuario. 

Y si hay un hecho sobre el que se han escrito ríos de tinta; y se ha especulado hasta casi la extenuación fue lo que le sucedió a Santiago Cañizares, en la concentración previa al Mundial de fútbol de Corea y Japón de 2002.

Sí, aquel campeonato que será siempre recordado, por cualquier español, como el del robo de Gamar Al Ghandour, en aquel partido, de infausto recuerdo, entre España y Corea del Sur.Dos goles anulados, algún fuera de juega señalado cuando un español iba solo hacia la portería...

Un Mundial que empezó con mal pie

Una actuación arbitral del egipcio que no será nunca olvidada por aquellos que asistieron al partido. Y encima Raul no pudo jugar aquel día por lesión, siendo incapaz de poder hacer otra de sus grandes actuaciones históricas

Pero un mes de que llegara aquel fatal desenalce; España volvía chocar contra el muro de cuartos de final, sucedió un hecho que ha dado pie a bromas, aunque en el momento todo fuera muy serio.

La temporada había finalizado; el Real Madrid acaba de ganar su novena Champions, con una actuación estelar de Iker Casillas, saliendo del banquillo; y el Valencia de Rafa Benítez había conseguido, tras más de 30 años, ser campeón de Liga. 

Algo que fue reconocido por el seleccionador, José Antonio Camacho, llevando a varios de sus jugadores al equipo nacional. Y entre ellos, destacaba el portero del equipo valenciano y de la selección española, Santiago Cañizares

'Cañete' había ido a dos Mundiales, pero éste era especial. Iba a ser el primero en el que la titularidad era suya. Como su suplente tenía a un joven Iker Casillas, que esperaba su oportunidad. 

Un divertido reencuentro

Quedaban apenas unas horas para abandonar la concentración de Jerez, y poner rumbo a Asia. Y saltó la noticia, que era digna de que le hicieran una chirigota como a Cheryshev. Cañizares no podía ir a la Copa del Mundo.

Un surrealista percance se lo impedía. Según se contó,  se le cayó un frasco de colonia al salir de la ducha, con tan mala suerte que golpeó en el lavabo y, después, uno de los trozos le fue a seccionar un tendón del pie.

El portero titular de 'La Roja' no podía ir al campeonato; y veía esfumarse sus opciones de ser titular con la selección. A partir de ahí, la portería de la selección sólo iba a tener un dueño, Iker Casillas.

Y este pasado domingo dos de los protagonistas de aquella situación se volvieron a reunir. Ha sido en el pograma de Movistar +, La Casa del fútbol .Y claro, estando los dos allí hubo que sacar el tema. 

El cual trataron entre bromas. Sobre todo Camacho, que dijo que cada vez que vez que un bote colonia se cae grita: "Uy, Cañizares".

Al final, lo mejor es que se lo sigan tomando con humor. Eso sí, a Al Ghandour no le perdonamos aquel arbitraje.

Fotos: Gtres, Twitter

 

Ver resumen Ocultar resumen

Lo han vuelto a hacer. Y son ya tantas las ocasiones en las que un medio, presuntamente satírico, es más serio que los convencionales, que la preocupación ha alcanzado límites insospechados. 

El Mundo Today ha cogido la polémica del día, le ha dado la vuelta y ha vuelto a arrasar. 

Para ellos, David Broncano es el ex de Paula Badosa y, como tal, lo han presentado en su original visión del asunto. 

Ver resumen Ocultar resumen

Impresionante. Espectacular. Abrumador.

Se acaban los calificativos para describir la fotografía que ha compartido JJ Vaquero en sus redes sociales. La fotografía que nadie había pedido pero que todo el mundo necesitaba y aún no lo sabía.

El cómico, uno de los más respetados y aclamados del panorama humorístico patrio, y famoso por sus continuos comentarios sobre lo poco que cuida su alimentación o el nulo deporte que hace, resulta que tiene un pasado glorioso en lo deportivo.

Ver resumen Ocultar resumen

Francisco Nicolás sigue siendo uno de los personajes más intrigantes, fascinantes y misteriosos de la actualidad política y social patria de los últimos años.

Una historia digna de serie de Netflix que, en su tercera temporada, comenzaría con una sentencia de tres años de cárcel. La misma que le ha regalado la Audiencia Provincial de Madrid por hacerse pasar por un enlace del Gobierno y la Casa Real, para reunirse con el presidente de Alsa, en 2014.

Páginas