Celia Villalobos en 8 momentazos: del Candy Crush al bolardo maldito

Celia Villalobos inicia una nueva etapa en su vida. No, no se ha pasado del Candy Crush al Pokemon Go (que sepamos), sino que, tras 12 años en diversos cargos, la diputada malagueña del PP abandonará la Mesa del Congreso donde, durante las dos últimas legislaturas ha sido vicepresidenta primera de la Cámara Baja.

Celia-villalobos-congreso

Lo que se había convertido en una suerte de funcionariado para Celia Villalobos, ha tocado a su fin este martes, por orden directa del presidente el Partido Popular, Mariano Rajoy

ADEMÁS: Los vídeos de Pokemon GO que demuestran que hemos tocado fondo como especie

Así, la diputada popular pasará a formar parte del Grupo Popular en el Congreso, donde la formación cuenta con 137 diputados. Eso sí, como ha hecho en otras ocasiones, Celia Villalobos sabrá cómo sobresalir entre la multitud de representantes populares, como ha venido haciendo en los últimos años. Para muestra, algunos de los botones más destacados que nos ha dejado. 

¿Candy Crush o Rajoy? Opción A

A principios de 2015, en pleno Debate sobre el Estado de la Nación, a Celia Villalobos se le presentó un peliagudo dilema. Debía elegir entre escuchar al presidente del Gobierno y líder de su partido, Mariano Rajoy, defender sus políticas o echar una partida a Candy Crush e intentar pasarse esa pantalla que tenía atragantada

La alternativa escogida por la política es de sobra conocida. Con lo que no contó Villalobos fue con las nuevas tecnologías que grabaron su escarceo por el mundo de los caramelos de colores, y compartieron en Twitter su traición a Rajoy. Uno de los TT más memorables. Y sí, por si alguien lo duda, el iPad es el que le dan a los diputados para que trabajen con ellos. 

ADEMÁS: 25 máquinas recreativas con las que casi nos arruinamos

¿Reformas? Tengo una Ikea

En verano de 2015, sí, a poco menos de seis meses de las Elecciones, el equipo de Gobierno decidió acometer una reforma en la segunda planta del Congreso de los Diputados. La supervisión de la misma fue encargada a Celia Villalobos, como responsable del área de Compras y Obras en la Mesa del Congreso. No es broma. 

Pues bien, la malagueña y su equipo llegaron a la conclusión de que a un edificio de 1850, construido por mandato de la Reina Isabel II, le vendría bien una combinación de modernidad mal entendida, a medio camino entre el Ikea y los pasillos de un hospital. Nada de decoración, ambientes fríos, poca luz... Para trabajar con alegría, que diría aquel. 

Celia-villalobos-pasillo

La remodelación de la segunda planta se fue hasta los 4 millones de euros y terminó en noviembre, a un mes de las Elecciones Generales del 20 de diciembre. Lo que viene a ser un, para lo que me queda en el convento... 

Café con esputos

Pocos días después de terminar la reforma del Congreso, Celia Villalobos tuvo un incómodo encuentro con Pablo Iglesias, líder de Podemos. Según contó la propia vicepresidenta del Congreso en la cadena COPE: "Le invité a tomar un café y casi no me escupió porque había mucha gente delante". ¿En serio? ¿Pelín exagerada? 

Celia-villalobos-pp

Según la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, parece que Villalobos le echó algo de literatura al asunto. Cospedal reconoció que más que un rifirrafe o un altercado, lo que hubo entre ambos políticos fue un "contrastede opiniones". ¿El tema del que opinaban? La corrupción. Acabáramos. Por cierto, el café, mejor con leche que con esputos. 

De rastas, piojos y otras filias moradas

Lo que son las cosas. Todo lo moderna que pretendía ser Celia Villalobos con su reforma en el Congreso, y lo anticuada que le quedó su crítica a Alberto Rodríguez, el diputado de Podemos que llamó la atención de todo el mundo por sus rastas, el día que se constituyeron las Cortes, tras las Elecciones del 20-D. 

alberto-rodriguez

En un gesto de elegancia supina y respeto máximo, Celia Villalobos dejó en Las Mañanas de La1 la perla del día: "A mí me da igual que lleven rastas, pero que las lleven limpias para no pegarme los piojos". Bienvenidos al Congreso, diputados de Podemos. 

ADEMÁS: De Nino Bravo a Los Chikos del Maíz, ¿qué música escuchan los políticos?

Aprendiz de Aramis Fuster

A lo largo de los años, lo que no se le puede negar a Celia Villalobos es la gracia. O los intentos de tenerla como demostró el pasado mes de abril, en pleno huracán José Manuel Soria.

Preguntada sobre las informaciones de la sociedad offshore que tenía el ya ex ministro en Panamá, y si creía que éste debía dimitir de su cargo, Villalobos se vino arriba por bulerías y se desmarcó con un mítico: "Todavía no soy adivina. Estoy haciendo los cursillos". Y así, amigos, se afronta un asunto de máximo nivel. Con gracia. Aunque no se tenga. 

Caída de un mito

Considerar la salida de Celia Villalobos de la Mesa del Congreso como su caída política, puede ser algo exagerado. Sobre todo, si comparamos esa caída con la que tuvo en octubre de 2013... ¡a un metro de la Reina Sofia

La política malagueña salió a recibir a la monarca, para visitar juntas un puesto de la Cruz Roja. Pero, cosas de la vida, alguien había puesto un bolardo perverso detrás de Celia Villalobos quien, al revolverse, se fue al suelo. Eso sí, los guardaespaldas la cogieron a tiempo y evitaron un susto mayor. Los bolardos los carga el diablo. Bueno, y el karma

Ese cuerpo... ¡de bomberos! 

Como dijo aquel, a nadie le amarga un dulce. Y claro, si en vez de uno, vienen un puñado, mejor que mejor. Eso le pasó a la buena de Celia Villalobos quien, en plena conversación telefónica, se cruzó con un grupo de bomberos en los pasillos del Congreso. 

La mirada de la malagueña lo dice todo. Le faltó soltar un ay, omáLo mejor es que uno de ellos le correspondió la miradita... ¿Qué pasó después? Habrá que esperar a la siguiente temporada, como en las series de televisión. 

ADEMÁS: 20 sonrojantes descuidos de famosos

No son más tontos...

Por último, nada como recordar el momento curiosodigamos, con su chófer a las puertas del Congreso. Al bueno de Manolo aún le estarán pitando los oídos. Y es que Celia Villalobos no es de llegar tarde aunque, por lo visto en las imágenes, sí que es de soltar algún improperio que otro. 

Fotos y vídeos: Gtres y Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

¿Es posible que Lo de Évole haya hecho la mejor promo de la historia de la televisión española?

¿Es posible que, además, la mejor promo de la historia de la televisión sea el mayor troleo de la historia de la televisión española?

Pongamos en contexto. 

Ver resumen Ocultar resumen

Fue una de las grandes estrellas de Hollywood capaz de protagonizar éxitos comericales y películas de autor pero su carrera, de pronto, se detuvo. La vimos hace unas horas en la alfombra roja de los Emmy acompañando a su marido Michael Douglas. Pero ¿qué hace Catherine Zeta-Jones? ¿Tiene proyectos? ¿Es un astro definitivamente retirado?

Ver resumen Ocultar resumen

De los creadores de "la nieve no existe, es plástico" o "la vacuna tiene microchips para que Bill Gates nos controle", llega el cierre de la trilogía negacionista: "el volcán orquestado". 

La entrega que no vimos venir. La secuela que nadie pidió pero que Twitter necesitaba. El brindis al sol más gratuito que jamás se ha echado alguien en redes sociales. 

Páginas