Cocinero despedido por pasarse de la 'raya' en directo

Hay bromas y bromas, y la que hizo Lubomir Herko no tuvo gracia alguna. De hecho, le ha costado el puesto... ¿Quién es Lubomir Herko? Pues, hasta hace poco, uno de los cocineros random que, a diario, salen en los programas matinales de cientos de canales de televisión. 

En este caso, el canal era Teleranode Eslovaquia y, como es habitual en estos formatos, mientras en plató debatían de lo humano y lo divino, conectaron con la cocina de marras, para ver cómo iban los preparativos. Y, visto lo visto, no iban mal. 

Chef-Thug-life

El bueno de Lubomir Herko tuvo la feliz idea de gastar una broma a la audiencia. Craso error. El chef cogió lo que podría ser harina, azúcar glass o vaya usted a saber, y empezar a cortarla como si fuera a esnifarla. No faltaba detalle. Tarjeta de crédito y un billetazo de 500 euros, para qué andar con tonterías, a modo de turulo. 

La cara del cocinero, para remate, no tiene precio. Esas caras de jujuju, qué picardías soy. Lo que acabo de hacerPues bien, lo que acababa de hacer era firmar su carta de despido. Y es que antes de llegar el final del día, Herko estaba en la calle. Lógico. Hay líneas (o rayas) que están prohibidas de traspasar en televisión y, en este caso, el despido está más que justificado. Di no a las drogas y a las bromas pesadas. 

Fotos y vídeo: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Siempre se ha dicho que el castellano de Valladolid es el más perfecto del país, pero después de compartir mi vida con un vallisoletano desde hace más de ocho años, puedo aseguraros que no es así.

Ver resumen Ocultar resumen

Los antivacunas son pocos (afortunadamente), pero hacen mucho ruido. Si no que se lo digan a las marionetas de Barrio Sésamo, en especial a Big Bird (una especie de Gallina Caponata), que se han visto atacados por recibir su dosis de la vacuna contra el Covid-19.

Ver resumen Ocultar resumen

En 1995, dentro del programa Lo+Plus, de Canal+, nacía un espacio pionero en desgranar la actualidad del día en clave de humor pero con crítica política. Se trataba de Las noticias del Guiñol, y dichas marionetas estuvieron haciendo reir hasta 2008.

Páginas