Cristina Pedroche y David Muñoz juntos... ¡y en la cama!

Ya lo decía Roxette, en su versión en español de su It must have been love: no sé si es amor pero lo parece. Pues amigos, en este caso, es amor y del bueno. La relación entre la televisiva Cristina Pedroche y el chef David Muñoz está cada vez más consolidada. Pero claro, hay que tener en cuenta que la pareja lleva saliendo, al menos que sepamos, desde enero. Y claro, están todavía en fase de cortejo, enamoramiento y maripositas en el estómago. ¡Qué bonito!

Cómo será la cosa, que no tienen problemas en mostrar al mundo entero lo enamoradísimos que están. Si ya les vimos de escapada en París, o comiéndose a besos en el Mutua Open de Madrid, ahora hemos podido disfrutar de ambos en la intimidad. Sí, sí, como lo lees. Cristina Pedroche y David Muñoz en la cama y nosotros de testigos. Eso sí, que nadie piense que va a ver nada más allá de los dos rombos. Tan sólo las piernas musculadas y atléticas de ambos, enrocadas en la cama. Romanticismo modo on. Y en la jornada electoral que tiene más mérito. 

Lo cierto es que, echando cuentas, los tortolitos no han podido estar juntos todo lo que hubieran querido. Y es que ya se sabe que Cristina es la presentadora de Pekín Express, que se estrena por cierto este lunes a las 22:30 en Antena 3. Pues bien, durante cuatro semanas hemos visto las imágenes de las andaduras de Cristina Pedroche en la capital china, donde la vemos vestida con la indumentaria típica, rodeada de los concursantes y en ropa deportiva (aunque eso sí, tanto ejercicio no es tan bueno porque la presentadora al parecer se cayó y tiene una herida en la rodilla).

Pero seguro que esa distancia no es problema para el amor entre Cristina y David. De hecho, no lo ha sido durante los últimos días puesto que Cristina no ha dudado en mantenerse en contacto con los suyos en la distancia. Así lo hacía saber también a través de su cuenta de Instagram, donde ha subido una imagen en la que vemos a la reportera haciendo Skype con sus padres y con David Muñoz, aunque por separado. ¡Mi familia! ¡Cuánto les echo de menos! Papá y mamá... gracias por cuidarme tanto siempre... @dabizdiverxo gracias por completarme... #magia #siempredelamano # siempre juntos (y varios corazones). 

¿Boda a la vista?

Lo cierto es que parece que Cristina y David van en serio. Muy en serio. Cómo será la cosa que hace poco lo confirmaba a los medios de comunicación, con los que Cristina no tiene reparos en hablar sobre su relación: ¿Quién dice que no hay que correr? Estoy enamorada y le he pedido que nos casemos por Twitter. Quizá algún día me diga que sí, por pesada (risas). Pero con él voy sin frenos y quiero casarme en cuanto se pueda. Efectivamente, Pedroche había subido una imagen a Twitter de ella con cara de no haber roto ni un plato con el siguiente mensaje: Oye @dabizdiverxo que ya no sé vivir sin ti... ¿te casas conmigo porfa? porfa porfa porfa... ¿Qué responderá David a todo esto?

Fotos: Instagram y Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

David Pareja, reconvertido en el Reportierno en El Intermedio, puede haber encontrado el eslogan más pegadizo y con mayor potencial de marketing de 2021: "Soy de derechas y hago yoga". 

Ríase usted de Mr. Wonderful. Esto es una frase con gancho y no el Just Do It de Nike. 

Eso sí, cuando el reportero y cómico sea multimillonario, debería compartir la mitad de su fortuna con la ideóloga de esta frase para la historia: Cristina. 

Un mujer de derechas con las ideas muy claras.

Ver resumen Ocultar resumen

Han pasado más de dos años desde que Ibai Llanos se convirtió en el gurú y talismán de los estudiantes, con su legendaria arenga en Youtube. 

Su "cree en ti, carajo" fue el vídeo más visto en España aquel año y fue clave en el notable incremento de popularidad del creador de contenidos. 

Dos años más tarde, Ibai Llanos se codea con los mejores streamers del mundo pero no se olvida de su compromiso con los estudiantes, incluso en el inicio de curso. 

Ver resumen Ocultar resumen

En el año 2000, Juan José Ballesta tenía rendido a sus pies a toda la industria del cine español gracias a su trabajo en El Bola, papel por el que ganaría el Goya. Pero la presión pudo con él y se despidió del cine para trabajar como marmolista, albañil y hasta contable.

Páginas