Cruz y Raya, el Reencuentro. Juan Muñoz y José Mota, juntos de nuevo

Esto es una Cruz, esto es una Raya, ésta es la emisora Cruz y Raya... que aunque debe nunca calla... Así comenzaban sus sketches el dúo cómico que intentó, sin éxito, tomar el relevo de Martes y 13 (con quien Mota ha tenido más que palabras últimamente). Eso sí, durante 20 años, fueron un referente del humor más tradicional y, junto a Chiquito de la Calzada y los míticos colaboradores de No te rías que es peor, sus muletillas eran repetidas por niños y no tan niños de toda España. 

En el año 2007, José Mota decidió volar en solitario, comenzando una exitosa carrera en Televisión Española, con un lapso de dos años en Mediaset, donde daba rienda suelta a sus histriónicos personajes, algunos recuperados de su época como dúo, que recogimos en este bestial recopilatorio

Juan-Muñoz-acto

Por su parte, Juan Muñoz, optaba por espectáculos más intimistas y modestos, pero también muy vinculados al humor que catapultó a la pareja al Olimpo de los humoristas patrios del siglo XX. Hay clásicos que son eternos. Y Cruz y Raya lo son. Por tal motivo, volver a verles juntos, después de casi una década, es motivo de regocijo y alegría. 

Nuevo espectáculo

El motivo de dicha reunión no era otro que el regreso de Juan Muñoz a los escenarios con su nuevo espectáculo, Historias Mías, que se estrenó este martes en el teatro Cofidis Alcázar de Madrid. 

Y como era de esperar, además de José Mota, multitud de rostros conocidos acudieron a la llamada del cómico. Entre ellos, Micky Molina, Los Chunguitos, Julius, Javier Gutiérrez, Santi Acosta, Roser, Belinda Washinton y el que fuera su pareja oficiosa durante dos décadas (como hacía Paula Echevarría este fin de semana con sus compañeros de El Comisario).

Juan Muñoz se mostró feliz y encantado de poder estrenar su espectáculo en la capital madrileña rodeado de amigos tras haber estado de gira por media España en los últimos años. 

cartel-promocional-de-juan-muñoz

Pubs, karaokes, restaurantes… cualquier lugar era buena para Juan Cruz a la hora de hacer reír a su público con míticos personajes como El morito Ke si some o El gitano Juan de Dios. A Juan Cruz no se le caen los anillos y así lo ha venido demostrando desde que rompiera profesionalmente con José Mota, como él dice, su hermano del alma, con el que se sigue llevando a las mil maravillas

"Él trabaja en televisión y yo hago directos y nos queremos muchísimo y seguimos siempre y para mi es un orgullo y satisfacción de que esté hoy él aquí conmigo apoyándome. Dos cosas importantes hay hoy aquí, mi madre y José Mota, mi hermano del alma", reconocía a Chance en el estreno en Madrid de Historias Mías.

Juan-Muñoz

¿Sobre un posible regreso de Cruz y Raya? Juan Muñoz lo tiene claro: "Segundas partes siempre fueron posteriores. Bueno, depende de aquello que se haga, de aquello que se presente y de aquello que se realice. Yo no he reñido jamás con mi compañero", eran sus palabras. 

Ahora vuelve a los escenarios por la puerta grande en un gran teatro y rodeado de los suyos. 

Fotos: Gtres y redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

Si algo no se le puede negar a Netflix es la variedad. Tiene películas y series de gran calidad, pero si se tiene que dar al entretenimiento puro y duro, de ese que se consume con media neurona, se da sin ningún problema.

Desde que descubrió el mundo de los realities, no ha habido manera de pararle y ha ofrecido auténticas joyas que, si bien no pasarán a los anales de la historia, sí nos hacen pasar un rato entretenido.

Ver resumen Ocultar resumen

A medio camino entre First Dates y Mask Singer se ha quedado uno de los últimos y más bizarros programas de Netflix.

Sexy Beasts se presenta como un dating show diferente y original, en el que los solteros que se presenten a buscar pareja, lo harán ataviados con tremendo maquillaje de animales, monstruos y bestias y una serie de prótesis para que sean, absolutamente, irreconocibles.

Ver resumen Ocultar resumen

"No, no he muerto"

¿Qué tiene que pasar para que una persona viva tenga que confirmar que lo está? Claramente, que alguien se lo cargue. 

Pues eso es lo que le ha pasado al Maestro Joao, quien ha tenido que salir al paso de la noticia de su propia muerte. Sin duda, el plato de peor gusto que alguien se puede desayunar. Aunque, siendo sinceros, ¿hay algo más satisfactorio que leer la muerte de uno mismo, sabiendo que no es así? 

Páginas