¿Cuánto gana Bertín Osborne por cada programa de En la tuya o en la mía?

Es uno de los grandes éxitos de audiencia de lo que llevamos de curso televisivo. Llegó entre polémicas y con el veto de algunos de los consejeros de Televisión Española; pero el programa de En la tuya o en la mía, presentado por Bertín Osborne los ha ido callando a base buenos datos de audiencia. 

De hecho, la última entrega, en la que acudieron a la casa de Bertín en Sevilla Los Morancos, el programa se afianzó en el liderazgo del prime time de los miércoles con un 20% de sshare. Un dato espectactular, casi propio de otra época de la tele pública en la que era habitual verle reventar los audímetros. 

Viendo esto, no extrañó nada que el Consejo de Adminstración de Radio Televisión Española (RTVE) decidiera seguir apostando por el formato. Unas entrevistas amenas, en las que el cantante y presentador consigue crear un clima de amistad que provoca que muchos de los invitados acaben desvelando anécdotas y confidencias. 

Aunque sin duda el gran triunfador de esta primera tanda de programas ha sido Bertín Osborne que ha resultado ser un éxito a la hora de entrevistar. Por ello, no llama la atención que el ente público haya decido renovar a él y a En la tuya o en la mía por 18 programas más. 

Gran éxito de audiencia

La renovación llega, además, acompañada de un aumento en salario; y es que el programa, que costaba hasta la fecha 70.000 euros por episodio, pasará tener un presupuesto de 89.000 por emisión. Un incremento del 27% que también se va a ver reflejado en la nómina de Osborne. 

Hasta ahora venía cobrando 10.000 euros por programa, según ha desvelado Europa Press. Si al conductor se le aplica el mismo incremento que el del resto del programa eso significaría que llegará a ganar 12.700 euros por día emitido. 

¿Es mucho dinero? Pues comparado con lo de cualquier trabajador sí, pero teniendo como baremo los sueldos de otras estrellas televisivas no tanto. De hecho, no es ninguna barbaridad si se compara con sueldos pagados por la tele pública en otras ocasiones.

Y es que Mariló Montero (que también ha pasado por En la tuya o en la mía) veía que su cuenta crecía en 13.000 euros cada vez que grababa un programa de El pueblo más divertido. Sin olvidar tampoco los 1.400 euros diarios que se llevaba al bolsillo Toñi Moreno por su programa vespertino, Entre Todos, que tantas críticas recibió por hacer carnaza con la crisis.

Su entrevista más polémica

Visto lo visto corren buenos tiempos para Bertín y su programa. Aunque no todo iban a ser loas y alabanzas; ya que una de las entrevistas que ha hecho sigue trayendo cola. Tal vez sea la más polémica, no tanto por el contenido, sino por a quién entrevistó

Muchos espectadores mostraron su descontento y se quejaron porque desde la televisión pública, y con dinero público, se diera voz y espacio a la nieta de un dictador, Carmen Martínez Bordiú.

Por ello, el defensor del espectador, Ángel Nodal, pasó a estudiar el asunto. Unas semanas después sus conclusiones han sido que: "se ha tocado la figura del dictador con delicadeza excesiva"

Fotos: RTVE

 

Ver resumen Ocultar resumen

Dicen que las comparaciones son odiosas, y más en Twitter. Ahora, la que ha hecho Gabriel Rufián, puede llevarse la palma

El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados está atento a toda la actualidad de la Familia Real y sus satélites para poner de manifiesto algunas de sus reprochables actitudes.

Y, las cosas como son, se lo ponen muy fácil.

Ver resumen Ocultar resumen

Mucho se ha hablado este fin de semana sobre la pareja estable y tradicional (monogamia y matrimonio, bla bla bla) a cuenta de un artículo de Ana Iris Simón en el diario El País. Defendía la escritora lo bonito de casarse con el novio o novia de toda la vida. Más o menos. Y ha hablado en Twitter sobre ello mucha gente.

Por ejemplo, Nacho Vigalondo.

Seguir a Nacho Vigalondo en redes sociales debería ser obligatorio.

Ver resumen Ocultar resumen

En las últimas semanas, el discurso de Isabel Díaz Ayuso ha tomado un cáriz menos amable de lo habitual.

Obviamente, cada declaración que hace la presidenta de la Comunidad de Madrid, está medida al mínimo detalle para contentar a un electorado que, en los últimos comicios, la apoyó de forma masiva.

Así, si hay que cargar contra abortistas, quienes viven de alquiler o todo madrileño que se salga del tiesto azul que quieren imponer en Madrid, se carga. Sin problema

Páginas