¿Cuánto tendría que haber comido Frodo para llegar a Mordor?

Todo el que haya visto visto las películas o leído los libros de El Señor de los Anillos recordará cómo emprenden Frodo y su inseparable amigo Sam su viaje camino de Mordor. No es que se lo piensen mucho. Tal vez por ello, deciden partir con lo puesto y tan sólo se llevan un poco de pan de lembas cortesía de los elfos. Pocas viandas para un viaje tan largo como el que tenían que hacer desde Rivendel.

Pues bien, será porque estamos en la época en la que todo es mensurable o por pura curiosidad, pero ya se sabe cuánto hubieran necesitado comer. Alguna de estas razones es la que han debido mover a los científicos Skye Rosetti y Krisho Manoharan a calcular con rigor la cantidad de comida que tendrían que haber ingerido para llegar sanos y salvos a sui destino final. 

Las conclusiones del estudio, que han hecho con toda la rigurosidad de su profesión, se pueden leer en en la revista especializada Journal of Interdisciplinary Science Topics. 

Un cálculo exacto

Lo primero que pasaron a analizar fue la cantidad de calorías necesarias para que un grupo de nueve expedicionarios (cuatro hobbits, una elfa, tres humanos y un enano) pudieran comer diariamente. La suma total de calorías a ingerir entre todos, en los 92 días, llegaba a 1.780.214,59. No parece que con el mendrugo de pan que cogieron se cubrieran esas necesidades calóricas. 

Para saber la cantidad total de calorias que iban a necesitar hicieron otra medición previa. En ella, calcularon el metabolismo basal de cada una de las especies. O lo que es lo mismo, la cantidad mínima de energía necesaria para que cada una de las células del cuerpo no perezca. 

Siguiendo estos parámetros confirmaron que un humano que viviera en la Tierra Media iba a necesitar 1.700 calorias al día para no desfallecer; en el caso de los elfos necesitaban un poco menos, 1400; y los hobbit eran quienes (aunque no lo parezcan) necesitarían 1.800 calorías cada día, si no quieren acabar agotados.

Unos datos que comparados con los necesarios  para un ser humano de nuestro tiempo pueden parecer escasos. Si bien hay que recordar que lo recomendado para nosotros son 2.500 calorías al día. Por eso. esas 1.800 que tenía que comer Frodo pueden parecer poca cosa. Eso sí, si se piensa en que la estutura media de los hobbit es poco más de un metro se entenderá el porqué de ese gasto alimenticio.

Una panadería en cada aldea

Tras todos estos datos se concluye que si cada pan élfico tenía un valor calórico de 2.638 calorías Frodo iba a necesitar para su travesía hasta Mordor al menos 75 panes. Sólo para él, pues  para que todos estuvieran alimentados la cifra hubiera llegado a los 675 panecillos. Un buen carro tendrían que haber llevado consigo para poder comer todos. 

Y es que entre Gandalf, Aragorn y Boromir hubieran gastado 214 panes; otros 90 serían para Gimli, 60 más  para Légolas y los últimos 314 para Frodo y el resto de hobbits. Como se ve hubieran necesitado toda una panadería élfica para ellos. 

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

Lo han vuelto a hacer. Y son ya tantas las ocasiones en las que un medio, presuntamente satírico, es más serio que los convencionales, que la preocupación ha alcanzado límites insospechados. 

El Mundo Today ha cogido la polémica del día, le ha dado la vuelta y ha vuelto a arrasar. 

Para ellos, David Broncano es el ex de Paula Badosa y, como tal, lo han presentado en su original visión del asunto. 

Ver resumen Ocultar resumen

Impresionante. Espectacular. Abrumador.

Se acaban los calificativos para describir la fotografía que ha compartido JJ Vaquero en sus redes sociales. La fotografía que nadie había pedido pero que todo el mundo necesitaba y aún no lo sabía.

El cómico, uno de los más respetados y aclamados del panorama humorístico patrio, y famoso por sus continuos comentarios sobre lo poco que cuida su alimentación o el nulo deporte que hace, resulta que tiene un pasado glorioso en lo deportivo.

Ver resumen Ocultar resumen

Francisco Nicolás sigue siendo uno de los personajes más intrigantes, fascinantes y misteriosos de la actualidad política y social patria de los últimos años.

Una historia digna de serie de Netflix que, en su tercera temporada, comenzaría con una sentencia de tres años de cárcel. La misma que le ha regalado la Audiencia Provincial de Madrid por hacerse pasar por un enlace del Gobierno y la Casa Real, para reunirse con el presidente de Alsa, en 2014.

Páginas