Decir NO a veces pesa: 10 actores que rechazaron el papel de su vida

A veces el decir que No repercute en la vida o en el trabajo futuro. Pero como fallos los tenemos todos, los actores más famosos del celuloide también cometen errores. De hecho, algunos rechazaron un papel que luego resultaría ser muy importante y un taquillazo de la gran pantalla.

Denzel Washington, Will Smith, Al Pacino, Mel Gibson, Jack Nicholson, Matt Damon, Harrison Ford, Heath Ledger, Sean Connery, John Travolta, Kevin Costner, Gwyneth Paltrow, Tom Cruise, Meg Ryan, Johnny Deep, Kate Winslet, Bruce Willis, Sandra Bullock, Penélope Cruz, Meg Ryan, Marilyn Monroe y Demi Moore son sólo algunos de los que no acertaron con su elección.

Errores de actores y actrices de todos los tiempos

La mítica Marilyn Monroe rechazó el papel de Holly Golightly en Desayuno con Diamantes, a pesar de que el autor de la novela, Truman Capote, quería que lo interpretara ella. Finalmente fue Audrey Hepburn la protagonista. Se hizo famosa en todo el mundo gracias a esa actuación.

Por su parte, el australiano Heath Ledger (fallecido en 2008) dijo No a ser Peter Parker en El Hombre Araña en el año 2002. Su sueño era interpretar al Joker en The Dark Knight y lo cumplió.

La actriz Sandra Bullock rehusó a encarnar a Maggie Fitzgerald, la boxeadora de Million Dollar Baby. A Hilary Swank le vino bien. La protagonista de la película de Clint Eastwood ganó un Óscar por su trabajo en este film.

También ganó un Óscar como mejor actor Tom Hanks por su trabajo en Forrest Gump. Fue John Travolta el primero el la mente del director para interpretar al gran Forrest pero el prota de Grease y de Pulp Fiction se negó a hacerlo.

Por su parte, Will Smith pasó de interpretar a Neo en Matrix. Finalmente fue interpretado por Keanu Reeves y la cinta revolucionó la industria y se convirtió en una trilogía de culto. Smith rechazó también el rol de la nueva versión de Django de Tarantino. Su representante quería que aceptara el papel pero el actor se negó porque consideraba muy violento el tono del film.

Intercambio de papeles

La estadounidense Gwyneth Paltrow no quiso ser Rose en una de las películas más laureadas de todos los tiempos: Titanic. Finalmente la interpretó Kate Winslet. Su imagen con Leonardo Di Caprio cogiendola por la cintura quedará en las retinas de los espectadores para siempre. Por el contrario Kate Winslet rechazó ser Viola De Lesseps en Shakespeare Enamorado y el papel lo tomó finalmente Gwyneth Paltrow.

El actor de actores Sean Connery se lleva la palma en esto de desechar papeles. Dijo No a 10 millones de dólares por ser Gandalf en El Señor de los Anillos por,según señaló, no entender la trama de los libros y rechazó también el papel del Arquitecto en Matrix y el del protagonista en El Caso Thomas Craw, el de Hannibal Lecter en El Silencio de los Corderos y el del padre de Indiana Jones.

Nuestra actriz patria Penélope Cruz rehusó participar en Tesis de Alejandro Amenábar porque ya estaba comprometida para Brujas.

Denzel Washington, conocido por American Gangster, Déjà vu, Plan Oculto o El Mensajero del Miedo, entre otras, se declaró arrepentido después por haberse negado a encarnar a uno de los personajes de la que muchos consideran una de las mejores películas jamás hechas: Se7en de David Fincher.

Papeles para grandes films que fueron a parar a manos de otros debido a una mala elección de algunos actores. Aún así todos ellos consiguieron ser grandes estrellas del celuloide por otras películas.

Fotos: Facebook, Twitter, Pinterest e Instagram.

Ver resumen Ocultar resumen

Si algo tiene Ignatius Farray, es que su forma de expresar sentimientos es tremendamente honesta. 

Para bien y para mal. 

El cómico tinerfeño, lo mismo te hace una disertación sobre el alma, que te chupa en pezó que, como es el caso, te planta un meme con una lista de las batallas que ha lididado o sigue lidiando en su día a día

Ver resumen Ocultar resumen

Françoise Hardy, la cantautora, modelo y actriz francesa de 77 años, ha vuelto a la primera línea de la controversia como lo hizo en su juventud al luchar por el aborto o los anticonceptivos. Esta vez ha abogado abiertamente por la eutanasia al sentir que se encuentra en el final de su vida. Quiere el suicido asistido. Pide morir dignamente.

Ver resumen Ocultar resumen

Estamos ante una mujer peleona y de fuertes convicciones feministas y progresistas así que no es tan raro que Sara Sálamo se halle muy habitualmente en el centro de diversas controversias. Es actriz pero también ser humano libérrimo con opinión propia y, además, no tener miedo a expresarla.

Páginas