Ea, ea, ea, Juan Camus se cabrea (again) por no cantar en El Reencuentro

¿Qué le pasa a Juan Camus? ¿Necesita un abrazo? ¿Un solo en OT: El Reencuentro? ¿Un dueto con Katy Perry? Vaya usted a saber. Lo cierto es que, desde hace meses, el ex triunfito vive en un estado de cabreo permanente que no es nada bueno para la salud. 

ot

Por si alguien ha estado en Marte, con Elon Musk, y no sabe de qué va la cosa, pongamos antecedentes. El próximo 31 de octubre, los participantes de la primera edición de Operación Triunfo, se reunirán en un concierto especial llamado OT: El Reencuentro, que vendrá acompañado de un documental. Van a petarlo. Literalmente. 

ADEMÁS: ¿A ti no te ha bloqueado Juan Camus en Twitter? No eres nadie

La idea entusiasmó a los triunfitos, que se sumaron al proyecto sin pensarlo. Bueno, todos menos Juan Camus. Sí, amigos. Bisbal, Bustamante, Chenoa... Todos dieron el sí, quiero pero Camus se hizo de rogar. Mucho. Demasiado. No obstante, cuando ya estaba descartado, un requiebro inesperado de Gestmusic y el propio cantante, hicieron que se sumara a la función, completando el pleno de triunfitos. 


Todos felices, todos contentos y todos con muchas ganas de reencontrarse y trabajar juntos. Bueno, salvo Juan Camus. Sí, amigos. Juan Camus ha vuelto a enfadarse. ¿Cuál ha sido el motivo esta vez? Pues, según ha comentado el propio cantante en su cuenta de Twitter, convertida en Portavocía oficial de Juan Camus, "no me dejaron cantar nada". 

ADEMÁS: Recordando canciones de Juan Camus y otros triunfitos a los que perdiste la pista

¿En serio? ¿Por qué será? Lo cierto es que, sin entrar a valorar las aptitudes vocales de Juan Camus, es lógico pensar que un elemento que ha generado tanta distorsión, entre un grupo de 16, pueda tener menos protagonismo en el global del evento. Sobre todo cuando se incorporó tarde, mal y nunca, y con los ensayos ya comenzados. 


No obstante, y dejando de lado que lleve o no razón, ¿acaso no ha sido "especial", como el mismo afirmó, reencontrarse y volver a trabajar con sus compañeros? ¿Acaso mi música ya no es tu voz? ¿Acaso tiene envidia de Bisbal y Naím? Nadie lo sabe.

ADEMÁS: Juan Camus ataca de nuevo; esta vez a por Cristina Pedroche

Lo cierto es que Juan Camus se ha convertido en el Caballo de Troya de OT: El Reencuentroy va camino de reventar el evento desde dentro. Antes de que esto ocurra, que alguien le dé un abrazo. Bueno, o un micro, según se tercie. 


Por cierto, para interesados en animar al cantante, este tuit es una muestra de lo que no se debe hacer. ¿Que es gracioso? Mucho, pero a Juan Camus le duele, y si le duele a él, le duele a la música

Fotos: Twitter

 

 

 

Ver resumen Ocultar resumen

Los reality shows llevan viviendo una época dorada en nuestro país desde que comenzó Gran Hermano allá por el año 2000. Y es que, aunque nos lo neguemos a nosotros mismos, todos somos un poco voyeurs y nos encanta saber lo que hacen los demás en su intimidad.

Ver resumen Ocultar resumen

Si algo no se le puede negar a Netflix es la variedad. Tiene películas y series de gran calidad, pero si se tiene que dar al entretenimiento puro y duro, de ese que se consume con media neurona, se da sin ningún problema.

Desde que descubrió el mundo de los realities, no ha habido manera de pararle y ha ofrecido auténticas joyas que, si bien no pasarán a los anales de la historia, sí nos hacen pasar un rato entretenido.

Ver resumen Ocultar resumen

A medio camino entre First Dates y Mask Singer se ha quedado uno de los últimos y más bizarros programas de Netflix.

Sexy Beasts se presenta como un dating show diferente y original, en el que los solteros que se presenten a buscar pareja, lo harán ataviados con tremendo maquillaje de animales, monstruos y bestias y una serie de prótesis para que sean, absolutamente, irreconocibles.

Páginas