El baile más picante (y loco) de María Valverde

María Valverde está feliz de la vida. Y se nota. Es más, para celebrarlo no ha tenido otra ocurrencia que marcarse el baile de la victoria. Un contoneo de caderas y su mejor sonrisa mirando a cámara para celebrar el buen momento por el que está pasando. Ahí queda eso. Y que le quiten lo bailado. Nunca mejor dicho. 

Y no: el culpable no es un nuevo amor. La actriz está muy a gusto sola y no necesita de nadie para pasárselo tan bien como demuestra ahora en este último vídeo que acaba de subir a Instagram.

Recientemente, en un acto para Tampax, marca de la que este verano es imagen, María se encargaba de dejarlo claro: Este verano quiero disfrutar de mis amigos, de mi familia y de lo que me espera. Estoy muy bien como estoy. No busco el amor, creo que es algo que si tiene que llegar llegará, pero no se planea.

Desde que el pasado verano finalizara su relación con el actor Mario Casas, la actriz no ha vuelto a presentar nuevo novio; algo lógico viendo cómo de apretada ha sido su agenda en los últimos tiempos. Además de Ali & Nino, que ha rodado en los últimos meses en Azerbaiyán, María estrena este año otros proyectos como LibertadorBroken HorsesGalápagosGernika o Ahora Nunca, su primera comedia, de la que habla maravillas.

La señora de Rovira

La experiencia ha sido buenísima y, además, he pasado grandes momentos con los que ahora considero mis amigos, mis compañeras de rodaje. Sin embargo, ha sido una experiencia nueva nueva y algo difícil para mí ya que se trata de mi primera comedia y nunca había intentado hacer reír con mis interpretaciones, aseguraba la actriz en el evento de Tampax.

En esta película, que presentó en Madrid el pasado mes de junio, María se mete en la pie de Eva, una joven que, si no lo remedia la sucesión de catastróficas desdichas que van ocurriendo a lo largo del filme, pretende casarse con Alex (Dani Rovira). 

Pues eso, que visto lo visto, como para no ponerse a bailar. 

Fotos y vídeo: Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

Que Snickers y Aless Gibaja han patinado con su última campaña, es un hecho.

Un anuncio que huele a alcanfor y que, por si quedaban dudas, ha sido aplaudido y compartido por la derecha tuitera que ha cogido el "tómate un Snicikers" como una forma de mandar callar a quienes lucen bandera LGTBIQ+ en sus perfiles.

Obviamente, los mensajes contrarios a la campaña han sido decenas de miles.

Ver resumen Ocultar resumen

Guste más o guste menos, es innegable que el fútbol sigue levantando pasiones, removiendo sentimientos y condicionando el día a día de millones de personas.

Cuando a muchos aficionados al deporte se les empezaba a llenar la boca con las Olimpiadas, asegurando que hay muchos deportes que son más entretenidos que el fútbol, ha llegado la bomba que ha dejado los Juegos Olímpicos en un segundo plano. Y ojo, quienes piensan que muchos deportes olímpicos son más entretenidos que el fútbol, tienen razón. Ahora, no mueven tanto como lo hace el balompié.

Páginas