El desembarco español en las series USA

Hace unos años era una noticia casi de alcance cuando un español o española se iba a hacer las américas y copnseguía un papel en la meca del cine. Hollywood había sido un territorio vetado durante mucho tiempo. Ahora es mucho más frecuente ver que actores patrios optan por trabajar en el mercado anglosajón y el cine tiene las puertas mucho más abiertas. 

Pero como las series es el nuevo cine, sobre todo en cuanto a ideas arriesgadas y proyectos de calidad, no es nada extraño ver a actores de mucho calibre marchándose a por un guión televisivo. Lo hacen los propios actores norteamericanos y no iban a ser menos algunos intérpretes españoles. 

Y hay que decir que, nuevamente al frente se sitúa Antonio Banderas, que al igual que otras estrellas hollywoodienses, que tienen un estatus parecido, ha aceptado una oferta de una cadena de televisión para protagonizar una ficción. En su caso protagonizará Havana Quartet, en la que dará vida al detective cubano Mario Conde, que es un personaje literario creado por el escritor Eduardo Machado. 

Silvestre se consolida con Sense 8

A la aventura americana también se ha apuntado otro actor nacional de prestigio, aunque en sus caso más televisivo que cinematográfico. Hablamos de Miguel Ángel Silvestre que ha renovado una segunda temporada de la serie en la que participa Sense 8. La obra producida por los hermanos Andy y Lana Wachowski, los autores de Matrix y Cloud Atlas entre otras películas, y que tuvieron amplias dificultadas para hallar el acuerdo de renovación. Pero Netflix no estaba por la labor de que no se hiciera y consiguió que se emita, al menos, una temporada más. 

Quien tambiñen se va hacer las américas televisivas es Sergio Peris-Mencheta, que a su flamante fichaje por El Ministerio del Tiempo ha de sumar su papel en Snowfall. Serie de la cadena FX que el actor madrileño va a protagonizar. En ella, Peris-Mencheta da vida a Gustavo Zapata, alias El Oso; un ex boxeador mexicano que acaba convertido en un gánster. 

Javier Cámara, el último en sumarse hasta ahora 

Y muy lejos de ser un gánster, aunque con un papel tambiñen oscuro e importante se marcha Javier Cámara a Estados Unidos. Ahí va a rodar además para la prestigiosa HBO. Cámara se embutirá en el papel del cardenal Gutiérrez que será el maestro de ceremonias de El Vaticano en The Young Pope: una serie de las que prometen nivel y mucho. 

Javier Cámara se codeará ahí con actores y actrices del calibre de Jude Law y Diane Keaton, que  representará a la hermana Mary. La producció nde ocho capítulos está dirigida por Paolo Sorrentino, director de filmes como La Gran Belleza. 

Pero no sólo son actores, sino también actrices quienes ponen rumbo al país de las oportunidades como es el caso de Paz Vega que iba a protagonizar Video Synchronicity, una ficción de la factoría de David Fincher para HBO. Decimos iba, porque la cadena anunció que se iba a paralizar el rodaje hasta nuevo aviso. 

Otra chica española que también se apunta a marcharse a Estados Unidos es Ivana Baquero que será una de las tres protagonistas de una de las apuestas de MTV para el nuevo curso: Las Crónicas de Shannara.

Fotos: 

 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

El próximo 12 de abril vuelve la que quizás sea la gran serie del último lustro. Al menos es la que mayor fenómeno fan ha generado. Juego de Tronos, la adaptación televisiva de HBO de los libros de George R.R. Martin regresa con su esperada quinta temporada. Una temporada que se verá, de forma simultánea, en 170 países. Sí, hay tantos y alguno más. 

Ver resumen Ocultar resumen

El mes de abril va a ser una fiesta continua para los seriéfilos. Si el 12 de abril regresa una de las series más esperadas en todo el mundo, Juego de Tronos, seis días después lo hace otra que no se le queda atrás en seguidores, Orphan Black. 

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

En el anterior episodio Jimmy demostraba que el amor en su caso es casi lo más relevante para él. Antes incluso que su carrera en la Abogacía. En la octava entrega de Better Call Saul, Vince Gilligan tira de nuevo de uno de sus recursos habituales; los saltos temporales.

Páginas