El día que Freddy Mercury humilló a Kanye West

Si de los errores se aprende, todo apunta a que Kanye West es hoy en día algo más inteligente que hace una semana. El motivo no es otro que una canción. Sí, tan sólo un tema ha servido para que medio mundo critique al rapero, recordemos, con más premios de la historia. 

Pero claro, como bien dice el refranero, zapatero a tus zapatos. Kanye West, marido de la omnipresente Kim Kardashian, decidió que el mundo del rap se le quedaba pequeño y se lanzó a la piscina con un cover de otro grande de la música. Ahí comenzó su error. Y es que el grande que escogió, a pesar de habernos dejado hace casi dos décadas, sigue siendo inimitable. Hablamos de Freddy Mercury, líder de la mítica Queen

Bohemian Rhapsody

No queda ahí la cosa, el bueno de Kanye fue a escoger la opción más complicada: Bohemian Rhapsody. Casi nada. Y lo peor es que fue a interpretarla en pleno Festival de Glastonbury, uno de los eventos musicales más importantes del año, en el que celebrities y miles de personas se juntan en directo, mientras que millones lo siguen online. Mala plaza para hacer experimentos. 

Obviamente, al minuto de perpetrar la épica canción, comenzaron a surgir memes por todo Twitter. Eso sí, lo más grande estaba por llegar. Y es que la radio Q104.3, una emisora de rock de Nueva York, hizo un montaje en el que se ve a Freddy Mercury juzgar su versionada canción para, posteriormente, interpretarla él. El resultado, un epic win de Mercury y la cara de Kanye, un auténtico poema. 

Seguro que la próxima vez que Kanye West se lance a la piscina del rock, le da por comprobar, antes de saltar, si hay agua rapera para amortiguar el golpe. De todo se aprende, Kanye. 

Fotos y vídeo: Youtube y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Tamara Gorro se ha lanzado al mundo youtuber. Tiembla Rubius. Bajo su nombre fetiche, El Gorro de Tamara, la televisiva se lanza al mundo vídeos que tanto controla como lleva tiempo demostrando en Instagram. 

Ver resumen Ocultar resumen

Si alguien pregunta a este joven, cuál es su película favorita, que nadie dude será Dos tontos muy tontos. ¿El motivo? Una escena concreta, la de la lengua, que quiso imitar en el grifo helado de cerveza de un pub

Ver resumen Ocultar resumen

Quien no sepa cómo se las gastan en China con la publicidad, aquí tiene un ejemplo claro. Los creativos orientales saben que tienen que destacar, en un mercado saturado de comerciales, que llega a millones de personas. Algo parecido pasa en Japón, donde ya recopilamos los mejores anuncios de 2015

Páginas