El hombre que intentó hacer la dieta de The Rock durante un día

Como dicen los especialistas, no intenten hacer esto en casa. A menos que se llamen Dwayne Johnson, se apoden The Rock, midan 1'96 metros y pesen 118 kilos. Y es que el estilo de vida del famoso actor y luchador no son aptas para el 99,9% de los mortales. Y a las pruebas nos remitimos. 

Echando un ojo a vuelapluma, vemos que para mantener el cuerpo ultra musculado, el actor ingiere cinco kilos de comida (sí, cinco), que suman más de 4.000 calorías. A todo ello hay que sumar 90 minutos (5 o 6 días a la semana de ejercicio), más una hora de cardio en ayunas. Un cardio que, por cierto, hace de 4 a 5 de la mañana, cuando se levanta. 

Y lo más complicado es que la dieta se reduce a menos de una decena de elementos: arroz, pollo, ternera, verduras, pescado, patatas y claras de huevo. Duro, ¿verdad? Que se lo pregunten a Sean Evans, uno de los redactores de la revista Complex, quien intentó seguir el ritmo del actor durante un día, tanto en entrenamiento, como en comida. 

Lo peor para él, a parte de que el reto en sí es imposible para un ser humano medio, es que...¡odia el pescado! Pues ni más ni menos que 800 gramos de pescado diario lleva la dieta de The Rock. No quieres pescado, pues toma dos raspas. 

Medio reto conseguido

Con todo y con eso, el bueno de Sean aguantó hasta algo más de las 14:00 horas el ritmo, antes de vomitar por primera vez (no sería la última, ni mucho menos). Lo curioso es que, una vez descomido, Sean sacó su lado optimista y aseguraba que así tenía más espacio para comer. Curioso funcionamiento el de la mente ante los retos. 

Pero claro, sólo hay un Dwayne Johnson y Sean lo ha descubierto por las malas. El gran problema que se ha encontrado es que no tenía tiempo material para hacer la digestión. Tampoco ayudaba que las rutinas de entrenamiento de The Rock son bestiales. Reto imposible para Sean que tuvo que desistir y admitir que el cuerpo de The Rock es una máquina perfectamente engrasada y equlibrada. Eso sí, chapeau por intentarlo y conseguirlo, aunque sólo fuera medio día. Todo un logro. 

Fotos y vídeo: Youtube y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

De vez en cuando, Fernando Sánchez Dragó asoma la patita para recordar al mundo y a Twitter que está por ahí. 

A sus 85 años, al escritor y presentador le gusta más una polémica que una... bueno, le gusta mucho una polémica. 

Ahora, habituados a sus salidas de tono sobre encuentros sexuales interminables, amantes foráneas de edades sospechosas y palos al gobierno de coalición, sorprende que ahora se destape cargando contra Dabiz Muñoz.  

Ver resumen Ocultar resumen

"Yo tengo un pato dentro del símbolo de la paz en el culo"

Así, sin anestesia, ni preaviso soltó Inés Hernand a David Broncano la bomba. 

La cómica, abogada y colaboradora de La Resistencia, entre otras mil ocupaciones, no sólo ha confesado que tiene uno de los tatuajes más feos del mundo, sino que lo ha enseñado. 

Ver resumen Ocultar resumen

Quien haya ido a algún monólogo de Dani Mateo o le siga a menudo, conocerá el carácter de su padre. 

No obstante, para quien no tenga nociones del señor Mateo senior, basta con leer el tuit que el cómico y presentador le ha dedicado, para saber cómo se las gasta

Un padre de la vieja escuela, al que muchos reconocerán en sus propias carnes. 

Páginas