El mal trago de Ana Obregón en Trabajo Temporal

Retornaba en la noche del miércoles Ana Obregón a Televisión Española. No es que la actriz y bióloga, que año tras año se encarga de dar la bienvenida oficial al verano de los famosos con su posado playero, vuelva para presentar una reedición de ¿Qué apostamos?; ni que su reality al más puro estilo de Las Kardashian vaya a tener un hueco en la parrilla de la tele pública. 

También está descartado que regrese a La 1 para postularse para la vacante que ha dejado en Las Mañanas de La 1 Mariló Montero. Su retorno era para un trabajo temporal: tampoco eso es que fuera a presentar una gala de una noche, sino que Ana Obregon pasó a ser camarera y limpiadora de un hotel, por unas horas en 'Trabajo Temporal': el nuevo programa de TVE, que en su estreno de la pasada semana no despertó una gran pasión en el público.

El formato consiste en que los famosos de la televisión se arremanguen y pasen a ajercer empleos que tiene cualquier hijo de vecino. Así en el segundo capítulo del programa iban a acudir Carlos Sobera y Ana Obregón.

ADEMÁS: Ana Obregón tendrá un reality a lo Kardashian 

Ligeros apuros

El presentador pasaría el día como mozo de almacén, teniendo cargar y descargar cajas de frutas. Un esfuerzo físico que le hizo sudar la gota gorda al vizcaíno.

Y a Ana Obregón le tocó ver la otra cara de los hoteles: sí, ella iba a ser una de las chicas de la limpieza del establemciento. Su primer shock se produjo cuando al llegar, en lugar de acceder por la puerta principal, fue invitada a que entrara por la trasera, como todos los trabajadores.

Después le tocó tener que coger el mocho, el kit de limpieza, ropa para cambiar las camas y el uniforme con el que iba a pasar el día frotando, limpiando, cocinando y sacándole brillo a culquier rincón del establecimiento.

ADEMÁS: Ana Obregón de ayer a hoy mismo 

Se lo tomó de buen humor 

Un trabajo agotador, que iba a dejar exhausta a la actriz y presentadora, después de una larga jornada laboral. Además, pronto iba a padecer los rigores del oficio al entrar a la primera suit que le tocó limpiar.

Al ver cómo habían dejado los huéspedes el lugar dijo: “Que digo yo que la gente es un poco guarrita, ¿eh? Porque mira cómo han dejado la cama. Qué habrán estado haciendo estos esta noche”. 

Para después confesar que a ella el baño es lo que le daba más asquito. Al decirlo no encontró compasión en la jefa, que le pidió que se pusiera guantes.  Así que no le quedó otra que limpiar y limpiar durante todo el día. Al menos, no abandonó el buen humor para hacerlo. 

Fotos: RTVE

Vídeo: RTVE

 

Ver resumen Ocultar resumen

Desde que la conocimos en El Internado, allá por el año 2007, Blanca Suárez no ha parado de cosechar éxitos. Y de trabajar, mucho y en todos los sitios, tanto en cine como en televisión. Y en publicidad, por supuesto, porque Blanca Suárez es una de las actrices más cotizadas por las marcas de belleza o moda.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido de lo más comentado el corte de coleta de Pablo Iglesias a izquierda y derecha, dándole dimensión simbólica o ejerciendo el mero cachondeo celtibérico, esa costumbre de reirnos de todo que a veces nos sana y, en otras ocasiones, nos devuelve a las estampas de la España negra que pintara y escribiera Gutiérrez Solana, la España de carcajadas con caries y aliento agrio.

Sea como sea: ya está con nuevo look el que fuera líder de Unidas Podemos.

Ha hablado todo el mundo de ello.

Ver resumen Ocultar resumen

Las comparaciones son odiosas pero, en muchos casos, necesarias y atinadas

Apenas ha pasado una semana desde que Isabel Díaz Ayuso arrasara en las elecciones a la Comunidad de Madrid con una campaña basada en una mal entendida libertad, que ni siquiera necesitó de un programa electoral. ¿Para qué?

Una libertad que, curiosamente, con el fin del estado de alarma, ha dejado de serlo. 

Páginas