El Ministerio del Tiempo: Houdini o Abracadabra pata de cabra

Tve1 - Lunes a las 22:00

La magia y el escapismo han llegado a El Ministerio del Tiempo de la mano del mismísimo Houdini y de la de Joaquín María Argamasilla.

Todo comenzaba con Amelia haciendo espiritismo. Para alegría de muchos ministéricos, la joven la preguntaba a la ouija que si Julián volverá y respondía que sí. Más tarde la tabla se movía y escribía bajo ella el nombre de Houdini. La única mujer de la Patrulla del Tiempo no entendía bien el significado de este nombre pero Pacino se encargaba de explicarle que fue el gran mago de principios de siglo.

Viaje al Madrid de 1924

Alonso, Pacino y Amelia viajaban en esta ocasión al Madrid de 1924. Allí se hacían pasar por trabajadores de una revista y conocían a personajes tan reconocidos como Valle-Inclán, Ramón y Cajal y Argamasilla.

En la sala se encontraba, además, una curiosa pitonisa de pelo rojo que con sus afirmaciones jugaba con los sentimientos de la gente. En ese momento Benito (así se hacía llamar Pacino) le reprende a la mujer para afirmar que las niñas desaparecidas están muertas y muy cerca de su casa, concretamente en un contenedor de Cea Bermúdez. Ramón y Cajal va a contárselo a la policía y al comprobar que Benito tenía razón, detienen a la pitonisa.

Amelia Folch se asustaba cuando en su sesión de espiritismo aparecía el nombre de Houdini-

Más tarde Pacino les contaba a sus superiores de el Ministerio que ese de las niñas fue uno de los primeros casos de la policía forense en España y, como su padre y su abuelo trabajaban en el cuerpo, había oído hablar mucho del tema.

La Estatua de la Libertad en El Ministerio

Después esta serie sin precedentes, volvía a sorprender a propios y extraños, haciendo que su patrulla hiciera su primer viaje fuera de nuestras fronteras, concretamente a Nueva York.

Pacino, Amelia y Alonso viajaban allí en el barco Leviatán junto a Argamasilla.

Tras divisar la Estatua de la Libertad y llegar a su hotel en la ciudad de los rascacielos, Joaquín María Argamasilla sale con un sospechoso acompañante que le lleva a un bar clandestino. Allí se reúne con J. Edgar Hoover, el primer Director del FBI y con el dueño de un gran circo, entre otras personas. Benito le descubre y se ve obligado a demostrar sus poderes porque ve el futuro. Él, Pacino, haciéndose un poco el sobrado, hasta comentaba: ¡Fijate bien en ese hombre!. Será un gran actor. Lo que el Viento se Llevó. Acuérdate.

Pacino descubría como farsante a la pitonisa.

Luego, era Argamasilla, que decía que podía leer un folio escondido dentro de una caja de madera o ver la cicatriz que tenía Alonso en el costado sin haberle visto sin ropa, tenía que verse las caras encima de un escenario con Houdini. Y con los nervios Argamasilla fallaba en casi todo.

Y, finalmente, era la Patrulla del Tiempo, y el propio Argamasilla, los que tenían que darle gracias a Houdini porque cuando un hombre con una pistola efectuaba varios disparos sobre ellos, era el escapista el que al esconderlos tras una cortina y aparecer tras ella, curiosamente, un cristal blindado y hacerlos desaparecer, les salvaba de una muerte segura.

Argamasilla también dice tener poderes.

Habrá que esperar al próximo capítulo a ver si, casi por arte de magia, reaparece Julián en la serie. El que sí que es seguro que estará lunes será el actor Juan José Ballesta, haciendo un pequeño papel en El Ministerio del Tiempo.

Fotos: RTVE y Twitter.

Ver resumen Ocultar resumen

El true crime sigue fascinando a la audiencia de nuestro país y hay un caso concreto que se ha llevado a la pequeña pantalla dos veces en los últimos meses: el caso Wanninkhof.

Ver resumen Ocultar resumen

Mientras Isabel Díaz Ayuso continúa su cuestionable gira por Estados Unidos, Juan Carrasco no quiere ir a la zaga de la presidenta de la Comunidad de Madrid.

El protagonista de Vota Juan, la serie de Movistar Plus, mantiene informados a todos sus seguidores, a través de sus perfiles en redes sociales.

Su última actualización ha servido para dar cuenta de la agenda que ha seguido su equipo en su visita a Washington DC, capital de Estados Unidos.

Ver resumen Ocultar resumen

Historias para no dormir fue una serie dirigida y realizada por Chicho Ibáñez Serrador, que adaptaba obras literarias de terror, misterio, ciencia ficción o suspense​ de autores como Ray Bradbury, Edgar Allan Poe o Robert Arthur. Se emitió entre 1966 y 1982 y consiguió revolucionar la televisión en España, atreviéndose a sumergirse en el terror y la ciencia ficción como si fuese el mismo Hitchcock.

Páginas