El Pequeño Nicolás, a lo House of Cards: 'Quiero ser senador'

Hace poco más de un año, un joven barbilampiño, con cara de pillo y desconocido, hasta ese momento, revolucionó el mundo de la política, de la televisión y, sobre todo, de Internet. Sí, el Pequeño Nicolás fue la sensación de 2014. Sus revelaciones, su saber estar, su actitud de aquí estoy yo, ¿qué pasa? encandiló a un país que lo elevó a los altares. Los 15 minutos de fama de este joven madrileño duraron bastante más. Eso sí, la caída a los infiernos del ostracismo y el olvido fue más dura por ello. 

Ahora, meses más tarde, con los políticos envueltos en las Elecciones Generales y tras un tiempo más que prudencial de descansao, Francisco Nicolás vuelve a la carga. Quiero ser senador para cerrar el Senado. Toma ya. A puerta gayola vuelve. Artista. Pero sí, parece que el joven, de 21 años, va en serio y quiere comenzar su carrera política. La segunda. Esta vez, por los cauces habituales. 

Sigla buscando

Tal y como ha comentado en una entrevista a El Mundo, su partido aún no tiene nombre pero lo decidirá, la semana que viene, a través de una encuesta online. Sí, señor. Genio y figura. Otra cosa no, pero al menos en esto, no se le puede negar la colaboración ciudadana. Eso sí, mejor que dé varias opciones porque como deje a la gente proponer, lo más suave que va a obtener será PNP (Pequeño Nicolás y Pechotes) o APSPN (Agrupación Pro Selfies para el Pequeño Nicolás). 

Sea como sea, parece que Francisco Nicolás lo tiene claro, quiere ser el Frank Underwood de la política española. Eso sí, en su caso, con una candidatura independiente... ¡al Senado 2015! Sí, quiere entrar ya en las listas de estas Generales. Ojo, que si hubo momentos en los que Belén Esteban habría sido una de las fuerzas políticas más votadas, que nadie descarte que ver al Pequeño Senador Nicolás prometiendo cargo en unos meses. 

Por cierto que la comparación con Frank Underwood no es casual. Su campaña empiza con el envío de la foto oficial, en un archivo que se llama houseofcards.org. Ojo con los derechos de imagen, a ver si Netflix se va a quedar con todos los fondos de la campaña y la va a cerrar antes de empezar. 

En la foto, Francisco Nicolás está en el Senado, sí, el que quiere cerrar, y su gesto es serio y profesional. Además, se le ve más delgado que en sus últimas apariciones televisivas. Y sí, para quien se lo esté preguntando, esta foto arrasaría en Tinder y variantes. 

Ni izquierdas, ni derechas

Volviendo al ámbito político, el joven aspirante a senador confiesa que el sistema me ha utilizado, pero yo no tengo ideología. Estoy cansado de la división entre izquierdas y derechas. Es decir, uno más que se quiere posicionar en un centro cada vez más abarrotado. Y es que Nicolás cree en lo que funciona y lo que no; y el Senado no funciona. 

El Pequeño Nicolás tiene claro que su función es ser el caballo de Troya del Senado, para suprimirlo desde dentro. ¿Lo conseguirá? Lo sabremos en unos meses. De momento, el único Senado que pisará en las próximas semanas, será el de su madre cuando le pregunte, a las 21:00 horas: Fran, ¿has senado ya o te preparo algo? 

Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Le han dado el Premio Nacional de Cinematografía. Con todo merecimiento. Porque José Sacristán es un grande de nuestro cine. Un grande del cine mundial. La voz de trueno más hermosa y reconocible. Un icono.

¿Y cuáles son sus mejores trabajos?

Difícil elegir.

Pero he aquí una selección de títulos en los que José Sacristán brilla aunque, incluso, la película sea tirando a mala. Vamos allá.

Ver resumen Ocultar resumen

Ojo, Miley Cyrus, que Black Eyed Peas y Coldplay te adelantan por la derecha. 

Pedro Sánchez ha pasado de recomendar pizzas cojonudas a intercambiar mensajes con lo más selecto de la música mundial. Bueno, y a dirigir un país ante la peor pandemia del último siglo, entre otras cosas. 

De hecho, a raíz de la pandemia, muchos rostros conocidos están reclamando que las vacunas también lleguen a quienes no tienen acceso sencillo a ellas. 

Ver resumen Ocultar resumen

Van camino de 10 años juntos en antena y se nota. 

Sandra Sabatés y Wyoming son mucho más que compañeros. Su asociación, su química y su complicidad se nota en esos momentos en los que se permiten saltarse el guión y demostrar que se conocen como si se hubieran parido. De forma figurada. 

Una muestra de este buen rollo entre ambos la han dado en la edición de este jueves de El Intermedio. 

Páginas