Emociones encontradas en el teaser de Furious 7

La película lo tenía todo para triunfar. Un elenco majestuoso, un presupuesto brutal (250 millones de dólares) y el respaldo de una saga de éxito con seis películas a sus espaldas. Por desgracia, Furious 7 llegará el próximo 2 de abril a los cines de medio mundo, convertida en un homenaje póstumo al gran valedor de la saga: Paul Walker. Un hecho que ha convertido el estreno en uno de los acontecimientos del año en Hollywood. 

Y es que el actor, fallecido el 30 de noviembre de 2013, en un fatídico accidente de coche, se ha convertido en el desgraciado protagonista de esta última entrega. Así las cosas, la adrenalina y acción del filme se combinarán con las lágrimas de fans, compañeros y amigos.

Eso sí, todos ellos tienen un momento en mente: el día del estreno y éste está a punto de llegar. Aunque antes la productora está dejando algunos teasers de adelanto que confirman las sospechas: la séptima parte no ha escatimado en espectacularidad. Si van a despedir a Paul Walker, que sea a lo grande. Así lo habría querido el actor.

Goodbye, Bro

El filme, que apunta a taquillazo histórico, está en plena promoción, con todo su elenco recorriendo Estados Unidos y dejando momentos que encogen el corazón. Momentos como el que protagonizó Vin Diesel, amigo/hermano de Paul Walker, cuyo bromance traspasó la pantalla. Ambos eran íntimos desde el rodaje de la primera película. 

El actor, de 47 años, estaba presentando el preestreno en Los Ángeles cuando, tras pocos segundos de speech, no pudo contener las lágrimas al recordar a Walker. Momentos de ilusión para los protagonistas, pero también muy duros. El público, que rompió en una sonora ovación cuando vio la situación, también respondió de forma my positiva al terminar de ver la cinta. Es más, público y crítica coinciden en que es una de las mejores de la saga. Otro motivo para ir a verla.

Por cierto, la admiración y el recuerdo de Vin Diesel no queda en detalles como el que tuvo en Los Ángeles. El actor, quien ha sido padre por tercera vez (con la mexicana Paloma Jiménez), ha llamado a su hija Paulina, en honor a Paul Walker. Detalle de pureza con el que durante tantos años ha sido su hermano en el cine y en la realidad. 

Fotos y vídeo: Universal Pictures

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una edición rara la de los Oscar 2021 y la retransmisión de la gala se saldó con un rotundo fracaso de audiencia. La gran industria quedó en hibernación (salvo excepciones) y la temporada cinematográfica ha sido una oportunidad para el streaming, el cine independiente y las apuestas arriesgadas. No ha habido una mala cosecha (para la que está cayendo). La crepuscular Nomadland, la empoderada Una joven prometedora, el hedonismo salvaje de Otra ronda, la militancia inteligente de Judas y el Mesias Negro.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha sido una gala lentísima, con discursos eternos y un ritmo cansino como hacía tiempo no se daba. Lo de hacer una gala que pareciera una película, se ha conseguido, si la película era Roma, de Alfonso Cuarón. 

A pesar de todo, la 93ª gala de los Oscar ha dejado varios momentazos, una alfombra roja reducida pero tremenda y, sobre todo, un protagonista inesperado con una historia igual de inesperada y dura: la dedicatoria del Oscar de Thomas Vinterberg a su hija fallecida. 

Ver resumen Ocultar resumen

Y cuando todo apuntaba a que el Oscar póstumo a Chadwick Boseman cerraría la gala más aburrida de los últimos años, saltó la sorpresa. Anthony Hopkins, cuya actuación en El Padre es la mejor del año, se lleva de forma justa su segundo Oscar (tras el que se llevó por Hannibal Lecter en El Silencio de los Corderos en 1991). 

Así, el actor británico se convierte en el más veterano en ganar un Oscar, con 83 años. La faena es que ha sido de los pocos que no ha acudido a la gala para recogerlo. 

Páginas