Famosas que luchan contra el retoque del Photoshop

En España fue noticia el uso del Photoshop hace no muchas fechas. El habitual retoque de imágenes que las famosas disfrutan o padecen -según se mire- llegó a las primeras páginas de todos los medios debido a que Inma Cuesta mostró su disconformidad con las modificaciones que El Periódico había hecho de un reportaje fotográfico que la actriz hizo para la publicación.

El motivo era la promoción de la película que protagoniza junto a Eduardo Noriega, Los miércoles no existen. Tras toda la polémica generada fueron muchas las voces que se sumaron a la actriz española. Y no es ésta una batalla que sólo se esté librando en España.

En el resto del planeta también son muchas las actrices que han mostrado su disconformidad con el uso indiscrimiando de esa herramienta de retoque de imágenes. La última en hacerlo es uno de los rostros más conocidos de Hollywood, Kate Winslet. 

Una práctica extendida

La actriz, que todos conocimos como Rose en Titanic, se opone a que su rostro sea modificado con Photoshop. De hecho, recientemente firmó un acuerdo para ser imagen de una reconocida marca de cosméticos y la condición que puso para sellar el trato fue, que en ningún caso, su cara se viera alterada. 

Kate Winslet es una habitual en este tipo de reclamaciones, ya que es una de las componentes de la Liga Británica Anti-Cirugía Estética. Un clib del que también forman parte otras célebres intérpretes británicas como Rachel Weisz y Emma Thompson. 

No sólo actrices han mostrado su disconformidad con el excesivo uso del photoshop, sino que en el pasado -en concreto en 2013- la estrellas del pop Lady Gaga fue crítica con ello. La cantante se quejaba de que en la portada de la revista Glamour la sacaron demasiado diferente a como es. 

Y por ello, en una entrevista con el mismo medio declaró que: "Sentí que mi piel era demasiado perfecta, mi pelo demasiado suave; no lo veo así cuando me despierto por las mañanas". Además quiso lanzar un mensaje por el cual había que luchar contra todo aquello que hace que una niña no se sienta hermosa. Multitud de publicaciones y estándares de belleza que esclavizan a las chicas. 

Adele prefiere ser una chica normal

Otra cantante como es Adele ha sido  portada en el último número de la revista Rolling Stone posó sin ningún tipo de maquillaje a lo que unió que no hubiera retoque alguno en las fotos. Por ello, en dicha portada se puede ver a una Adele lo más natural posible. Ella, en la entrevista, además confiesa que: "no es perfecta, es una chica cualquiera de Londres". Y eso a ella y a sus fans les encanta. 

Otra británica, encantada de su aspecto físico y que prefiere salir al natural, real como es antes que retocada, es Keira Knightley. Famosas son sus quejas al ver el cartel publicitario de El Rey Arturo. En dicho poster le aumentaron el tamaño del pecho a la actriz. 

Ella el verse bromeó diciendo que "esas cosas no eran mías". Ya, antes también con Piratas del Caribe tuvo un hecho parecido. Y desde entonces Keira pide que no le retoquen sus fotografías por considerarla muy plana. 

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

De los creadores de "la nieve no existe, es plástico" o "la vacuna tiene microchips para que Bill Gates nos controle", llega el cierre de la trilogía negacionista: "el volcán orquestado". 

La entrega que no vimos venir. La secuela que nadie pidió pero que Twitter necesitaba. El brindis al sol más gratuito que jamás se ha echado alguien en redes sociales. 

Ver resumen Ocultar resumen

¿Por qué llevaba Pedro Piqueras 15 años esperando para salir del plató de Telecinco a presentar los Informativos? 

El volcán de la Isla de la Palma de Cumbre Vieja es la respuesta

Ni dos crisis económicas históricas, ni una pandemia, ni la Sálvame Fashion Week parecían ser lo suficientemente apocalípticas como para que el presentador saliera del plató de Telecinco

Ver resumen Ocultar resumen

Ante la fuerza desbocada de la naturaleza (y más si va a acompañada de ríos de lava y columnas de humo) se pueden producir diversas reacciones. La más habitual es salir corriendo no vaya a ser que el volcán haga como en Pompeya y nos deje convertidos en piezas de museo.

Pero también están quienes se lo toman con calma.

Y lo primero es llenar la barriga y luego ya veremos.

Al menos es lo que se desprende del audio incluído en un vídeo sobre los primeros momentos de la erupción en la isla de La Palma.

Páginas